Búsqueda avanzada de libros

58 reseñas sobre el libro EL PRINCIPE

Es increíble la claridad con que se expresa teniendo en cuenta la época en que lo escribió. Obviamente hay explicaciones que no se pueden llevar a cabo en estos tiempos, pero por lo demás un libro muy recomendable. Hay que leerlo entre líneas y se puede aplicar tanto a un gobierno como también al manejo empresarial. Por suerte la edición que tenía en casa contaba con notas al pie atribuidas a Napoleón que no tienen desperdicio.


El aporte de este libro a la historia es haber develado en forma metódica y razonada las prácticas usuales y las motivaciones de quienes manejaban (y manejan) los hilos del poder. Maquiavelo lo escribió para publicitarse como experto asesor y poder ser "contratado" por quienes necesitaban esos servicios. Su valor es la revelación de la necesidad del pragmatismo amoral de la política.


¡Quién lo iba a pensar! Maquiavelo pone como ejemplo del Príncipe ideal a Fernando el Católico, pero el peso de la Leyenda negra se ha olvidado de ello. Estoy seguro que ni los especialistas lo toman en cuenta.


EL PRÍNCIPE - Nicolás Maquiavelo Volver de la “Utopía" a la realidad me propone Maquiavelo, y quizá la lectura de Tomás Moro lleve como compensación obligada la lectura de “El príncipe". No hay más certera realidad que la realidad del poder o el poder de la realidad que nos muestra Maquiavelo: el arte de gobernar elevado a ensayo filosófico y político, dónde se rompe lo civil y religioso como preludio a la separación de poderes. Un príncipe ha de ser justo y buen gobernante pero sobretodo ha de saber mantener el poder aunque para ello haya de ser injusto y cruel. El mal es necesario para evitar el peor mal. Leer “El príncipe" es leer la situación política global y las luchas de poderes actuales, es tan vigente y tan real que uno acaba siendo consciente que, a pesar de tanto gobernante iletrado, todos han leído un único libro: éste. Una frase: «Por eso el príncipe que desee serlo con seguridad, debe aprender a no ser siempre bueno, sino a ser lo que exijan las circunstancias y el interés de su conservación». Me ha recordado esta lectura otra de casi la misma época “Los claros varones de España" de Hernando del Pulgar en cuyas páginas se cuenta a los Reyes Católicos quienes eran los poderosos. Encontrareis una edición facsímil.


Una cátedra para ser un desgraciado con estilo, la verdad no estoy de acuerdo con este tipo de liderazgo, desde el amor también se pueden lograr los objetivos propuestos aunque te demores más. los resultados son más satisfactorios para todos. Nicolás nunca entendió lo que significa la palabra perdón.


Esta obra de Nicolás Maquiavelo, El Príncipe, es un clásico de la literatura. Los consejos para dirigir un reino y lograr lo que uno se proponga...muchas veces menciona como lema: el fin justifica los medios... Ser duros, ser consecuentes, no tener escrúpulos...ignoro si Nicolás Maquiavelo contó con el Arte de la Guerra de Sun Tzu como bibliografía para escribir su libro. A veces uno se pone a pensar si verdaderamente los políticos hacen uso de estos libros. En estos tiempos lo que se ha agregado como rutina es el tener a todos comprados, el tener a todos corrompidos por un precio...Judas modernos... Que desgracia. Bueno aquí debemos publicar reseñas. Recomendar los libros leídos y mencionar si nos gustaron o no y porque razones. Algunos libros encierran un tesoro...otros, tal vez como estos que comento...una pesadilla. Algunos cuentos aluden a un príncipe azul... Esta obra alude a un principe...uno real. Cuidado.


Ha de ser un verdadero manual de cabecera para políticos corruptos...lectura obligada para defenderse de ellos también


Es una obra maestra que se centra en el arte de gobernar (de obtener, conservar y ampliar el poder). Maquiavelo era muy claro y muy preciso exponiendo su teoría política. Su visión es digna de estudio. Por cierto, Maquiavelo nunca dice que "el fín justifica los medios".