Búsqueda avanzada de libros
Calificar
7,9 451 votos

Sinopsis

Recopilación de obras que narra la creación de Arda y el nacimiento de las razas más importantes de la Tierra Media. Tolkien comenzó a escribir El Silmarillion mucho antes que El Hobbit, obra concebida como historia independiente, pero que fue parte de lo que él llamaba un «tema que copia y se ramifica», y del que emergió El Señor de los Anillos. El Silmarillion cuenta la historia de la Primera Edad, el antiguo drama del que hablan los personajes de El Señor de los Anillos, y en cuyos acontecimientos algunos de ellos tomaron parte, como Elrond y Galadriel. Los tres Silmarils eran gemas creadas por Fëanor, el más dotado de los Elfos, y contenían la Luz de los Dos Árboles de Valinor antes de que los Árboles mismos fueran destruidos por Morgoth, el primer Señor Oscuro. Desde entonces la inmaculada Luz de Valinor vivió sólo en los Silmarils, pero Morgoth se apoderó de ellos, y los engarzó en su corona, guardada en la fortaleza impenetrable de Angband en el norte de la Tierra Media. En este volumen se incluyen otras obras cortas, como el Ainulindalë o la Música de los Ainur, la creación mítica del mundo, y el Valaquenta, sobre la naturaleza y poderes de los dioses. A El Silmarillion sigue el Akallabeth, que vuelve a narrar la caída del reino de Númenor al fin de la Segunda Edad, y por último la historia De los Anillos de Poder, en la que el tema de El Señor de los Anillos reaparece en la perspectiva más amplia de El Silmarillion. El Silmarillion no es una novela, ni un cuento de hadas, ni una historia ficticia. Podría definirse como una obra de imaginación inspirada, una visión sombría, legendaria o mítica, del interminable conflicto entre el deseo de poder y la capacidad de crear.

Año de publicación:1977

33 reseñas sobre el libro EL SILMARILLION

Fantastico, cada historia, cada batalla, cada parte del libro se hacia mejor y mejor a medida que aumentaba mi comprension del todo. Del mundo fantastico de Tolkien, de todas las razas y pueblos, parecia estar leyendo hechos reales que pasaron hace mucho mucho tiempo. De repente me dieron ganas de leer de nuevos otros libros de Tolkien, de releer los que ya lei, con este nuevo entendimiento. Busque mapas, segui arboles genealogicos y me senti mas y mas fascinado a medida que avanzaba. Fue un libro super complejo, por la cantidad de hechos, lugares y nombres. Pero ahora puedo decir que veo con otros ojos la tierra media. Ya quiero releer el señor de los anillos. Si estas pensando en leerlo, sabe que el precio es trascender la complejidad, y la recompensa...bueno ya me diras...:)


EL SILMARILLION - RESEÑA 3: El cuarto libro lo representa el “AKALLABETH” o la Caída de Númenor, un pueblo de hombres privilegiados por los Valar con sabiduría, belleza y longevidad, que logra construir una civilización de esplendor incalculable y de gran riqueza y poder, conocedores de las artes navales y en consecuencia dominadores de los mares de Arda; pero que no obstante, se envanecen en su orgullo y grandeza, hasta el punto de codiciar la inmortalidad de los Elfos y los Valar, codicia alimentada por Sauron, sobreviviente de la derrota de Morgoth, quien no pudiendo ofrecer resistencia armada a Númenor, se inmiscuye con mentiras y engaños en la corte de AR – PHARAZON, su último rey, y logra convencerlo de hacer la guerra contra los señores de Valinor en Aman, conduciéndolo a una derrota inevitable y a la destrucción total del reino, que se sumerge en las profundidades del mar. La historia me recordó la bíblica caída de Adán y Eva y su expulsión del paraíso, y parece rememorar también la famosa leyenda de la Atlántida. De este pueblo proviene el linaje de quienes establecerán después los reinos de la Tierra Media, descendientes de Amandil. El quinto y último libro es el que habla de los Anillos de Poder y la Tercera Edad; en él, tras los cambios que sufre Arda por el cataclismo que consume a Númenor, Sauron que logra sobrevivir una vez más, comienza a urdir su plan para conquistar a la totalidad de los pueblos de la Tierra Media, y con ese propósito hace forjar los anillos de poder y, en Amon Amarth, forja el Anillo Único que controla a los demás y que será la llave de la perdición para sus enemigos. La narración discurre alrededor de este tema, y presenta los primeros pasos del nuevo Señor Oscuro y los Nazgul para extender su maldad, y deja introduciendo a quienes serán los protagonistas de la acción en el Señor de Los Anillos, haciendo avanzar la historia hasta la derrota de Sauron y la negativa de Isildur de destruir el Anillo Único tras arrebatárselo al maligno portador. Aparecen aquí los Istari, también denominados Magos, entre ellos y los más poderosos: Mithrandir o Gandalf y Curunír o Saruman, destacándose el relato de cómo éste se deja llevar por el ansia de poder y la envidia, erigiéndose en el insospechado traidor del concilio de hombres y elfos. De manera que la narración concluye con el temporal extravío del Anillo Único y la relativa calma que sigue a la caída de Sauron, caída que no implica derrota, pues es apenas el preludio de las acciones que vendrán, cuando el maligno se haya restablecido en su oscuro poder, y proféticamente Mitharndir o Gandalf dice: “Muchas son las extrañas ocasiones del mundo… y el socorro a menudo llega de manos de los débiles, cuando los Sabios fracasan”. En suma, un gran libro, dotado por el autor de un raro magnetismo por la épica de sus historias y por la realidad que cobran con la lectura sus protagonistas, seres y paisajes, construidos con la fuerza de una imaginación envidiable; en lo personal esta hermosa cosmogonía de Tolkien me ha convencido mucho más que la Biblia, por ello tendré al Silmarillion entre mis libros favoritos y lo conservaré, hasta que llegue el día en que alguno de mis hijos se apropie de él y lo lea, quizá con la misma emoción que tan profundamente marcó a su padre.


EL SILMARILLION - RESEÑA 2: El tercer libro es el QUENTA SILMARILLION o la HISTORIA DE LOS SILMARILLS, que conforma la parte principal y más extensa de la obra, y contiene una detallada narración de los primeros días de Arda, incluido el origen de las confrontaciones entre Melkor o Morgoth con sus hermanos los Valar por el dominio del mundo. El libro contiene la épica historia del origen de los pueblos: elfos, enanos y hombres, y del daño que hizo en ellos la influencia maligna de Morgoth; además se centra en el conflicto suscitado entre los Valar, los Elfos, los Hombres y los Enanos por la posesión de tres joyas magníficas fabricadas por Fëanor, un poderoso y sabio elfo, joyas denominadas Silmarills, en cuyo interior el artesano pone la luz combinada de los árboles sagrados de Valinor: Telperion y Laurelin. Es en este punto asombroso lo que puede hacer la pluma de Tolkien, pues con gran habilidad y todo lujo de detalles, escribe una especie de epopeya de estos pueblos, a los que dota de cultura e identidad propias, hasta el punto de desarrollar para ellos una lengua que va evolucionando y da origen a otras, reforzando este fenómeno con una construcción mitológica que lo acompaña y viste de múltiples matices (no en vano Tolkien fue un gran filólogo); creación fantástica que dará contenido y servirá de sustrato al Señor de Los Anillos, donde se cuentan acontecimientos sucedidos miles de años después. El Quenta Silmarillion, libro que bien puede considerarse una especie de texto sagrado de aquel tiempo y mundo imaginarios, hace también una reseña de las grandes batallas libradas por los Valar y los Elfos contra Morgoth, en las que también intervienen los hombres y los enanos, guerras que tienen su génesis en el hurto de los Silmarills por parte de Morgoth y sus repugnantes aliados Ungoliant y Sauron; tejiéndose una trama en la que se entreveran las historias de muchos héroes y heroínas de los dos linajes (elfos y hombres), algunas de amor y tragedia, otras de grandes proezas bélicas, de hazañas militares y navales, de aventuras increíbles y de fatídicos destinos, con asombrosas descripciones del paisaje y las criaturas de este mundo inexistente; relato que termina con la derrota de Morgoth y sus huestes maléficas. Aquí están incluidos los textos más cautivadores de la obra: La Tragedia de Beren y Luthien y la Tragedia de Túrin Turambar, que Tolkien fue trabajando o puliendo durante toda su vida, el primero bajo la forma de un poema épico, y el segundo, como una novela independiente del corpus legendario del Silmarillion, aparecida de manera póstuma con el título de “Los Hijos de Húrin”, los dos editados por Christopher Tolkien.


