Calificar
8,6 212 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL POZO Y EL PÉNDULO

Un relato que transmite el abandono, la desorientación, el desconcierto y la desesperanza de una persona que sabe que va a morir. El nombre del relato proviene de un pozo situado dentro de la celda en la que se encuentra el protagonista, en la que también se encuentra un péndulo con una guadaña con el que le torturan. En esta obra Poe demuestra su dominio sobre el lenguaje y las técnicas narrativas más efectivas, para involucrar y hacer sentir al lector como un testigo directo de los agobiantes pensamientos y experiencias sufridos por el narrador.

Año de publicación:1970

22 reseñas sobre el libro EL POZO Y EL PÉNDULO

Pozo, pendulo, ratas y un personaje condenado a una muerte indolora pero atroz, todos los sentidos focalizados en la angustiosa impotencia, en la esclava resignación y en la incapacidad de medir tiempo y espacio que inexorablemente se agota. Poe ambienta este magistral relato en Toledo con la invisible inquisición realizando un auto de fe donde las ratas son los espectadores de una ejecución en soledad. Y claro, al maestro de la desolación no se le escapa detalle alguno, destruir la parte humana para luego morir miserablemente. Comida de roedores, un futuro prometedor. El norteamericano maneja a su antojo el terror psicológico, la resistencia y el limite de la razón elevando a la máxima potencia el concepto desesperación. Si el entierro prematuro era claustrofobico, el pozo y el péndulo da un paso más allá, torquemada y el autor hubieran pasado tardes memorables creando instrumentos de tortura. Cuento de manual, donde ni falta ni sobra, simplemente se sufre pues su prosa tiene entre otras, lq virtud de poner a personaje y lector a dos milímetros de distancia. La única pega, soy amante de otros finales, que le voy a hacer!!


Terror psicológico desborda los parámetros de la angustia, la incertidumbre y las ansias de morir repentinamente, sin dolor. Un condenado a muerte por la inquisición es sometido al abandono total de los sentidos, a la más completa oscuridad subterránea, una soledad lo envuelve. Sus ojos no le sirven, sus manos diferencian erróneamente el escenario la nariz se atrofia por los olores de a centímetros, tiene hambre y es obligado a comer comida manoseada por ratas y por último, su oído es atormentado por el sonido incesante y metálico del péndulo... Poe era un genio para hacer sentir a uno miserable y preferir la muerte es realmente una opción.


Lei este relato de Poe porque cuando era adolescente King vio una película basada en él y decidido hacer una versión novelada, el mismo hizo sus propias impresiones y las vendería en el Colegio. King menciona que fue su primer Best seller porque vendió la mayoría. Así que me dio mucha curiosidad y decidí leerlo y oh sorpresa resulta ser el Mejor que he leído. Es un cuento cortito a penas 12 páginas pero en ellas pasas de la tensión, al Asco y a la agonía en tan pocas páginas, un cuento que te quita el aliento... Si tienes unos minutos y quieres que se te acelere el corazón te lo recomiendo! Perfecto para antes de dormir ❤️


¿Alguna vez, de niños quizás, tuvieron ese sueño donde uno cae muy lentamente por una escalera, de una manera tan tan lenta y agónica, como si fuera en cámara lenta?...  A mi me pasaba, solía tener la pesadilla de caer de la escalera de mi casa, de espaldas, cómo quien pierde el equilibrio mientras sube, justo para caerse en el último escalón...  En la pesadilla, es de noche, todo está oscuro y voy cayendo con mi pijama, y durante eternos minutos caía y caía en cámara lenta con la respiración cortada -no sé cuánto duraba esa horrible pesadilla- pero la sensación en el estómago de inevitable vértigo y falta de aire -así como se siente en la veloz bajada en la montaña rusa- se hacía muy profunda, muy hondo en el cuerpo y en esa eterna agonía de la caída lenta e inevitablemente que me perforaba el estómago junto la impotencia de no poder evitarlo... Caigo al final, al golpear mi cuerpo el suelo despierto frenéticamente de la pesadilla, cada centímetro empapado del cuerpo y la cama en sudor, respirando en convulsiones, y con mis pequeños brazos de niño agarrado de lado y lado de mi cama, en extrema tensión, en esa pose de rigidez de quien se agarra hasta con las uñas y no quiere caer... Así es este cuento de Poe, corto, pero profundo, siniestro, lento muy lento, de agonía larga y malsana, de calibrada tortura.... No sé porque este cuento me hizo recordar esa pesadilla que tenía repetidas veces de niño.... 


En menos de 20 páginas, este maestro saber crear una ambientación bestial, con un solo personaje y en un único escenario (una celda). Había pensado usarlo para el reto de leer un libro de terror, pero la verdad, es tan corto y me ha dado tan poco miedo, que cogeré otro para cumplirlo.


Noche, Silencio, oscuridad Sueño, delirio, desvanecimiento , muerte, el Hades, la Ultima Tule, con cada palabra, mas sobrecogedora que la anterior, por su encadenamiento, inefable, e imposible de separar, Poe traza, el camino del infierno, de la tortura, Tortura más atroz, cuanto que esta plagada de atisbos de esperanza que vienen acompañados de rafagas de terror y anticipación que dejan embotados los sentidos, exhausta la mente, Convertido, el lector en participe de estos horrores, sea como víctima, victimario o simple espectador inerte pero no impasible, inunda el alma de ese mismo dolor fisico, que lleva a desear la muerte como única salida, más aún a saber que no podrá ser concedida, Devastadora , aterrorizante, con cuan pocas lineas, con que pocas palabras con que nimios elementos y espacios se puede hacer estallar de terror el corazón de un hombre, Poe, terriblemente genial,


Todo lo que siente este hombre momentos antes de morir.


Angustioso


Ver más reseñas

Más libros del autor EDGAR ALLAN POE


También se buscó en TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


Frases del libro EL POZO Y EL PÉNDULO

“Cuando nos despertamos del más profundo sueño, rompemos la telaraña de algún sueño. Y, no obstante, un segundo más tarde es tan delicado este tejido, que no recordamos haber soñado.”

Publicado por:

Alejo..s

Cuando nos despertamos del más profundo sueño, rompemos la telaraña de algún sueño. Y, no obstante, un segundo más tarde es tan delicado este tejido, que recordamos haber soñado...

Publicado por:

Sary25

No es que me aterrorizara contemplar cosas horribles, sino que me aterraba la idea de no ver nada

Publicado por:

Alejo..s

En la muerte... ¡no!, incluso en la tumba no todo se pierde. De lo contrario, no existiría la inmortalidad para el hombre. Al despertarnos del más profundo de los sopores, rompemos el finísimo velo de algún sueño.

Publicado por:

Manuel CABEZAS VELASCO

“Transportándome silenciosamente hacia abajo, aún más hacia abajo, cada vez más abajo, hasta que me invadió un vértigo espantoso a la simple idea del infinito en descenso.”

Publicado por:

Alejo..s

Estaba agotado, mortalmente agotado por aquella larga agonía, y, cuando por fin me desataron y dejaron que me sentara, creí que mis sentidos me abandonaban. La sentencia, la espantosa sentencia de muerte, fue la última frase de claros acentos que llegó a mis oídos.

Publicado por:

Manuel CABEZAS VELASCO