Calificar
8,7 7.1k votos

Sinopsis

Narra la investigación sobre los crímenes crímenes que suceden en una abadía benedictina, en el siglo XIV. El nombre de la rosa entrelaza las características de la novela histórica, la novela policial, la crónica medieval y la narrativa gótica, ambientada en el ambiente religioso. A dicha investigación se dedican el fray Guillermo de Baskerville y su pupilo, Adso de Melk. La obra de Umberto Eco fue distinguida con el Premio Strega en 1981, el Premio Médicis Extranjero de 1982 y ocupó en lugar en la lista “Editor´s Choice” en 1983 del prestigioso diario New York Times. En ALIBRATE puedes encontrar todas las reseñas de los libros de Umberto Eco y todas las opiniones de los lectores sobre El nombre de la rosa.

Año de publicación:1980

122 reseñas sobre el libro EL NOMBRE DE LA ROSA

Este libro lo leí hace 20 años así que la reseña no será lo más fresco del día. PERO, pero, pero... la sensación de subyugacion y de adrenalina que me produjo todavía la recuerdo vividamente. Yo estaba en pleno examen para la universidad, con el agua hasta el cuello porque para variar no llegaba, y así y todo...eran las 4 de la madrugada y seguía alegremente sin poder soltar el libro. ¿Se me puede culpar? Piensen: thriller en un monasterio benedictino durante la edad media. Un asesino serial entre un montón de curas degenerados que vomitan paginas tras paginas toda su humanidad y sus perversiones, la inquisición, el diablo y debates sobre la cristiandad... No hay forma de no caer rendido y enamorado ante eso!!! Y por si esto fuera poco, en este monasterio estaba una de las mayores bibliotecas de la época, un templo, un laberinto, el infierno y el cielo, magia y oscuridad y un libro prohibido. Sí, un libro letal, un libro peligroso, un libro que no debe ser leído (créanme que cuando se enteren de que libro se trata sentirán que Eco los despierta a cachetazos). He leído que "el nombre de la rosa" puede ser pesado, que tiene demasiadas frases en latín, que Eco es insoportable. Miren. No lo se. Pero para el latín tiene a San Google y con respecto a Eco... no van a casarse con él, solo leerán su libro. Y su libro vale fumarse lo pedante . Será un zoquete. Pero un zoquete que escribe como los dioses.


¡Paren todo! Eco invade al lector con un estilo sorprendente abordando géneros literarios pasados, hace una combinación increíble de estos como alguien que hace malabares. Sí, mantiene el equilibrio entre un relato extremadamente gótico, los rasgos de la novela policíaca con influencia en el detective de antaño Sherlock Holmes y la crónica medieval que inspira al lector un aire de realidad fiel a una época de conflictos de fe, la santa inquisición como la más baja forma de justicia divina, matizandolo todo con el relato ideológico. Es genial. Eco describe la arquitectura y los ambientes físicos en nuestra mente detallando cada centímetro de espacio abstracto, nos eleva en un misterio y nos involucra, leemos pensamientos y en cada párrafo tratamos de descifrar junto al protagonista el crimen, así que en varias partes me sentí Adso, incapaz de penetrar en la mente del agudo Guillermo de Bakerville. Eco al igual que muchos otros, tiene influencia del genial Borges, a quien este otorga el papel representativo de Jorge de Burgos, el ciego omnividente. Me duele que al final descubra el concepto del título, porque "De la rosa nos queda únicamente el nombre".


Me resulta extremadamente difícil realizar esta reseña, casi tanto como leer la primera parte de este libro. El libro me pareció denso, por momentos infumable, pero tenía un nose que, que me invitaba a seguir leyendo, quizás el carisma de sus protagonistas, la dupla central es muy buena, los secundarios también, el misterio es interesante y el libro es original. El problema es su desarrollo, me aburría mucho leer tantas discusiones doctrinales eclesiásticas, las frases en latín sin un apéndice que las traduzca tampoco ayuda mucho, en parte no me podía concentrar porque cualquier cosa me parecía más interesante. El final es muy bueno, parece otro libro. Es redondo, sin cabos sueltos. Pero... un libro que me resultó pesado 2/3 partes me resulta dificil de puntuar. No es mi libro, definitivamente. No lo recomendaría; tampoco osaria decir que es un mal libro.


Un ejercicio literario, que culmino en un exito internacional, la pretension de crear un Colage, a partir de historia, ficcion, citas, referencias, ideas propias, asi como el traslado de la novela policiaca al medioevo y confrontada a la inquisicion . El laberinto arquitectonico en contraposicion al linguisticoTodo ello aderezado con el magistral uso de la pluma y lenguaje por parte de Eco, resultan en una novela que invita a la lectura desde la primera pagina, mantiene el interes en crescendo, la resolucion del misterio, si , pero el placer que provoca su lectura, y el concitar imaginacion, memoria, conocimiento, deduccion es gratificante, ejercicio para el autor, ejercicio para el lector...


Hasta el mismo autor señala que la primera parte del libro es densa y agradece a quienes perseveraron y llegaron a la parte entretenida. Sin embargo, a mi me gustó la primera parte, la historia de la iglesia europea era para mí del todo desconocida . Más allá de lo que indicaban en la clases de historia del colegio y vista aquí, con la iglesia como foco, me pareció del todo interesante. Además, el personaje principal me encanta con su raciocinio, su nobleza y amor por los libros.


Una abadía Benedictina, la edad media, discusiones teológicas, herejías, una especie de Sherlock Holmes del siglo XIV, Monjes con 'placeres' ocultos, una biblioteca- laberinto que oculta más cosas que solo libros, un libro perdido de Aristoteles, muertes inexplicables, todo eso y mucho más se da cita en esta gran obra de Umberto Eco, que con su gran detallismo, a veces bastante excesivo, te sitúa de forma casi mágica en el norte de Italia. Una gran obra, no tan fácil de leer ya que contiene muchísimos pasajes en Latín y sobre todo en la primer parte demasiadas discusiones teológicas, pero aún así es una gran obra capaz de erizarte la piel. Sin dudas gran libro para leer con calma y sin apuros, decididamente la forma de escribir de Eco te deja con ganas de leer un poco más de este gran autor.


Recuerdo que en mis primeros años de facultad (Arquitectura-UBA) nos hicieron leer la descripción de la planta de la abadía que Eco hace en éste libro y luego dibujarla, un ejercicio bastante laberíntico por cierto. Así conocí y me interesé por este libro. A Umberto Eco ya lo frecuentaba por sus libros de semiología (La estructura ausente, Apocalípticos e integrados, etc.) y por su famosísimo Cómo se hace una tesis. Pero gracias a mi profesor de Morfología 1 comencé la obra de ficción del italiano por este libro. Una cita que veo subrayada en mi viejo ejemplar de Lumen: “…los que están dispuestos a morir por la verdad suelen provocar también la muerte de muchos otros, a menudo antes que la propia, y a veces en lugar de la propia."


Las reseñas no sirven mucho, solo al leerlo se puede entender la genialidad de este libro,¡léanlo! Toma un poco de esfuerzo y probablemente se necesite de mucho internet para los diálogos en latín y algunas referencias si no se sabe mucho del momento histórico en el cual acontecen los hechos, pero vale la pena todo el esfuerzo invertido.


Ver más reseñas