EL SILMARILLION - RESEÑA 1: Cuando me inicié en la ficción Tolkieniana, decidí, contra muchas críticas que he visto sobre la obra, empezar por El Silmarillion, libro póstumo publicado en 1977, cuatro años después del fallecimiento del escritor, y muy posterior a la publicación de sus famosas novelas. Digo esto porque hay quienes recomiendan primero empezar con el Hobbit o El Señor de Los Anillos, para luego volver al Silmarillion a manera de libro de consulta o referencia para esclarecer los hechos y las tragedias narradas en aquellos, recomendación que no seguí, ya que el Silmarillion “cuenta la historia de la Primera Edad, el antiguo drama del que hablan los personajes del Señor de Los Anillos, y en cuyos acontecimientos algunos de ellos tomaron parte” (Contraportada del libro), razón más que suficiente para considerarlo el primero a leer. Ahora bien, para una persona que como yo, hace unos doce años, se aventure por vez primera a leer las obras de Tolkien, la mejor elección, siempre será sin duda El Silmarillion, que no es una novela sino una crónica del origen de un mundo, ubicado en un espacio y tiempo fantásticos, en la que se presentan las bases de todo el universo Tolkieniano, es una cosmogonía con una nueva versión de la creación, sus Dioses e hijos divinos, su tierra que se denomina Arda, sus divinidades malignas, que aparecen dese el momento de la creación misma, al igual que el ángel caído en la tradición Bíblica, y los pueblos que viven y sufren sus epopeyas en interrelación con esas divinidades. Así que en el libro los diálogos son escasos, presentándose los hechos como la historia que cuenta siempre un narrador omnisciente, entregándola al lector de manera ordenada, desde la creación hasta la que se denomina la tercera edad. El Silmarillion está integrado por varios libros, el primero es el AINULINDALË, que presenta la creación a partir de un dios supremo conocido como Eru o Ilúvatar de cuyo pensamiento son vástagos los Ainur, los Sagrados, primeros seres divinos creados, con los que se interpreta una sinfonía universal o música celestial, cuyas notas son una visión de las cosas y tiempos que serán en Arda y en el universo, que son el fruto material de las sacras melodías. Es en esta sinfonía primigenia donde irrumpe Melkor, el más poderos entre los Ainur, quien llevado por el deseo de dar ser a cosas concebidas en su propio pensamiento, movido por el orgullo y la ambición de un mayor poder, causa una discordancia en la música celeste, generando como consecuencia las fuerzas y seres malignos que amenazarán en adelante las obras de Ilúvatar y los Ainur. El segundo libro es el VALAQUENTA que narra la historia de los Valar y los Maiar, quienes vienen a representar las diversas fuerzas que organizan y sustentan el cosmos y la naturaleza; entre los Valar o los Poderes de Arda destacan Manwë, señor del aliento de Arda; Varda o Elbereth, la dama de las estrellas; Ulmo el soberano de las aguas, Aulë que domina las sustancias de las que Arda está hecha, maestro de todos los oficios y dueño de las gemas y riquezas de las profundidades; Yavanna, la dadora de frutos, esposa de Aulë, señora de todas la cosas que crecen sobre la tierra; Námo o Mandos, guardián de las Casas de los Muertos, conocedor de todas la cosas que serán; Irmo o Lórien, patrono de las visiones y los sueños; Estë, la gentil, curadora de las heridas y las fatigas; Nienna, señora de la piedad y la esperanza; Tulkas, señor de la lucha y los torneos de fuerza; Oromë, cazador de monstruos y de bestias, señor de los bosques y gran guerrero. Entre los Maiar, espíritus de menor jerarquía que los Valar, a quienes ayudan y asisten en sus tareas, se mencionan Ilmarë, doncella de Varda, Eönwe, portador del estandarte y el heraldo de Manwë, poderoso en el manejo de las armas; Ossë, vasallo de Ulmo, amo de los mares que bañan las costas de la Tierra Media; Unien, la señora de los mares, esposa del anterior, cuyos cabellos se esparcen por todas las aguas bajo el cielo. A la casta de los Maiar pertenecen los Valaraukar, los azotes de fuego denominados Balrogs, y también el más importante y poderoso ayudante de Melkor o Morgoth enemigo oscuro del mundo, llamado Sauron o Gorthaur el Cruel, quien miles de años después será el adversario principal de los pueblos de la Tierra Media en el Señor de los Anillos.


Me gusta,... Lastima que no corrigieron contradicciones con sagas anterior, por lo demás . Excelente!


Está ha sido la segunda vez que lo trato de leer y lo he logrado XD, la primera vez como no estaba al 100% en el libro me perdí totalmente y decidí dejarlo para más adelante. Hasta ahora que llego el momento y valió la pena, es un complemento perfecto para los fanáticos del mundo de Tolkien y revela bastantes cosas que uno se quedaba con algunas dudas con el Hobbit o el señor de los anillos. Debo admitir que en algunas partes mi mente hizo corte circuito y tuve que anota los nombres y hacer un mapa genealógico hasta que me di cuenta que mi edición tenia eso al final -.-U (nunca reviso las últimas paginas de los libros para no spolear me). Me encanto mucho y lo disfrute, me tuvo en momentos super tensa, en otras emocionada y un capitulo llore a mares. Definitivamente un excelente libro.


Mira que es raro que yo abandoné un libro, si no recuerdo mal, en mi vida lectora han sido dos y este es uno de ellos. Leí primero la Trilogía del Señor de los anillos, después El hobbit y como quedé tan fascinada con Tolkien, compré este libro, pero no pude leerlo, sumamente descriptivo y me perdía completamente, de un día a otro no recordaba lo leído, supongo que por críticas del mismo de fanáticos de Tolkien, no supe entenderlo y tuve que abandonarlo a mi pesar . Quizás jugaba en mi contra que la literatura fantástica no me gusta, sólo he leído a Tolkien y no tendré la mente abierta


Quitando el principio, con la creación del mundo con música y sonidos y detallar tanto los paisajes, dando así muchas páginas más al libro, lo demás si me gustó, pero mi libro no se queda atrás y la creación del primer mundo, no se hace tan cansina como esta, mi libro : Creación y Destrucción, de momento sólo en Amazon, un saludo a todos /as.


Ver más reseñas