Calificar
8,5 321 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL SIGNO DE LOS CUATRO

El misterio en torno a los avatares de un fabuloso tesoro en la India colonial. Se afirmán los rasgos de la personalidad del brillante investigador. En Inglaterra, a fines del siglo XIX, Tras la misteriosa desaparición de su padre, Mary empieza a recibir valiosas perlas de un remitente desconocido. Después de un prolongado silencio, el generoso personaje da señales de vida y quiere que Mary se reúna con él. La joven pide ayuda a Sherlock Holmes para que la acompañe. El desconocido resulta ser Thaddeus Sholto, hijo de un buen amigo del padre de Mary. Thaddeus y su hermano han estado buscando, durante seis años, un gran tesoro que su padre escondió antes de morir. Por fin, tras un gran esfuerzo, han encontrado el tesoro, que, siguiendo las voluntades de su padre, deben compartir con Mary. Cuando llegan a la residencia de los Sholto, el hermano de Thaddeus ha sido asesinado y el tesoro robado.

Año de publicación:1890

27 reseñas sobre el libro EL SIGNO DE LOS CUATRO

ESCUCHADO EN AUDIOLIBRO Resumen: Mary acude a ver a Sherlock Holmes para pedirle ayuda. Desde que su padre desapareció está recibiendo una vez al año una perla. No sabe qué hacer cuando este hombre misterioso la cita para que se reúna con él. Serlock junto con su compañero Watson se embarcarán en una investigación para intentar esclarecer todo lo que rodea a la desaparición del padre de Mary de algo más suculento. Opinión: Creo que es una historia bastante entretenida. Me encanta el personaje de Sherlock Holmes. Esa mente tan brillante. Siempre va diez pasos por delante de todo el mundo. En esta novela le vemos al principio frustrado porque no tiene ningún caso que le suponga un reto para su inteligencia y cae en la adicción de la cocaína. Cuando Mary aparece, encuentra en este caso el entretenimiento que le faltaba. Los personajes están bien construidos y me gusta ver los altibajos que tiene Sherlock a lo largo de la novela. Lo acercan al resto de los mortales. En cuanto a la trama, al principio es bastante interesante. Sin embargo, según avanza la historia fui perdiendo interés. Se empieza a complicar y a enredarse de forma innecesaria. El final me pareció bastante aburrido. Sin embargo, es una historia que te entretiene, pero creo que no está a la altura de “Estudio en Escarlata”. Seguiré acompañando a Sherlock y a Watson en sus aventuras.


La segunda novela de la saga, me pareció un gran relato, siempre dentro del género policial sin salirse de la raya. Leer los clásicos a veces está muy bien, dan una caja de herramientas para entender todo lo que vino después.


Nunca había leído nada sobre Sherlock Holmes y la verdad, me ha gustado bastante.


"El signo de los Cuatro" es una novela corta del perfil detectivesco. Sir Arthur Conan Doyle da el segundo paso al camino que servirá para consolidar a Sherlock Holmes a la eternidad. La valla está altisima con su primera novela y aparición del mítico detective "Estudio en escarlata", pero esta novela lejos de decepcionar otorga al lector una entretenida forma de recordarlo, de envolverlo y de querer más. Siendo este, el primer libro que leo en el año, debo reconocer que es todo un placer acompañar al Dr. Watson y a Sherlock Holmes por la pista de un nuevo caso. La historia va, no en sí de un asesinato sino de una desaparición. La hija de Morstan va en busca de Holmes para que de ser posible encuentre a su padre y revele el misterio que lo ha suscitado. Este relato tiene todo para embelezarte: Una misteriosa desaparición, un grupo de personas misteriosas, un tesoro, un oscuro pasado, un caníbal, un conflicto armado, una sola forma de llegar a la verdad, un romance repentino, un final muy bien explicado. Recomiendo esta segunda novela, pese a no ser mejor que la primera, es igual de deleitosa.


Cuando obtienes este libro ya sea a días o años de haber leído el primer libro que nos presenta al incomparable Sherlock Holmes; las expectativas son tan altas, y es que antes de empezarlo sigues con el sabor de "estudio en escarlata", pues bien, el Signo de los cuatros tiene su propia esencia, rodeada de intrigas, misterio y una comedia que solo es posible en el desenvolvimiento de esta maraña de hechos, que empujan nuevamente a nuestra pareja favorita del mundo detectivesco a explorar los diferentes caminos de inicio pero un solo final, descubrirlo.


Es un libro que me gustó bastante, lo leí muy rápido, de lectura ligera. Me gusta la manera de escribir de este autor. Da espacio a todos los personajes para expresar su punto de vista y poder contar su historia. Me gusta que dentro de la historia tenga una pizca muy sutil de romance.


