Sinopsis de EL TUNEL

El túnel de Ernesto Sabato narra desde la cárcel los motivos que lo llevaron a cometer un asesinato contra su amante. Juan Pablo Castel es un pintor recluido en prisión por el asesinato de María Iribarne. Durante su encierro rememora la cadena de acontecimientos que le llevaron a perder el control, a convertirse en un hombre con el interior oscuro, un hombre poseído por una insalvable soledad, la de la ausencia de la mujer amada hasta el límite, la del engaño que ha convertido su corazón en un pedazo duro y frío de hielo y ha colocado entre sus manos el cuchillo que pone fin al sufrimiento. En ALIBRATE puedes encontrar una gran cantidad de opiniones y reseñas del libro El Túnel que han realizado nuestros lectores. Además puedes descubrir sus personajes y frases más populares, con la posibilidad de comprar el libro en versión papel.

269 reseñas sobre el libro EL TUNEL

El túnel, de Ernesto Sábato El autor nos presenta al artista Juan Pablo Castel, quien desde la cárcel nos describe los porqué de haber asesinado a la única persona que era capaz de comprenderle, su amada María Iribarne. Castel es una persona brillante, pero totalmente trastornada, hace un razonamiento obsesivo de cada acto y pensamiento, sumamente detallista y metódico en lo que hace y piensa, y aun así explosivo. De igual forma se obsesionó con María, depositando en ella su aislamiento. Ella vio en su cuadro como el reflejaba su soledad igual que ella. Aunque sentía que la necesitaba, siempre buscó en forma deliberada como ofenderla y manipularla, pero era igual con los demás, sobre todo con quienes consideraba inferiores. Una obra muy fácil de leer, impresionante en las descripciones de sus pensamientos y de como él está completamente seguro de que no tenía otra forma de actuar. Leído en abril 2022 CITAS Tengo que matarte María. Me has dejado solo. La frase “todo tiempo pasado fue mejor” no indica que antes sucedieran menos cosas malas, sino que felizmente la gente las echa en el olvido. Vivir consiste en construir futuros recuerdos. Muchas veces me ha pasado eso: luchar insensatamente contra un obstáculo que me impide hacer algo que juzgo necesario o conveniente, aceptar con rabia la derrota y finalmente, un tiempo después, comprobar que el destino tenía razón.


Hace años que tengo este libro en mi biblioteca y después de terminarlo no entiendo muy bien porque no lo leí nunca. Me dejo deslumbrada desde sus primeras palabras Sabato nos adentra en el mundo de Juan Pablo Castel y nos sumerge lentamente en una espiral de celos y locura. Me hizo sonreír muchas veces sus alusiones al mundo del arte ya que yo también pinto como el...por suerte no estoy tan cerca de la locura...por el momento 😂. Juan Pablo Castel es un hombre que se pasa analizando situaciones reales e hipotéticas y nos cuenta desde la cárcel la historia de como asesino a Maria. Sabato nos muestra como la mente humana es capaz de envolverte en una trampa mortal donde al no saber lo que el otro piensa y siente nuestros propios miedos se agigantan hasta convertirse en lo que más temíamos ,Casi, casi, provocado por nosotros mismos, inconscientemente alimentando nuestras propias inseguridades. Este relato muestra todo esto y mucho más, llevandolo al extremo: la locura absoluta.


Ernesto Sabato me ha sorprendido gratamente con esta novela, me ha enganchado desde las primeras páginas y me ha mantenido en tensión hasta el final. Sabiendo lo que pasaría, pues el protagonista nos lo cuenta ya en la primera línea de su relato, deseaba saber lo que sucedió. Sabato sabe como atraer al lector con un discurso muy bien elaborado para hacer una disección espectacular de la personalidad y la mente trastornada del protagonista. Nos hace avanzar por ese túnel que es el desequilibrado y fantasioso razonamiento analítico de Juan Pablo Castel, atrapado por su soledad, su amor por María y sus celos enfermizos que destruyen todo atisbo de cordura en su mente y lo llevan a perpetrar el asesinato de su amada. Ésta ha sido mi primera aproximación al autor y me ha dejado muy impresionada, con ganas de conocer más profundamente su obra. ¿Alguna sugerencia para seguir conociéndolo? Muchas gracias de antemano por vuestro interés. 12 de agosto de 2021


