Sinopsis de EL TAPIZ AMARILLO

Narrado con soberbia precisión psicológica y dramática, El tapiz amarillo se destaca por la autenticidad imaginativa con la que pinta el descenso a la locura de una mujer y por la fuerza de su testimonio de la importancia que la libertad tiene para la mujer.

COMPRAR EN PAPEL

21 reseñas sobre el libro EL TAPIZ AMARILLO

Este es un relato que si bien no brilla por su forma, sí lo hace por su contenido. Siendo el estilo narrativo tan llano, sorprende todo lo que consigue con tan pocos recursos lingüísticos. En algunas páginas y con palabras simples, logra hacer sentir verdadero temor. Dotado de ciertos tintes revindicativos de género, se adentra hábilmente en la mente de una mujer que no sabe si se está volviendo loca o, si LA ESTÁN volviendo loca. La protagonista, a la que recluyeron y aislaron, en teoría para cuidar de su propia salud, termina obsesionándose con el papel de pared de su habitación en el que ve cosas... cosas que se mueven (😶). Y yo les puedo asegurar que cuando se enteren de lo que ve, van a tener que sostenerse la mandíbula porque se les va a dislocar (🙊). DIOS MIO!! Esa única parte hace que un simple cuentito crezca y se vuelva gigantesco. ✋ Una cuestión a tener en cuenta: como dije, es un cuento con pocos recursos. El factor sorpresa lo es todo. Así que CUÍDENSE a la hora de leerlo. Vayan directo al texto. Esquiven prologos, sinopsis, pero sobre todo, NO LEAN LOS DATOS DE LA AUTORA. Si los leen, terminarán sabiendo demasiado. Este relato se desencadenó por un evento real que afectó tanto a Charlotte Perkins que no tuvo mas remedio que arrancarse este cuento de las entrañas. Por eso vale la pena leerlo: porque está escrito desde adentro. ⚠️En Alibrate, las reseñas tienen 2 corazones❤💙. Si queres darle like, no olvides hacerlo en ambos ❤💙. El importante es el que está dentro de un circulo⭕. Gracias por leerme😃


La historia real, narrada por la autora, que tras una depresión posparto, su marido la aísla en una habitación para hacerle una cura de descanso. Muy al contrario de curarse de tal depresión comienza a obsesionarse con el papel amarillo de la habitación, dónde cree que habita una mujer que desea fugarse del mismo. Es tan real, que te lleva al límite mentalmente. Se lee en un suspiro, el cual a un servidor me alegré, porque un centenar de páginas mas me llevarían a tener que aislarme yo también. Es increíble hasta donde puede llevarte la mente y sus obsesiones. Me encantó su lectura!!!


Relato publicado en 1892, en el que se narra la historia de una mujer recluida en una habitación de una casa de campo, para tratar su “mal de nervios”. Su marido le prohíbe escribir, le prohíbe que haga nada, pero ella, a escondidas, escribe su diario y nos cuenta su estancia en esa habitación. Esta reclusión consigue que día a día la mente de esta mujer se deteriore e inicie su particular viaje hacia la locura. En este viaje la ayuda particularmente el horrible papel amarillo con el que están recubiertas las paredes y con el que se obsesiona. Lleno de dibujos, va cobrando vida y formas diferentes ante los ojos de la “enferma”. Menos mal que es un relato corto, porque de no ser así yo misma hubiese enloquecido junto con nuestra protagonista. A pesar de ser corto no es simple, transmite muchos sentimientos, te absorbe y te muestra los monstruos que van ganando terreno en la mente de la protagonista, y poco a poco te obsesionas junto con ella con la evolución de ese papel amarillo. El final es sorprendente 😱😱😱 Muy buena crítica sobre el papel que jugaba la mujer en esa sociedad, sobre la poca credibilidad e importancia que se daba a sus sentimientos y a su vida. Totalmente ninguneadas, los hombres de su familia (en este caso el marido) tomaban las decisiones por ellas. Por supuesto sin escucharlas. "Con mi poder de imaginación y costumbre de crear relatos, una debilidad nerviosa como la mía es seguro que me conducirá a todo tipo de fantasías y debo usar mi voluntad y buen sentido para controlar la tendencia".


