Calificar:

8,6

99 votos

Sinopsis de EL SEÑOR PRESIDENTE

Inspirada en la figura del dictador guatemalteco Manuel Estrada Cabrer. El relato constituye un descenso a los infiernos a través de la reconstrucción de una atmósfera de pesadilla, forjada por el ejercicio ilícito del poder y por la omnipresencia de la tortura y el miedo. La visión esperpéntica de la realidad y el lirismo descarnado logran la transfiguración de una situación histórica concreta en una realidad literaria autónoma.

12 reseñas sobre el libro EL SEÑOR PRESIDENTE

García Márquez, Mistral, Vargas Llosa, Neruda, Octavio Paz ¿quién más?... Asturias. Miguel Ángel Asturias es el otro premio Nobel latinoamericano. Y había que leer algo de él. En este caso su obra más emblemática o la más conocida. Veamos de qué se trata. El Señor Presidente Constitucional de la República, Benemérito de la Patria, Jefe del gran Partido Liberal, Protector de la Juventud Estudiosa, ¡Primer Ciudadano de la Nación!. Además, Protector de la Mujer Desvalida, del Niño y de la Instrucción. Así se hacía llamar el dictador omnipotente en torno al cual gira esta novela. El retrato de este dictador (se parece tanto a un tal Manuel Estrada Cabrera, tirano de Guatemala por 22 años) y las sombras tenebrosas que proyecta lo podemos encontrar muy similar en casi todos nuestros países latinoamericanos, donde encabezaron gobiernos opresores de ayer y ¡ohh sorpresa!!! también hoy quedan algunos disfrazados de demócratas. En la novela desfilan las vilezas, los cómplices de la iniquidad, la cobardía que deja el corazón de piedra y hace infeliz al que la sufre y condena a los que se atreven, la felonía de los que pululan por los pasillos del poder, los miles que se unen pero sólo en el baile de los que sobran, los cientos de miles que sólo quieren respirar unos pocos decilitros de libertad y conocer en los recovecos de la esperanza la soñada cara de la justicia. Y don Miguel Ángel recuerda que “Los ciudadanos que anhelaban el bien de la patria están lejos; unos piden limosna en casa ajena, otros pudren tierra en fosa común” ¿Adónde volver los ojos en busca de libertad? Ha sido un gusto conocerlo don Miguel Ángel (no puedo tutearlo como a Gabo y Gabriela porque recién lo vengo conociendo). Me ha gustado lo que cuenta, esto de las dictaduras nos llega de cerca, sus metáforas son un placer, pero debo ser franco también con lo que no brilla: me tuvo enredado con tantos saltos, vueltas y ciertos episodios que son para confundirse. Y de los modismos locales que se despacha, mejor ni hablar. Y bien, finalmente decir (porque no me lo puedo callar) que las dictaduras son el campo fértil para los abusadores, los corruptos sin medida, los delatores, aduladores y trepadores. Lo hemos visto y lo hemos sufrido. Y las acciones u omisiones dejan profundas llagas en el alma de los países, que demoran en cicatrizar y a veces no cierran nunca. Y el dictador en cuanto logra ser más todopoderoso, más tiempo se queda. En mi país tuvimos uno de mal recuerdo. Se llamaba Augusto José Ramón, pero se hacía llamar Capitán General y se quedó diecisiete años en el poder. Hasta que al final lo echamos con una raya marcada con lápiz grafito, al lado de la palabra NO en el voto. Porque llamó, lleno de confianza en su victoria a un plebiscito para quedarse 8 años más. Era el candidato único. Pero una vez contados los votos llegó segundo.