Leer esto fue como como esos segundos antes de ver a dos autos chocar, sabes que es inevitable y que no puede terminar bien pero de alguna manera es imposible apartar la vista o siquiera moverte para tratar de impedirlo. Me hizo sentir incómoda varias veces y me fue imposible encariñarme o siquiera empatizar con los personajes, no me gustaron la mayoría de sus acciones pero me pareció muy interesante y adictivo estar dentro de la cabeza de este protagonista. La forma en que su mente divagaba y cómo tergiversaba las cosas me daba escalofríos y me asusta el hecho de que hay muchas cabezas por ahí que hacen lo mismo. Me parece increíble las cosas que "se hacen por amor" cuando el amor es lo más alejado a eso y aunque me gustaría dar más detalles siento que es una lectura tan corta que es mejor ir develando cada cosa por su cuenta.


Esta novela terriblemente criticada y elogiada es una joya de la literatura latinoamericana. El autor nos lleva por un túnel oscuro y lúgubre, que no es otro que el espacio de su mente perturbada. Desde su perspectiva todo justifica el crimen que cometió y todo es despreciable. Una visión muy surrealista de la vida. Juan Pablo Castel es un asesino que cuenta en primera persona por qué decidió matar a la única persona que pudo entenderlo, quizá.


A me me encanto. Se que hay personas a las que les pareció aburrida esta obra o no lograron engancharse. A mí para empezar me conquisto la calidad de la escritura, cada página me pareció un placer. Yo disfruto mucho COMO está escrito, no solo el contenido, y hay un abismo entre Sábato y novelas que enganchan a muchos pero no tienen ningún mérito en cuanto a la escritura en si. Sábato no es La chica del tren, por más que la chica del tren pueda resultarle a algunos más atrapante, que no es mi caso. Yo desde mi ignorancia leí el primer capítulo y pensé; ojalá pudiese escribir así. No tiene un error, una frase dudosa, no la cambiaría un punto, ni una coma. La historia también me fascinó, me pareció, sin llegar al extremo al que llega el protagonista, que muchos somos Castel en alguna relación, o al menos tenemos algunas de sus actitudes, su paranoia, su inestabilidad, su exigencia de pruebas sobre el amor que se le profesa, pruebas imposibles. Pase la mitad del libro pensando que tipo loco, y después me di cuenta de eso, yo pensé cosas así, en otro momento de mi vida, en algunas relaciones más que en otras. Hace mucho no me pasa porque huyo de la gente que tiene el poder de hacerme sentir esa inseguridad y ese malestar. Pero yo podría ser Castel, así como jamás podría ser María, o al menos eso digo hoy. “Los críticos. Es una plaga que nunca pude entender. Si yo fuera un gran cirujano y un señor que jamás ha manejado un bisturí, ni es médico ni ha entablillado la pata de un gato, viniera a explicarme los errores de mi operación, ¿Qué se pensaría? Lo mismo pasa con la pintura.” “Yo, por ejemplo, me caracterizo por recordar preferentemente los hechos malos y, así, casi podría decir que "todo tiempo pasado fue peor", si no fuera porque el presente me parece tan horrible como el pasado; Recuerdo tantas calamidades, tantos rostros cínicos y crueles, tantas malas acciones, que la memoria es para mí como la temerosa luz que alumbra un sórdido museo de la vergüenza.” “...y que en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida. Y en uno de esos trozos transparentes del muro de piedra yo había visto a esta muchacha y había creído ingenuamente que venía por otro túnel paralelo al mío, cuando en realidad pertenecía al ancho mundo, al mundo sin límites de los que no viven en túneles; Y quizá se había acercado por curiosidad a una de mis extrañas ventanas y había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad, o le había intrigado el lenguaje mudo, la clave de mi cuadro. Y entonces, mientras yo avanzaba siempre por mi pasadizo, ella vivía afuera su vida normal, la vida agitada que llevan esas gentes que viven afuera, esa vida curiosa y absurda en que hay bailes y fiestas y alegría y frivolidad.”


