1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. EL PELIGRO DE LA HISTORIA ÚNICA

Calificar:

8,3

82 votos

Sinopsis de EL PELIGRO DE LA HISTORIA ÚNICA

<P>«<I>Las historias importan. Importan muchas historias. Las historias se han utilizado para desposeer y calumniar, pero también pueden usarse para facultar y humanizar. Pueden quebrar la dignidad de un pueblo, pero también pueden restaurarla</I>.»</P> <P>Con su característico amor por las historias, en este manifiesto Chimamanda Ngozi Adichie hace una llamada a rechazar los relatos únicos. Se trata de su primera TED Talk, un emotivo discurso que han visto más de tres millones de personas. Con rotundidad y calidez, la autora reivindica la riqueza de la infinitud de historias que nos conforman. En este texto -que se cierra con una reflexión de la filósofa Marina Garcés- Ngozi Adichie alerta sobre los peligros de reducir una persona, un país o una cultura a un relato unívoco, pues solo cuando comprendemos que nunca existe una única historia, subraya, recuperamos una especie de paraíso.</P>

COMPRAR EN PAPEL

17 reseñas sobre el libro EL PELIGRO DE LA HISTORIA ÚNICA

Se puede decir más alto, pero no más claro. En su peculiar estilo narrativo, Chichamanda nos da razones suficientemente fundadas para cuestionarnos las imágenes que tenemos sobre otras culturas, a veces basadas en estereotipos simplistas,limitantes e injustos . Afincada en Estados Unidos es fiel defensora de sus raíces nigerianas y de su educación en los dos continentes. Tanto en su bibliografía como en sus conferencias siempre aprovecha para hacer gala de su defensa por la igualdad y la apertura mental entre naciones enfatizando más los puentes que los muros, más lo que nos une y enriquece que lo que nos separa. En este alegato pone un sin fin de ejemplos sobre cómo nos dejamos llevar por esas ideas esquemáticas, preconcebidas y universales que tenemos de quienes proceden de un determinado país o cultura. ¡Cuánto daño hace a veces el cine, la publicidad, que simplifica , esquematiza y nos confunde produciendo en muchos casos una imagen deteriorada de otras naciones!. Su discurso tiene tal fuerza que convence e invita a la reflexión siempre. Finalizo con las últimas palabras de la autora en este texto: "Cuando rechazamos el relato único, cuando comprendemos que nunca existe una única historia sobre ningún lugar, recuperamos una especie de paraíso". ¡¡¡Bravo Chichamanda!!!


En este caso particular, Chimamanda nos invita a revisar la validez de los esteretotipos e imágenes que nos formamos acerca de otras culturas y países, los cuales generalmente se hallan asociados a la "historia única", que es la expresión que emplea para referirse al punto de vista que se impone, y que usualmente corresponde al del grupo social o al país que tiene un mayor poder económico, usualmente asociado con la capacidad de generar una mayor producción intelectual, artística o literaria. Recuerdo hace muchos años, que un vecino se fue de intercambio estudiantil desde Colombia a un país europeo (no diré cual): el día que llegó, cuando sus anfitriones lo estaban acomodando, le preguntaron si se consideraba capaz de dormir en una cama, porque ellos habían visto en televisión que los indígenas sudamericanos estaban acostumbrados a dormir en el suelo. La propia Chimamanda cuenta que le sucedió cuando viajó a México, y tuvo la oportunidad de conocer a una gran nación con una inmensa diversidad cultural y una riqueza social, humana y natural que se extendía en muchos sentidos, y que chocaba con la imegen que se había formado de este país a partir de esa historia única en la cual se representaba al mexicano como al inmigrante que llega de manera ilegal a los Estados Unidos en busca de sustento, y se sintió profundamente avergonzada por haber adoptado este cliché y no haberlo contrastado. En últimas, la invitación que hace es a no quedarse con solo una cara de la historia, y a beber de otras fuentes: conocer a un país por los relatos de la población autóctona y de los grupos marginados, para saber de dónde vienen y qué es lo que sueñan y lo que hacen, en lugar de limitarse a esa visión del "turista" que se encuentra de paso y para quien no son más que curiosidades o rarezas. Si nos acostumbramos a construir esas visiones de otras culturas a partir de los relatos que provienen de diferentes sectores, será más fácil entender a los otros para ir derribando las murallas que separan a unos grupos sociales de otros.


Es una historia corta, pero con un valor literario magistral. Chimamanda con un gran ingenio pone sobre la mesa el tema del peligro que encierra el contar o escuchar una historia y dar por sentado que es única. Normalmente podemos asumir la posición de emisores o de receptores ante una historia cualquiera, pero no es conveniente dejar de lado que lo más probable es que existan otras versiones que desconocemos, contar o escuchar puede tener diferentes matices en donde juega un papel importante la intensión comunicativa, el interés que tenga quien cuenta lo sucedido, a quién se le va a contar y quien escucha, cómo lo va a interpretar. Sería muy significativo tener en cuenta varias versiones de ese acontecimiento para poder reflexionar, cuestionar y tomar una postura frente a esa realidad. No hay verdades absolutas. Enterarme un poco de la cultura e idiosincrasia del pueblo nigeriano me permitió hacer una comparación con mi cultura, encuentro algunas semejanzas y es satisfactorio decir que nos estamos resignificando. Termino con esta frase de la autora: “Las historias nos enseñan a relacionarnos con lo que no sabemos, de nosotros mismos y de los otros. «¿Sabías…?», así empiezan casi todas las historias, y por lo tanto apelan a un no saber que nos relaciona”.


