Calificar:

6,4

5 votos

Sinopsis de EL TEJIDO DE LOS DÍAS

Un taller de costura, un romance prohibido y un secreto familiar. Tras la trilogía «Banu Qasi», Carlos Aurensanz firma esta magnífica saga familiar que esperan más de 40.000 lectores. Zaragoza, 1950. La joven Julia llega a la ciudad sola y embarazada, fruto de una relación prohibida con un hombre que acaba de morir. Aunque conoce las dificultades que entraña ser una mujer en sus condiciones, el deseo de labrar un futuro digno para su hijo la lleva a montar un salón de alta costura, con la ayuda de Rosita, una joven modista. Atraídas por su talento, las mujeres de las familias más adineradas de Zaragoza no tardarán en frecuentar el taller para admirar las modernas telas y los vestidos más glamurosos de la época. Será así como Julia conocerá a la familia Monforte y las vidas y los anhelos de quienes trabajan para ellos: el portero, las doncellas, el chofer, la institutriz y la cocinera que, en esos días, se convertirán en su familia. Mientras Julia intenta esconder el pasado del hombre al que amó y construir un futuro para su hijo, un secreto inconfesable que se había estado oculto durante generaciones en la mansión de los Monforte saldrá a la luz y cambiará para siempre la vida de sus habitantes. Carlos Aurensanz se consagra como uno de los narradores más talentosos de nuestro país en esta novela en la que, de igual manera que las hebras se entrecruzan en la urdimbre de las telas, la vida cotidiana de los personajes se entrelaza para dibujar el tapiz de una gran historia.

2 reseñas sobre el libro EL TEJIDO DE LOS DÍAS

Reseña sobre “El Tejido de los Días” de Carlos Aurensanz Este libro ha sido uno de los más aburridos que he leído en mi vida y han sido miles. Pretende ser una denuncia de la doble moral y social imperante en la España de la posguerra civil. Y eso no es malo. Lo malo es cómo lo relata. Se trata de una sucesión interminable de escenas costumbristas de principios de los años 50, con el estraperlo y la corrupción del bando ganador por un lado y el hambre y el miedo de los vencidos por otro. Todo esto hilado en la historia de una familia bien de Zaragoza, donde se entremezclan personajes de los dos bandos. La trama se desarrolla en 54 interminables capítulos donde pasan muchísimas cosas, pero contadas de una manera tan anodina y con tan poca fuerza y convicción, que los múltiples episodios sórdidos que contiene parecen de cartón piedra, porque se quedan siempre en la espuma del hecho y el autor no se atreve a rematar su relato con contundencia. Simplemente, se queda en la superficie de una denuncia que no llega a calar en el lector. Al menos, a mí me ha mantenido “fuera” de la historia, como una mera espectadora, sin poder llegar a emocionarme con nada de lo que pasaba. Además, el argumento es una historia lineal, pero cada capítulo es como un suceso que atañe a uno de los protagonistas, sin conseguir dotar de una consistencia global a toda la trama. Una vez que ya se veía que la tónica de la novela iba a ser la denuncia social simplemente formal y muy medida y que los sucesos terribles que aborda se dulcifican siempre con una narración plana y sin emoción ninguna, los episodios costumbristas de unos y otros personajes dejan paso a la sórdida historia familiar de los Monforte, que no hubiera podido mejorar ni un folletín decimonónico o un serial de Guillermo Sautier Casaseca. Y el desenlace final, como no podía ser menos, es un intento de que todo cuadre y quede en su sitio, modificándolo sólo hasta cierto punto para que nada cambie. En resumen, una novela que no me ha dejado más poso que la sensación de que por primera vez en muchos años me estaba aburriendo como una ostra leyendo un libro.


Está bien. Es ameno pero hay veces que flojera un poco. Quizás sea demasiado largo. Al final se convierte en un folletín. A su favor retrata bastante bien la España de post-guerra.


MÁS LIBROS DEL AUTOR CARLOS AURENSANZ


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA