Calificar
8,2 234 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL ULTIMO JUDIO

Reconstruye los acontecimientos sucedidos en el siglo XV en España y analiza la convivencia entre judíos y cristianos. El punto de partida de la novela es la expulsión de los judíos en la España del siglo XV. El protagonista es un joven judío que se ve forzado a dejar su hogar para buscar un nuevo lugar donde poder establecerse sin tener que renunciar a sus creencias. Así inicia un largo periplo por la España de la Inquisición, durante el cual tendrá que recurrir a su ingenio para salvaguardar su secreto. Cambios continuos de identidad y de oficio, duros de llevar, forjarán su personalidad y reafirmarán sus orígenes, hasta el final de sus días.

Año de publicación:2000

13 reseñas sobre el libro EL ULTIMO JUDIO

Noah Gordon, no se puede decir que sea uno de mis escritores favoritos, pero es históricamente preciso en todas sus obras, lo cual sinceramente, es de agradecer. En ésta ocasión nos transporta a la España del siglo XV, dónde el fanatismo religioso lamentablemente era una realidad, dónde los Reyes Católicos guiados por la Santa Inquisición en gran medida y por el mismísimo Torquemada, ordenarán la expulsión de todos los judíos del territorio español . Sabemos lo importante De la Iglesia en nuestra historia, pero perdonadme, si os digo que en casi todos relatos que sobre ésta y otras épocas hay, las persecuciones religiosas no tenían mucho que ver con la fe, pero en cambio sí con el ansía de poder y de dinero. No sólo ésto encontraremos en la lectura, también pasaremos por aventuras y veremos cómo la medicina cobra un papel importante en ella . Es un libro entretenido , sin más pretensiones que pasar un rato de desconexión y ya de paso, aprender algo más sobre éste periodo histórico , pues, algo que debo alabar del escritor, es su gran documentación sobre el tema. El libro se lee rápido , tiene capítulos cortos y sobretodo el autor escribe de forma bastante amena . No es especialmente un libro que me marcará o que recordaré cómo otros, considero que podía haberse sacado más jugo a la época donde la Inquisición lo gobernaba todo , pero aún así, disfruté leyendo las aventuras del personaje con una historia brutal para contar . Es la tercera novela que leo de Gordon y reconozco que nunca me da tiempo a aburrirme con sus libros . Quizás mi error fue leerla después de “el médico” y se me quedó algo corta. Si podéis hacerlo al revés , para que ésta lectura no os cree tan altas expectativas cómo me creó a mí después de leerme su soberbia obra maestra .


Son tiempos de la Inquisicion en la España de los Reyes Catolicos ( Fernando e Isabel ) y un joven judio se resiste a abandonar su fe. Y a pesar de las calamidades que lo asolan; se oculta, cambia de nombre y con distintos oficios se gana su pan.Una buena novela , a que este autor nos tiene acostumbrados. Y por supuesto, aparece el tema de la medicina y la justicia ante crimenes tardios.La recomiendo, porque es un solaz contra la displicencia, tan comun en estos dias.


El autor Noah Gordon, es un escritor que ha tenido mucha aceptación debido a su saga: EL MEDICO, EL CHAMAN Y LA DOCTORA COLE. En EL ÚLTIMO JUDÍO, Noah Gordon recrea una época terrible en la España del siglo XV , dónde el protagonista sufre, junto con su gente, la expulsión, como judío que es. Así comienza un largo peregrinaje en el tiempo, huyendo para no ser encontrado; cambiando de identidad y de oficios para sobrevivir. La obra tiene un comienzo como de novela detectivesca y de misterio. Muy apropiado que de inmediato te engancha. Los capítulos cortos favorecen el deseo de continuar sin para un capítulo más y la trama se va complicando. Todo esto desarrollándose en el siglo XV, con una reconstrucción histórica de la época de España en ese entonces. Muy entretenida y te atrapa con facilidad. Se recomienda sóla, pero sí, te la recomiendo y cuidado que las paredes oyen y no todos pueden ser amigables.


Una novela histórica que narra la vida de un supuesto último judío en España tras la expulsión de los judíos en 1492. Un libro bien documentado y bien escrito respecto al marco histórico, aunque la historia del protagonista resulta floja y previsible, ya que no se profundiza demasiado en sus peripecias y se presentan muchos personajes secundarios que en seguida desaparecen. A pesar de todo es una lectura amena, fácil y entretenida.


Viajar en el tiempo solo lo he podido hacer mediante este tipo de libros, además de aprender y comprender otra cultura, en este caso la judía.


Una travesía a través del tiempo, el autor nos remonta a la época de la Inquisición desde las vivencias de alguien que lo único que le faltó aprender es a rendirse, sin duda que el lector después de leer está obra saldrá con conocimientos desde teológicos hasta del ciclo de la marea en noches de luna pasando por la orfebrería Y muchos oficios más.


Una vez más me ha fascinado el autor con esta novela, su forma de contarla, de incluir un momento de la Historia en su historia, y el atractivo de sus personajes no decepcionan.