Publicado a finales del siglo XIX e incluido en numerosas antologías, es un relato que merece la pena ser leído. Está narrado en primera persona por una mujer que, después de haber dado a luz a un hijo, ha entrado en una depresión postparto, concepto desconocido en ese entonces. Su esposo John, un médico bastante autoritario, opta por llevársela a una mansión colonial alejada de la zona urbana, prohibiéndole escribir y desempeñar cualquier tipo de actividad física e intelectual. La mujer, aun siendo de la opinión contraria, se recluye en este lugar en donde empieza a obsesionarse con un viejo y extraño tapiz, en el que empieza a notar formas extrañas, de forma que se van difuminando gradualmente los límites de la realidad. Charlotte Perkins Gilman, fue abandonada por su padre a muy temprana edad, por lo que la criaron tres de sus tías, entre ellas Harriet Beecher Stowe, la autora de La cabaña del Tío Tom. A los 26 años sufrió una depresión postparto, por lo que fue recluida en una casa veraniega por el Dr. Weir Mitchell, que le diagnosticó un agotamiento de los nervios, y ordenó que la confinaran sin permitirle realizar ningún tipo de actividad física e incluso le ordenó no volver a escribir o a pintar jamás, con lo cual se agudizó su depresión hasta llevarla al borde del colapso. Después de este episodio Charlotte se divorció de su esposo, algo inusual en su época, e incluso menciona al Dr. Mitchell en este relato, diciendo que atendió a una amiga de la protagonista, quien le contó que era un muy mal médico. Después de su separación, Charlotte (socióloga y escritora) se convirtió en activista social y feminista, y escribió El Tapiz Amarillo para visibilizar los efectos de la falta de autonomía de la mujer, que atenta contra la salud física, emocional y mental. Muchos años después, al enterarse de que padecía un cáncer de mama incurable, prefirió suicidarse con cloroformo.


Se lee de un tirón. Me ha sorprendido, porque no había leído ni la sinopsis ni nada sobre la autora, cosa poco usual en mí. Aconsejo hacer lo mismo, de lo contrario, apenas habrá sorpresa, pero se disfrutará igualmente, puesto que con un lenguaje sencillo, logra su objetivo. Una lectura más que debo agradecer a @Marenpergamino.


Escrito desde el fondo de su corazón, o de su maltratada psique, el tapiz amarillo es una demoledora y contundente historia real, con tintes de terror, y locura, fundamentada en una traumática experiencia de la autora, que tras sufrir una depresión postparto, es prácticamente aislada en una habitación, para una pretendida cura de descanso, misma que la pone al borde de la pérdida de la razón llevándola a un mundo imaginario construido por su debilitada conciencia y que se oculta tras el tapiz de la pared, que se muestra hostil y amenazante, en un acto de contrición, decide arrancarlo para liberar a la mujer que se encuentra tras este, Dramática , desoladora, y al paso del tiempo solo deja lugar para una pregunta, ¿ cuantas almas pérdidas por una carencia de empatía ? Disimulada en un exceso de celo y una absurda ignorancia voluntaria


Me causó mucho enojo ese esposo que más bien la trataba como niña y minimizaba su sentir. Es muy triste que aún en estos días temas como la depresión sigan sin tomarse tan en serio y creando una mala imagen.


Esta lectura me llevó por una montaña rusa emocional, donde para ser sincera, iba en picada más y más. Debo confesar, que de inicio me fui con una idea errónea de la trama, quizá por la descripción de la habitación, no podía evitar sentir un ambiente tenso, misterioso, sofocante, una actitud extraña en John y ese tapiz inquietante, que va más allá de un simple adorno de casa, pues a través de él se manifiestan los síntomas y dolencias de una depresión.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR CHARLOTTE PERKINS GILMAN


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN CLÁSICOS UNIVERSALES


FRASES DEL LIBRO EL TAPIZ AMARILLO

En un dibujo de esta clase, a la luz del sol, hay una falta de secuencia, un desafío a las leyes, que produce irritación constante en un cerebro normal.


Publicado porEdd62