Una de las grandes novelas escritas por el orgullo guatemalteco y ganador del Nobel de Literatura, Miguel Ángel Asturias. Al adentrarse en la historia uno encontrará el retrato de una ciudad que está sometida por una dictadura del llamado “Señor Presidente”. Así, con un fino toque argumental, con calidad literaria del escritor, nos lleva a un recorrido por los infiernos surgidos en su narrativa, por una atmósfera de pesadilla que nace del ejercicio autoritario del poder, la tortura y el miedo. Aunque no se menciona en el libro, en el trasfondo, la novela es una ficción histórica inspirada en la figura de Manuel Estrada Cabrera, dictador de Guatemala de principios del siglo XX.


Cuando se habla de dictadores latinoamericanos, una de las novelas que inmediatamente se me viene a la cabeza es ésta publicada en 1946 y que suele aparecer en toda lista sobre el tema. Sin embargo, en esta historia el señor presidente es como el gran hermano de 1984 de George Orwell, o sea raramente aparece. La novela más bien habla de lo que es vivir en dictadura, la corrupción y el miedo, el horror, las torturas y excesos que sufren las personas cuando caen en desgracias ante el poder. Si bien no es la primera novela que aborda este tema, es claramente un referente de "El otoño del patriarca" de García Márquez, "La fiesta del chivo" de Vargas Llosa, "Yo supremo" de Augusto Roa Bastos o “El recurso del método” de Alejo Carpentier.


Es difícil entender muchos de los modismos que aparecen en el libro si no eres guatemalteco. Pero sí te das a la tarea de buscar su significado, encontrarás la dimensión de esta novela. Escrita por un Premio Nobel de Literatura.


La intensidad, el surrealismo y lo étnico latinoamericano se conjugan para impactar al lector en la Historia de abusos y de crueldad de una de las dictaduras del siglo pasado. A pesar de lo intrincado que se hace la lectura en algunos capítulos, despunta la universalidad del mensaje de indignación y asco contra la abyección del poder.


Es una novela que retrata la dictadura de centroamérica. Todas las atrocidades, asesinatos, muertes y todos los horrores que comete un dictador.


Un relato bastante crudo, la miseria y la injustisia se hacen tangibles y se siente la impotencia en el corazón al batirse entre las líneas de esta obra sin censura. Novela histórica que hace referencia al gobierno del dictador guatemalteco Manuel Estrada y relata los abusos y condiciones en los que vivía el pueblo sometido.


El asesinato de un general por parte de un loco desencadenará una serie de acontecimientos donde los inocentes pagan por culpables, una manera resumida de decirlo En si la novela abarca el panorama social bajo la dictadura en Guatemala bajo el régimen de Manuel Estrada Cabrera (el Señor Presidente), mostrando la corrupción de los altos mandos, injusticia social y panorama decadente, siendo el mas representativo en la crueldad el Auditor de Guerra. La trama principal abarca a Miguel cara de Ángel, el favorito del presidente, al que la novela dice mas no muestra los actos malos que realiza, directamente abarcando su transción, hasta el final el cual no mencionare La novela explora bien los efectos de la dictadura de Estrada, si bien no aparece mucho se entiende que es él quien va moviendo los hilos. Sin embargo en esta exploración le sobra la historia del titiritero y su esposa la cual no tiene mucho peso en las dos apariciones de estos, ademas de cierto capitulo donde Asturias intenta mostrar lo malo que es el presidente en una escena un tanto caricaturesca que ya lo que pasa en el resto de la novela basta para entender sin necesidad de subestimar al lector, salvo estos y algunos detalles es una buena novela


MÁS LIBROS DEL AUTOR MIGUEL ANGEL ASTURIAS


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO EL SEÑOR PRESIDENTE

Rodea a los infelices presos, gente dudosa, policias con "caras de antropófagos" " los cachetes como nalgas" de voz triple, " voz de mujer" figuras vivientes como las que encontramos en los sueños.


Publicado porRolando22

Seguido de chiquillos se refugiaba en los barrios pobres, pero allí su suerte era más dura; allí, donde todos andaban a las puertas de la miseria, no solo lo insultaban, sino que al verlo correr despacio,le arrojaban piedras, ratas muertas y latas vacias.


Publicado porRolando22