¡Qué manera de narrar! Simple y directa, sin grandes florituras. Se lee del tirón pero con la capacidad de dejarte pensativa mucho tiempo. El libro es su primera Ted Talk, que también está disponible en YouTube (subtitulado si quieres). En la segunda parte del libro Marina Garcés aporta su pensamiento desde una perspectiva algo más filosófica. Este relato no ha conseguido cautivarme.


Chimamanda Adichie es una escritora que con pocas palabras te deja mucho que pensar. Es una lectura rapida, fluida, sin palabras de relleno. Sin duda es uno de los mejores discursos que se han podido escuchar en nuestros tiempos.


Me ha encantado, sin duda la historia única es un peligro al que siempre estamos expuestos. Me pasó con Afganistán, antes lo único que me venía a la mente al pensar en ese país era guerra, pero hace unos años leí Bajo un millón de sombras, una historia que habla de un niño afgano y mi perspectiva cambió, claro que había guerra y pobreza pero también me mostró un país enamorado de su religión y paisajes y sembró en mi las ganas de ir a visitarlo. También me pasó cuando viví en otro estado que al mencionar que era de Sinaloa (un estado conocido por ser dominado por el narcotráfico) la gente se imaginaba que era muy peligroso, incluso me llegaron a decir que cuando pensaban en Sinaloa ni siquiera se imaginaban que pudiera haber universidades y que se lo imaginaban todo desértico y me asombró descubrir lo poco que la gente sabía de mi estado y ciudad porque en las noticias sólo se habla de los sucesos negativos. Creo que las mejores cosas de la lectura y el cine es que permiten conocer otras culturas de mejor manera porque te muestran la vida de los personajes de forma más completa, quitando la frialdad que se aprecia a través de las noticias que llevan noticias amarillistas y afectan la perspectiva que se tenga de algún lugar.


Es un relato adaptado de la primera TED Talk de la autora, que invita a la reflexión y que habla tal como dice el libro de los peligros que genera la historia única, el quedarse sólo con una versión de los hechos, personas o cosas y a veces menos que eso sino sólo con un ángulo mínimo del todo que lo conforma. Nos invita a reflexionar sobre los estereotipos que crea esta única versión, este relato único, en cómo puede privar de dignidad y enaltecer las diferencias entre grupos. Al menos yo, al igual que ella, comparto el pensamiento de que " es imposible conocer debidamente un lugar o a una persona sin conocer todas las historias de ese lugar o esa persona". Es por esto que debemos tener cuidado de no generalizar en nuestros discursos, de conocer, de informarnos debidamente, de entregar nuestros propios testimonios también, y de que estos se conozcan. Aparte de la frase que les dejo en la segunda foto, les dejo también esta: "Sólo cuando comprendemos que no existe una única historia, recuperamos una especie de paraíso" La edición además trae un segundo capítulo titulado "Las historias de una idea", epílogo de Marina Garcés (filósofa), que en lo personal me pareció muy interesante y destaco muchas frases del mismo, mi favorita es: "Las historias nos enseñan a relacionarnos con lo que no sabemos, de nosotros mismos y de los otros".


Tengo sentimientos encontrados con esta edición. Por un lado, el discurso de Chimamanda como siempre veraz y directo que me ha encantado. Por otro lado está el epílogo de Marina Garcés: se ha notado que lo han metido para rellenar páginas, vacío, lo único que hacía era repetirse en todo momento y no aportar absolutamente nada


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR CHIMAMANDA NGOZI ADICHIE


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO EL PELIGRO DE LA HISTORIA ÚNICA

Cuando rechazamos el relato único, cuando comprendemos que nunca existe una única historia sobre ningún lugar, recuperamos una especie de paraíso


Publicado porMaribel Calle

Los ritmos, las canciones, los poemas y las historias son la carne del pensamiento.


Publicado porTeresa Aidee

Pensar implica poder ponerse en el lugar de otro o de otra, por eso en todo pensamiento encontramos una voz singular en busca de una razón común.


Publicado porTeresa Aidee

Me gustaría terminar con una reflexión: que cuando rechazamos el relato único, cuando comprendemos que nunca existe una única historia sobre ningún lugar, recuperamos una especie de paraíso.


Publicado porTeresa Aidee

Las historias se han utilizado para desposeer y calumniar, pero también pueden usarse para facultar y humanizar.


Publicado porAiled Rguez

El relato único crea estereotipos, y el problema con los estereotipos no es que sean falsos, sino que son incompletos.


Publicado porAiled Rguez