Calificar:

7,8

99 votos

Sinopsis de EL PRINCIPE DESTRONADO

Novela extraordinaria sobre el misterio opaco de la infancia. Es la historia de un niño, Quico, que va a cumplir cuatro años. A Quico le pasa algo importante, le ha nacido una hermanita, Cris, que lo ha relegado a un segundo plano. Ahora, ya no es el rey de la casa; ahora es el príncipe destronado. A lo largo de un día, desde que se levanta dando gritos hasta que cae rendido por la noche, asistimos a sus andanzas, vislumbramos sus secretos y conocemos sus angustias. Detrás del niño, tan admirablemente recreado, vemos el mundo familiar, los otros hermanos, el padre y la madre, las criadas, la ciudad, la historia, el mundo.

6 reseñas sobre el libro EL PRINCIPE DESTRONADO

Esta novela de Miguel Delibes me ha llegado al corazón. Narra de una manera sencilla y maravillosa la vida de Quico, un niño a punto de cumplir los cuatro años que ha dejado de ser el pequeño de la familia y de recibir todos los mimos y atenciones al ser destronado por su hermana pequeña. Delibes nos narra un día cualquiera de la vida de Quico y de todos los que le rodean, desde que se despierta por la mañana hasta que se queda dormido por la noche. Una lectura fácil, amena y divertida, que retrata la vida de una familia acomodada en los años 60, con seis hijos, una criada que vive en la casa y dos asistentas. De esta novela se hizo una adaptación al cine que se tituló "La guerra de papá". La película es una fiel adaptación de la novela. Al leerla después de haber visto la película, le he podido poner cara a los personajes principales y la lectura se ha hecho más amena i divertida. Me siento afortunada de conocer y poder leer, aunque sea tarde, a las grandes voces de la literatura española e hispanoamericana del siglo XX. No lo hice en su momento pero puedo hacerlo ahora que tengo más tiempo libre para dedicar a mi gran pasión que es la lectura. En parte os lo debo a vosotros, amigos lectores de Alibrate; descubrir y participar en esta red me ha descubierto un mundo lleno de libros y autores que me eran lejanos y/o desconocidos y que vale la pena conocer y tener cerca. Muchas gracias a tod@s! 30 de abril de 2021 PD. Si te ha gustado la reseña de cualquier usuario y decides premiarla con un like, debes hacerlo en el corazón grande donde pone, te ha gustado esta reseña? O ante la duda, en los dos.


Junio 2021 El príncipe destronado es una novela corta, sencilla y fácil de leer pero con infinidad de matices, inequívoca seña de identidad de un autor maestro entre los maestros como contador de historias e incomparable retratista de la sociedad española de la postguerra. Una obra que cuenta un día cualquiera de la vida de Quico, un niño de cuatro años que vive en los años sesenta en una capital de provincias española en el seno de una familia acomodada. Un pequeño que busca con sus continuas travesuras llamar la atención ante la llegada a la familia de una hermanita que le ha desbancado de su lugar privilegiado como benjamín de la casa: un autentico príncipe destronado. Y así, a través de los ojos de la inocencia y bajo el prisma de la cotidianidad, en una casa en la que aparentemente no pasa nada, Delibes con su maravillosa pluma nos desgrana los roles y personalidades de sus habitantes, haciendo a la vez una crítica solapada de la España de la época: un padre machista y autoritario ausente de la vida familiar, una bella madre insatisfecha por un matrimonio fracasado que le ha cargado de hijos cuya educación delega en el servicio doméstico mientras proyecta una imagen de vida ejemplar hacia el exterior, una servidumbre compuesta por una mujer cotilla y cascarrabias cansada ya de trabajar y una joven inculta pero cariñosa y complaciente que tiene una relación con un muchacho rebelde y revolucionario que reclama cambios en la sociedad y unos hijos que quieren vivir sin seguir los dictámenes de sus progenitores pero no se atreven…Una idílica familia repleta de imperfecciones. Una novela maravillosa, pese a no ser la mejor de este incomparable escritor, con pequeñas pinceladas de humor que bajo el disfraz de la ingenuidad y con una sutileza exquisita de la que el autor hace gala insinuando sin decir, pone sobre la mesa problemas sociales y culturales que han formado y que aún hoy siguen formando parte de nuestra realidad más cotidiana.


Maravillosa novela del gran escritor vallisoletano que narra las peripecias de un pequeño de la casa cuando deja de serlo tras el nacimiento de su hermana y hace todo lo posible por llamar la atención para que se le haga la misma atención que hasta ese momento sin ninguna intención de ser malo simplemente travieso como cualquier niño de su edad.


