Calificar
8,2 28 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL RUIDO DEL TIEMPO

El 26 de enero de 1936 el todopoderoso Iósif Stalin asiste a una representación de Lady Macbeth de Mtsensk de Dmitri Shostakóvich en el Bolshoi de Moscú. Lo hace desde el palco reservado al gobierno y oculto tras una cortinilla. El compositor sabe que está allí y se muestra intranquilo. Dos días después aparece en Pravda un demoledor editorial que lo acusa de desviacionista y decadente. Un editorial aprobado o acaso escrito de su puño y letra por el propio Stalin. Son los años del Gran Terror, y el músico sabe que una acusación como ésa puede significar la deportación a Siberia o directamente la muerte. Pero Shostakóvich sobrevive, compondrá música heroica y patriótica durante la Segunda Guerra Mundial y el régimen comunista lo enviará como uno de sus representantes al Congreso Cultural y Científico por la Paz Mundial en Nueva York, donde repetirá, sin salirse jamás del guión, aquello que le dictan los comisarios políticos. La historia de Shostakóvich y Stalin es un ejemplo particularmente desolador de las relaciones entre el arte y el poder. Uno de los más grandes compositores del siglo XX adaptó su arte a la estética oficial, abjuró de amigos y maestros, se postró ante el dictador para sobrevivir en un periodo en el que sus conocidos caían como moscas. Él salvó el pellejo y, ya muerto Stalin, acabó consagrado ...

Año de publicación:2016

4 reseñas sobre el libro EL RUIDO DEL TIEMPO

Muy interesante. Es la biografía novelada de un compositor Ruso en la época de Stalin. Este artista se ve obligado a repudiar su obra, la cual había enfurecido a Stalin y a pasar su vida componiendo al servicio del régimen soviético. Shostakovich elige sobrevivir antes que ser un mártir, debiendo renunciar a sus valores morales. En esta historia no pasa nada, tiene más que ver con las reflexiones y emociones de alguien quien vive con terror el régimen autoritario, sería una especie de monólogo interior. Interesante y diferente, un libro cortito que se lee rápido. A mí me gustó. No es para todo el mundo, por la temática y por cómo se desarrolla. Les dejo unos fragmentos: “Si te salvabas quizá salvaras también a los que te rodeaban, a los seres que amabas. Y puesto que harías cualquier cosa en el mundo para salvar a los que amabas, hacías cualquier cosa en el mundo para salvarte. Y como no había elección, tampoco existía la posibilidad de evitar la corrupción moral.” “Pero no era fácil ser un cobarde. Ser un héroe era mucho más fácil que ser un cobarde. Para ser un héroe sólo tenías que ser valiente un momento: cuando sacabas la pistola, lanzabas la bomba, apretabas el detonador, matabas al tirano y también a ti con él. Pero ser un cobarde era embarcarse en una carrera que duraba toda la vida. Nunca podías relajarte. Tenías que prever la próxima vez que tendrías que disculparte, titubear, achantarte, volver a familiarizarte con el sabor de las botas de caucho y el estado de tu propio personaje caído, abyecto. Ser un cobarde requería obstinación, perseverancia, una negativa a cambiar, lo cual, en cierto modo, constituía una especie de valentía.”


La historia de Shostakóvich contada desde un fluir de la conciencia al estilo inglés. Barnes poetiza, ensaya y narra a la vez. La vida del artista atravesada por las circunstancias políticas, el por qué si un artista descuida del arte en general y la música en partículas puede convertirse en un elemento útil para el poder. Excelente libro. Imperdible. Me gustaría que estuviera traducido al español rioplatense y no al español de España, pero eso va más allá de Barnes.


https://lalibertariainformacion.es/2020/02/conversaciones-sobre-el-ruido-del-tiempo-de-julian-barnes-con-el-loro-de-flaubert-capitulo-1/?fbclid=IwAR1AQHGX_G3l5TBMTFcSFKrPicGQXLocFRC25Sw4j2S9QCTnk1FxxMsqtJY(...)Podríamos estar haciendo un viaje a la URSS de Stalin y de Krushev y a la música de la época. Sin embargo, en el ruido del tiempo, Rusia, la música, los líderes soviéticos, y el mismísimo protagonista, el celebérrimo compositor Dimitri Shostakóvich, son simple atrezo para el verdadero viaje al que Julian Barnes nos invita, un viaje introspectivo hacia el lado más original del artista, aquel que tiene que ver con las emociones, con el miedo y la dicotomía de sus posibles respuestas, la cobardía o la valentía. Es un viaje al lugar interior desde donde nace el arte y al lugar exterior al que va dirigido. El novelista inglés, a través de los recuerdos y el carrusel de pensamientos ficcionados de Shostakovich nos invita a reflexionar sobre la relación del poder con el arte desde todos los planos posibles (cuando es censurado, cuando es utilizado o cuando es una protesta contra el poder), con el público objetivo del arte (¿A quién pertenece el arte?), con la función del miedo como mecanismo de control social y con la visión individual de este mismo miedo y la pusilanimidad en el interior de una mente brillante pero fajada por la cobardía. Para mí, el título de la novela, en un sentido formal y estilístico, es un reflejo del ruido de nuestra mente en estado reflexivo que no conoce el descanso. No hay página del libro en la que no te obligue a pensar en una idea, igual que no hay segundo en que seamos capaces de dejar nuestra mente en blanco y apagar nuestro propio ruido del tiempo (pasado y futuro).(Seguir Leyendo)


Me ha gustado mucho como novela el autor la biografía de Shostakovich, y cómo la relaciona con el estalinismo sanguinario que le tocó vivir, y cómo influyó en su obra


Más libros del autor JULIAN BARNES


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA