1. ALIBRATE
  2. LITERATURA JUVENIL
  3. EL ÚLTIMO SACRIFICIO (VAMPIRE ACADEMY #6)

LITERATURA JUVENIL

EL ÚLTIMO SACRIFICIO (VAMPIRE ACADEMY #6)

RICHELLE MEAD

Calificar:

8,3

64 votos

Sinopsis de EL ÚLTIMO SACRIFICIO (VAMPIRE ACADEMY #6)

A Rose Hathaway no le gusta sentirse enjaulada, pero la carcel te hace eso. Lo que realmente la molesta es lo que ella no hizo - ella no mato a la reina Tatiana. Pero dile eso a la multitud de morois y dhampirs - mitad vampiros como ella - que se reunieron para el funeral... y piden por su sangre! Last Sacrifice es la novela final de la epica serie de vampiros de Richelle Mead... y ella guardo lo mejor para el final. Asesinato... Amor... Celos - todo reunido en el ultimo capitlo cuando Lisa, mejor amiga de Rose enfrenta enemigos quienes no quieren verla en el trono. Cuando Rose es rescatada de la carcel por su unico y verdadero amor, Dimitri, el tiempo es esencial. Ella debe provar su inocencia y salvar a a su amiga, aunque eso signifique hacer un ultimo sacrificio.

6 reseñas sobre el libro EL ÚLTIMO SACRIFICIO (VAMPIRE ACADEMY #6)

Este libro ha sido por completo una aventura. Después de terminar sagas que son largas (o semi largas) es imposible no sentir esa nostalgia al saber que no seguirás leyendo sobre ellos o que tal vez aparezcan en otros libros pero no como personajes principales. Así me estoy sintiendo en estos momentos. A decir verdad, no fue un final de saga impresionante, no fue mi libro favorito de entre todos, pero sí que fangirleé muchísimo. Pasaban muchas cosas a la vez que simplemente no podía parar de leer, porque en sí, todos estos libros son adictivos. Rose definitivamente es ahora una de mis protagonistas favoritas, o tal vez no, tal vez es solo la emoción hablando por mí, ya lo sabré cuando haya pasado más tiempo de haber terminado la saga. Pero de todas formas me encanta, amo su forma de ser, de pelear y de proteger a los demás, me encanta que no sea perfecta y que además siempre diga lo que piensa. Pero no, tampoco pasa inadvertido Dimitri, este hombre que sin ninguna duda tiene muchas cosas sucediendo en su interior, todavía luchando con todo lo que lidió en el pasado, pensando que no puede amar a nadie y culpándose por todo. Y Christian Ozzera, es que, yo simplemente no puedo no amarlo, me encanta cómo tuvo un avance en este último libro, tomando más autoridad y sintiéndose más seguro, de verdad me dolió lo que tuvo que sufrir por algunos sucesos de aquí; él sí que es de mis personajes masculinos preferidos. Y ahora, mención honorífica a Adrian, que está medio loco por el espíritu, es adicto, y está locamente enamorado de Rose; quiero mucho leer más sobre él en la saga spin off. En fin, «El último sacrificio» inicia casi exactamente donde terminó «Deuda de espíritu», donde sabemos que lo que está pasando en realidad es una farsa y que hay mucho más que nadie está viendo. Hay un asesinato por resolver, criminales sueltos, un viaje, corazones rotos, acción, fugas, muchas peleas, strigoi, alquimistas y política. Eso es todo lo que diré acerca de esta última parte. Y a ver, yo hiper mega fangirleé con la parejita de aquí, me pareció súper lindo y muy bien retratada la relación en conjunto con los sentimientos y sucesos que han pasado. Fue tierno e intenso, y la manera en la que se fue construyendo y avanzando todo me encantó. Me encantan también Abe y Sydney, son personajes secundarios que sé que leeré en la siguiente saga, y ya me muero por empezarla. No fue un final perfecto, sin embargo, me dejó con esas ganas de más... Como si esperaba más, lo sentí todo como un final MUY adecuado, lo cual no me encantó. Además de que sentí en algunas escenas de que todo estaba siendo muy meh, tipo, no hubo tanta acción como me hubiese gustado para un final de saga y era todo como que... ¿lineal? No es exactamente la palabra que busco, pero se le acerca. Yo creo que simplemente esperaba más, pero eso no quita que me haya gustado, y que le recomiendo la saga a todos los amantes del fangirleo, peleas y protagonistas fuertes que no le temen a las batallas. Richelle Mead deja algunos puntos abiertos para que lo sigamos en la saga «Bloodlines», pues la historia de unos cuantos personajes no fueron cerradas o no nos enteramos qué fue de ellos luego de todo lo que pasó en esta última entrega. La saga de «Vampire Academy» me gustó, aunque a ninguno de sus libros le di cinco estrellas completas, sí que la amé, la devoré súper rápido, es muy adictiva y todos los personajes son interesantes. La recordaré por un laaargo tiempo, además, todavía me queda por recorrer con la siguiente saga.