Publicado en 2000 tras la exitosa trilogía dedicada a la familia Cole - compuesta por El Médico (1986), Chamán (1992) y La doctora Cole (1996) -, El último judío retoma el tema estrella de la carrera literaria del escritor norteamericano Noah Gordon: la epopeya judía a lo largo y ancho del mundo en busca de nuevos asentamientos tras sus sucesivas expulsiones de los que habían sido sus hogares hasta entonces. En el caso que nos ocupa, la España de los Reyes Católicos de agosto de 1492. Con su estilo ya claramente definido, basado en el rigor histórico, un lenguaje accesible, estructura en capítulos cortos y atractivos y narración directa y entretenida, el autor de origen judío por vía materna nos sitúa en el Toledo de la última década del siglo XV. En un país en el que acababa de ser re-implantada la Santa Inquisición, una institución dedicada a la represión de la herejía en el seno de la Iglesia católica. Un país cuyos reyes decretaron la expulsión de la comunidad judía en 1492. La novela, que intercala fragmentos y situaciones de ficción con otros reales, muestra la compleja sociedad española de finales del siglo XV y comienzos del XVI, con la difícil relación de convivencia entre las comunidades católica y judía, en un contexto dominado por la corrupción, el robo y tráfico de reliquias de santos, la superstición, una brutal represión y una intolerancia que llega a la barbarie. En definitiva, un país en el que campaban a sus anchas las traiciones, los asesinatos, la intriga, el miedo y la incertidumbre. En El último judío la Inquisición aparece representada por la figura del sacerdote Bonestruca, asesino y corrupto, que no duda en mandar a la hoguera a quien se opone a sus malévolos planes. Unos planes que van mucho más allá de lo que la bula de creación otorgada por vía papal dictamina. Un personaje siniestro que, además, se salta los preceptos de castidad y tiene una mujer y tres hijos, naturalmente ilegítimos. Un ser maquiavélico que pese a su dulce apariencia carece de escrúpulos, valores y del más mínimo sentido de lealtad. El protagonista principal de la historia, Yonah Toledano, es uno de esos personajes que conmueve por su coraje, valores, firmes creencias, fortaleza mental y capacidad de adaptación a las peores situaciones. Su periplo le llevará, tras perder a sus padres y hermanos, a ciudades como Granada, Gibraltar, Valencia, Zaragoza o Huesca. Y en todos los referidos lugares, y merced a su buen hacer, entablará entrañables amistades que le llevarán a ir superando un sinfín de dificultades. Sus cambios de identidad para mantenerse a salvo de sus perseguidores y su valía humana y actitudinal - trabajará en oficios tan variados como platero, agricultor y ganadero, herrero, carcelero, traductor, personal naval y hasta de médico - serán sus grandes aliados en su lucha por sobrevivir a toda costa. La novela narra veinte años de la vida de Yonah, desde 1489 hasta 1509. A lo largo de la narración el chico irá madurando a marchas forzadas y hará frente a todo tipo de situaciones. Conocerá el sexo con distintas mujeres y se hará hombre en el pleno sentido de la palabra. La soledad será un aspecto básico en un hombre taciturno y a veces poco comunicativo por obligación. Un hombre que asume que un mayor contacto con las gentes supone también un mayor riesgo para su propia vida. Un hombre que debe aprender a conocer a las personas y discernir si conviene o no relacionarse con ellas. La profusa documentación histórica - procedimientos de la Santa Inquisición, autos de fe, métodos de interrogatorio y tortura y descripción de lugares y tradiciones, tanto católicas como judías - se acompaña de una gran multitud de informaciones sobre la medicina y la cirugía de la época. En este sentido, podríamos decir que el autor se plagia a sí mismo en algunos momentos de la obra que parecen sacados de su anterior obra titulada El médico. Y es que las enseñanzas de Galeno, Avicena y Maimónides aparecen de nuevo en las nuevas páginas de Gordon, así como distintos conocimientos sobre hierbas curativas y métodos quirúrgicos ya aparecidos en la citada novela. Como conclusión, El último judío es una novela rica en personajes, tradiciones y documentos históricos que nos ilustra y entretiene y nos muestra valores personales y humanos dignos de reseñar. Las aventuras y desventuras de Yonah Toledano, siendo ficticias como tales, bien pudieron ser protagonizadas por alguno de los miles de judíos que fueron desterrados de sus casas a fines del siglo XV. Algunos de ellos, como nuestro protagonista, debieron demostrar unos principios y una lealtad, familiar y religiosa, que en nuestra sociedad cuestan cada vez más de encontrar.


Ver más reseñas

Más libros del autor NOAH GORDON


EL MEDICO

NOAH GORDON

Calificación General:8,7

EL CHAMAN

NOAH GORDON

Calificación General:8,1

EL RABINO

NOAH GORDON

Calificación General:7,6

También se buscó en NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


Frases del libro EL ULTIMO JUDIO

Un libro se puede quemar o perder, pero, cuando uno se lo aprende, el libro ya forma parte de su persona y los conocimientos duran tanto como él.

Publicado por:

Nines65

¿Jamás habéis lamentado lo que pudo ser y no fue?

Publicado por:

Nines65

Unos hombres impíos que aparentan ser virtuosos. En toda la cristiandad los devotos siempre han tenido mucha fe y esperanza en las reliquias. Hay un vasto y rico comercio de tales objetos y una mortal competencia.

Publicado por:

Nines65

Tenemos que ir a un lugar en el que el pueblo inocente no se encienda como una mecha. - ¿Y dónde está ese lugar? - Se produjo un prolongado silencio.

Publicado por:

Nines65