El signo de los cuatro una de las cuatro novelas escritas por Arthur Conan Doyle sobre Sherlosck Holmes nos sumerge en una trama detectivesca, acechándonos tanto el peligro como el misterio, donde tras la aparición de Mary Morstan quien interrumpe una interesante discusión entre Watson y Holmes sobre las dotes detectivescas de este, quien debe mantener ocupada su mente y no dejar ganar al aburrimiento buscando así otros métodos que le proporcionen la adrenalina que necesita entre caso y caso, llegando incluso a recurrir al consumo de cocaína diluida al 7%, es cuando aparece la señorita Morstan en busca de los detectives ya que desde que su padre desapareció ha estado recibiendo algunas perlas de una fuente totalmente anónima hasta ese momento que ha dado la cara y quiere concertar una cita con ella para ayudarla a encontrar respuestas sobre la desaparición de su padre.... Con lo primero que nos encontramos en esta versión de El signo de los cuatro presentada por Aula de Literatura de Vicens Vives y tal como la editorial nos tiene acostumbrados al presentarnos tan completas obras, es con una introducción que aunque breve nos trae a conocer un poco del autor, tanto de lo que fue su vida como la de la propia obra que tenemos entre manos, situándonos al mismo tiempo dentro del contexto histórico, acompañando todo por algunas fotografías. Tras esto y bien diferenciado comienza el relato de El signo de los cuatro. Estructurado en unas 170 páginas divididas en 12 capítulos y narrado en primera persona desde el punto de vista del Doctor Watson quien acompaña a Sherlock en sus aventuras.Nos presenta una trama al principio sencilla donde tienen que acompañar a la señorita Morstan a la reunión con su benefactor anónimo y descubrir así el paradero de un hombre que lleva desaparecido años. Pero poco a poco la trama se va complicando desde el momento en que aparezca asesinado el hijo de uno de los amigos del Capitán Morstan sumiergiéndonos en una cada vez más enrevesada y peligrosa trama de traiciones, venganza encontrándonos hasta un tesoro oculto que traerá la muerte de aquellos quienes más lo desean. Debo decir que es lo primero que leo tanto de Arthur Conan Doyle, a parte de algún que otro relato en alguna antología junto a otros autores, como sobre Sherlock Holmes que, si bien me lo habían recomendado un montón o bien nunca había sentido yo la suficiente curiosidad o se me habían puesto por delante otros libros que me llamaban más la atención. Ya desde ahora aseguro que no será lo último que lea sobre este par de detectives pues, aunque este en particular personalmente creo que el misterio se resuelve un poco rápido, la trama no deja de ser emocionante, interesante y algo compleja. Pasamos de una trama de misterio a una policial donde deberemos averiguar quién está detrás de todo para llevarlo cara a la justicia, algo no demasiado fácil y utilizando de todo nuestro ingenio y nuestras dotes de deducción. Me ha dejado con unas inmensas ganas de leer su anterior novela 'Estudio en Escarlata'. Me ha sorprendido la ligereza con la que se lee esta historia y es que, a pesar de estar narrado con un lenguaje elegante, bastante técnico en ciertas ocasiones y típico de la época, algo que ayuda en este caso las anotaciones a pie de página, con la ayuda de una gran ambientación de lo más visual que nos ayudará a sumergirnos en ese Londres del siglo XIX, nos presenta una lectura de lo más amena y divertida. Los personajes son otros que son muy fáciles de imaginar. Me ha encantado la pareja que hacen Holmes y Watson. El primero con esa adicción a las drogas para sobrellevar su monótona vida entre caso y caso y el Doctor Watson intentando ayudarlo. Además la complejidad de ambos siendo tan distintos y a la vez una pieza complementaria. Donde más lo podemos observar en esta ocasión es en el caso del amor. Todo ello acompañado, para amenizarnos todavía más si cabe la lectura, de unas asombrosas ilustraciones de la mano en esta ocasión de Julio-Cesar Santoyo y destacar el apéndice cartográfico que nos ayudará a situarnos dentro de esa ambientación de la historia, además de las actividades de comprensión lectora a final del libro.


¿Que más puedo decir que no haya dicho ya en estudio en escarlata? Entretenido, adictivo y sin ningún tipo de paja. Sherlock Holmes se ha convertido en uno de mis personajes favoritos.


Ver más reseñas

Más libros del autor ARTHUR CONAN DOYLE


También se buscó en TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


Frases del libro EL SIGNO DE LOS CUATRO

la prueba mayor de la auténtica grandeza del hombre está en la percepción de su propia pequeñez.

Publicado por:

watanabe21 🐺

El amor es algo maravillosamente sutil; allí estábamos nosotros dos, que nunca nos habíamos visto hasta aquel mismo día, que no habíamos intercambiado ni una sola palabra ni mirada de cariño, y que ahora, en un momento de dificultades, nos buscábamos

Publicado por:

watanabe21 🐺

Odio la aburrida monotonía de la existencia. Deseo fervientemente la exaltación mental.

Publicado por:

watanabe21 🐺