Me siento bastante decepcionada por el final que tuvo esta saga, con esta pobre historia que la autora usa para darle un cierre flojo y sin ganas. Decidí anotar, durante la lectura, las cosas que me llamaban la atención. Y, para mi no sorpresa, eran negativas casi por completo. En primer lugar: ¿Por qué Rose no trató de averiguar quién fue el asesino de la reina cuando se comunica con ésta, al principio del libro? En anteriores libros se había comunicado con Mason, que le dio las respuestas como pudo, pero... en fin, conveniencia de trama, ¿no? En segundo lugar: Rose se siente como una niña pequeña cuando sus amigos tratan de cuidarla y protegerla. Es incluso mucho más inquieta e impulsiva que antes. Y la verdad que exaspera. A estas alturas, imaginé que iba a encontrar un cambio notable en el desarrollo del personaje, pero claramente no fue así. Incluso empeoró. En tercer lugar: A medida que pasan los libros, la relación de Rose y Lissa se siente cada vez más irreal. Ya no se siente esa amistad tan "unida" que nos asegura Rose. Simplemente nos quedamos con la idea, pero no se demuestra. En cuarto lugar: Tengo asumido que Rose no es una de mis protagonistas favoritas. Esta observación seguro la anoté durante esos momentos insoportable de Rose. En quinto lugar: Por supuesto, Rose inventa la excusa más pobre para terminar con Adrian y tirarse a los brazos de Dimitri en cuanto él decide ser honesto con sus sentimientos. Pero eso no quita el hecho de que Rose es cero empática con Adrian. O, directamente, no tendría que haber existido nunca una relación amorosa entre Rose y Adrian. En sexto lugar: Tal vez hubiera dado más impacto que Dimitri muriera en el libro anterior, o Rose en este. Habría sido un buen final para ella, y por un momento me lo había creído. Pero la autora, al parecer, tiene la manía de mimar demasiado a los lectores y no permite un final diferente. En séptimo lugar: El señalar a Tasha como la asesina de la reina... es la opción más absurda que me esperaba. Ni siquiera la esperaba. Habría sido genial ver que en realidad había sido Daniella o Adrian, o algún otro inesperado personaje, o aunque fuera Tasha que tuviera realmente sentido el por qué lo hizo. Pero la mejor excusa que se le puede dar es que fue por Dimitri y los ideales de Tasha... qué final más pobre. En octavo lugar: Realmente, no me molesta que eligieran a Lissa como reina, desde el principio nos daban a entender que ella realmente tenía madera para ello. Me extendí demasiado en las observaciones, seguramente, pero es más que nada bronca al ver que una saga de libros que recordaba con tanto amor, al releerlos y llegar a encontrarme con este final... Tenía que darle unas últimas palabras para despedirlo como se debe. Y por último, unas palabras finales: Adrian y Lissa, los mejores personajes de la saga.


No sé qué sentir. Mis emociones son un lío en este momento. Me siento feliz, aliviada, molesta y decepcionada. El final fue disfrutable aunque bastante predecible, no me encuentro muy satisfecha con como terminaron las cosas para algunos personajes, y es que si pudiéramos usar una sola palabra para describir el final del libro sería "incómodo". Además deja muchas preguntas abiertas que se supone serán respondidas en el spin-off, y es que no sabemos realmente qué sucedió con muchos personajes como Sydney, Adrián, Eddie... Aunque amé las aventuras de Rose Hathaway siento que no se le hizo justicia a la saga con este final que a mi parecer dejó mucho que desear.


Moría de ganas por leer el final de esta saga que se robó mi corazón, sin embargo aunque lo disfruté, lo cierto es que no sé esperaba un poco más. Aún no sé si leeré el spin off pero sin duda me quedé con ganas de saber más sobre este maravilloso mundo.


Aunque me resultó pesado algunos de los libros que componen la saga, este último consiguió mejorar mi puntuación final. Estuve a punto de abandonarla, pero Richelle Mead logró engancharme gracias a la protagonista, Rose, que aunque a veces saca de quicio, le da un punto de humor al libro que me animo a continuar.


La última parte de Vampire Academy. Si bien me ha gustado la saga, lo peor de todo ha sido tener que leer esta pésima traducción. La conclusión ha estado bien. No es una serie que pasará a la historia como una de mis favoritas pero si que ha sido entretenida y bastante original. No puedo decir que no me haya enganchado, ya que eso se lo debo a la traducción. Estoy convencida de que el libro está mucho mejor contado y, por lo tanto, no debe hacerse tan pesado.


MÁS LIBROS DEL AUTOR RICHELLE MEAD


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA JUVENIL