De vez en cuando es conveniente y necesario recuperar viejas obras de los grandes clásicos de la literatura española. Miguel Delibes estuvo cincuenta años publicando un sinfín de obras. La que me dispongo a reseñar fue escrita en 1973, justo hace cuarenta años. El genio de Valladolid escribió su undécima novela poco después de ingresar en la Real Academia Española de la Lengua, en el momento de su mayor apogeo literario. En ella cabe destacar, entre otros, dos aspectos que caracterizan también la mayoría de sus narraciones: el estricto realismo de cada una de sus páginas y el estudio milimétrico de la psicología de los personajes. Las 186 páginas que la componen narran un día en la vida de Quico y su familia, concretamente, el tres de diciembre de 1963. Salvo en un par de escenas (una en una tienda de la misma calle y otra en el médico) el escenario donde se desarrolla la acción se circunscribe a la casa familiar. La ambientación es formidable, destacando el mobiliario de la cocina, con el calentador de agua como gran estrella; diversos objetos, como el tocadiscos alrededor del cual los hermanos mayores de Quico bailan el twist; el lenguaje de los personajes; la manera en que los mayores guardan las apariencias; y la religiosidad imperante en la casa. Delibes nos cuenta los hechos acaecidos durante la jornada mediante un narrador externo en tercera persona. Este se centra en la figura de Quico, el gran protagonista de la acción. La familia es una de las acomodadas de la ciudad, llegando a contar hasta con tres asistentas (la Vítora, la Domi y la Seve). Quico tiene cuatro hermanos mayores y una menor (Cristina), la cual centra las atenciones de los mayores. De ahí el título, sin duda. Quizás la única crítica que le haría a Delibes respecto a esta novela es la excesiva madurez de su protagonista. Se nos dice que tiene tres años de edad, algo bastante difícil de entender por los diálogos, los pensamientos y las acciones del mismo. Básicamente, dividiría la obra en dos partes bien diferenciadas: mañana y tarde. La hora de comer marca el paso de una a otra. La pelea entre Papá y Mamá, en la parte central de la acción, nos explica algunos aspectos que hasta entonces no se habían aclarado, a la vez que nos presenta otros que serán desarrollados a continuación. El matrimonio, con seis hijos, algo nada extraño en aquella época, hace aguas desde hace tiempo. Pero, como se ha dicho más arriba, las formas y las apariencias debían ser guardadas de puertas hacia afuera. La llegada de los hermanos mayores de Quico, que ya han acabado las clases, otorga mayor variedad de temas a la trama. Incluso acelera la lectura de la obra (si bien estamos ante un libro de esos que se leen en dos o tres sentadas). La inocencia del pequeño marca muchas de sus acciones a lo largo de la novela. Si embargo, sus ansias de ser mayor le acercan a Juan, el más próximo a él en cuanto a edad. E incluso le llevan a querer formar parte de la educación de Cristina, que apenas cuenta con un año de edad. Eso sí, una de las partes más importantes de la trama es la que hace referencia al hecho de querer llamar la atención para reclamar el trono perdido con la llegada al mundo de la pequeña. Como buen descriptor de la realidad que fue el vallisoletano, aquí deja claros reflejos de la misma: el autoritarismo del cabeza de familia, la sumisión y el quemazón de una madre agobiada ante el hecho de tener que criar prácticamente sola (pese a disponer de la ayuda de sus tres sirvientas) a sus seis hijos, el despertar a la vida de los más mayores, las relaciones extra-matrimoniales como vía de escape a la triste realidad, la guerra en el norte de África, etc. En 1977 Antonio Mercero adaptó la novela al cine bajo el título "La guerra de papá", que fue interpretada por Lolo García, Teresa Gimpera y Vicente Parra, entre otros. Quizás muchos recuerden aquellas escenas en las que el pequeño y revoltoso Quico gritaba aquello de "mierda, cagao, culo". Pese a tener un gran éxito comercial en su día, basta una nueva revisión para pensar que está sacada del baúl de los recuerdos...


No esperaba tanto de este libro, con este libro me declaro fan de enemies to lovers, si estas buscando acción, intriga y romance, este es tu libro, lleno de plot twists que hacen que la historia no sea predecible y sumamente satisfactoria.


Un libro breve, de lectura rápida. Un relato de un día rutinario en una familia española de los años 60'. Como protagonista un niño de corta edad que ha sido relegado del puesto de pequeño de la casa por una nueva hermanita. Varios personajes en una historia sencilla: hermanos, hermanas, madre, padre, criadas y demás gentes propias de una casa de bien de la época. De fondo la crítica a aspectos familiares, de costumbres y de género que tanto imperaban en esos tiempo (y que aún hoy arrastramos). No puedo echar de menos una mayor profundidad en los temas porque no parece esa la pretensión de la obra. Lo mejor: la sencilla forma de contar lo cotidiano y las simpáticas "actuaciones" del "príncipe destronado".


MÁS LIBROS DEL AUTOR MIGUEL DELIBES


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO EL PRINCIPE DESTRONADO

—A saber qué tendrá la mano de una madre —dijo. Mamá adoptó un gesto duro para replicar: —Lo malo es luego —dijo—, el día que falta Mamá o se dan cuenta de que Mamá siente los mismos temores que sienten ellos. Y lo peor es que eso ya no tiene remedio.


Publicado porSoniagh

El matrimonio se hace y se deshace entre dos. Tuvisteis unas relaciones lo suficientemente prolongadas para conoceros. El matrimonio no se rompe si uno no quiere. Y puesta a hacer comedia, ¿por qué no lo tomas más arriba y finges con tu marido?


Publicado porskhaysi