Ernesto Sábato sin tapujos nos sumerge en una mente trastornada y obsesiva que analiza cada acto y pensamiento hasta el punto de la demencia. La mente de un loco. El pintor Juan Pablo Caster nos relata su crimen, el asesinato que cometió encontra su amada, Maria Iribarne, qué en palabras de él era la única que lo comprendía. Nos cuenta como conoció a María y como fue que llegó a la conclusión de una única solución. Asesinarla. Caster al ver reflejada a María en su pintura y su sentir, se obsesiona con ella, y se convence de que la necesita. Caster sobre piensa todo, cada palabra, frase, circunstancias, esos cuestionamientos trastornan su mente y lo vuelven una persona violenta, agresiva y manipuladora. El no saber que pasa por la mente de la otra persona, incrementa sus inseguridades. Lo transforman en un ser excéntrico y desquiciado. Una historia oscura. Con un personaje inquietante. Me disgustan estas personas tan abruptas de querer. Ese fue mi primer choque con el protagonista, que espanto. La manera de contar la historia me atrapó de lleno. No sabía a lo que iba. No me informe de nada con este libro. Lo tenia ahí y me anime a el. Una historia nada alejada de la realidad lamentablemente.


Juan Pablo Castel relata con todo lujo de detalles  cómo llegó a asesinar a María Iribarne.  Fruto de una atracción hacia la mujer y su incansable  búsqueda, el instinto  se tornó en persecución, obsesión y definitivamente lo confundió con derecho a la  propiedad.  El sentimiento se intensifica, se convierte en celos,exigencia,conducta coercitiva, alteración del pensamiento, desasosiego, vejación, llegando incluso a la paranoia.  Tan rápido como los  pensamientos del protagonista, la lectura del relato  se vuelve imparable, hipnotizante y obsesiva la continuación hasta el punto y final.  Como reflexión me planteo si el sentimiento provocó la perturbación y por lo tanto el asesinato  o si fue al revés.El título alude a la oscuridad, no ver más allá, el pensamiento obsesivo; es una alegoría de la vida del protagonista .  Me recuerda mucho a una tragedia  griega o a un drama shakesperiano :unos celos obsesivos y desmedidos que derivan en el asesinato de la persona amada  para acabar con el objeto del sufrimiento del que los padece. 


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR ERNESTO SABATO


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

PLÁSTICO CRUEL

JOSÉ SBARRA

Calificación General: 8,8Por leer

FRASES DEL LIBRO EL TUNEL

Muchas veces me ha pasado eso: luchar insensatamente contra un obstáculo que me impide hacer algo que juzgo necesario o conveniente, aceptar con rabia la derrota y finalmente, un tiempo después, comprobar que el destino tenía razón.


Publicado porNuryta

Vivir consiste en construir futuros recuerdos.


Publicado porNuryta

La frase “todo tiempo pasado fue mejor” no indica que antes sucedieran menos cosas malas, sino que felizmente la gente las echa en el olvido.


Publicado porNuryta

Y quizá se había acercado por curiosidad a una de mis extrañas ventanas y había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad, o le había intrigado el lenguaje mudo, la clave de mi cuadro.


Publicado porNuryta

... en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en el que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida...


Publicado pormariabv2012

Como si los dos hubiéramos estado viviendo en pasadizos o túneles paralelos, sin saber que íbamos el uno al lado del otro, como almas semejantes en tiempos semejantes, para encontrarnos al fin de esos pasadizos, delante de una escena pintada por mí, destinada a ella sola


Publicado porAxel M.