1. ALIBRATE
  2. NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN
  3. EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS

Calificar:

8,4

4.8k votos

Sinopsis de EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS

Un drama desde la perspectiva de dos niños que viven a diferente lado de la alambrada de Auschwitz. Si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una. Cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad. El editor

341 reseñas sobre el libro EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS

Tengo este libro desde hace un tiempo en mi librero y siempre le daba largas porque sentí que me iba a destrozar el corazón pero por fin me animé a leerlo y todo bien. Si es que no conocen la historia, pues básicamente es de como un niño, Bruno (hijo de un comandante nazi) se hace amigo de Shmuel (un niño judío) en Auschwitz, quien me parece lo más tierno de la vida. La historia esta contada desde toda la inocencia de Bruno aunque para cualquiera que sepa lo básico sobre la SGM queda bastante claro que es lo que está sucediendo en realidad, lo que si bien no le quita el horror a lo sucedido si la hace más digerible para públicos sensibles. Aunque no me hizo llorar si me dejó con este sentimiento de tristeza profunda por todo lo ocurrido en este periodo.


Hace ya algún tiempo que la leí y lo primero que hice nada más terminarla fue recomendársela a mi hija porque, si bien no es una gran obra literaria, creo que es de necesaria lectura para aquellas personas que quieren empezar a leer sobre la SGM o para adolescentes que ignoran por completo esta época de la historia tan cruel y tan cercana. La historia nos viene dada a través de los ojos inocentes de Bruno, su protagonista, un niño hijo de un oficial nazi que se va a vivir con su familia a Auschwitz. Allí Bruno conocerá a Shmuel, niño judío, con el que entablará una amistad sin llegar a entender qué hace siempre vestido con un pijama de rayas y dentro de ese lugar. Es una novela sencilla que, aunque su final te toca el corazón, no es demasiado dura, por lo que es mucho más ligera para aquellas personas que son demasiado sensibles a leer sobre esta temática. Lógicamente al estar narrado por un niño tiene cierto corte infantil que, para mi gusto, favorece la novela porque nos hace darnos cuenta de lo increíble estúpidos y egoístas que somos los seres humanos cuando dejamos de ser niños que incluso llegamos a cometer atrocidades sin sentido, movidos por odios absurdos e inventados.


Un libro sumamente sencillo pero tan profundo como la vida misma. Boyne narra desde la perspectiva de un niño, que personifica la inocencia, llamado Bruno de cómo encuentra a un verdadero amigo detrás de un alambrado, de repente su visión del mundo se distorsiona y quiere, desde su posición de egoísmo infantil, entender el mundo de su nuevo amigo, el del pijama de rajas. Descomunalmente desgarrador el desenlace, tiene una película muy conmovedora también, pero el libro se disfruta mejor porque te imaginas corriendo detrás de esos niños, quieres explicarles la maldad que no ven, quieres llorar con ellos y abrazarlos, la impotencia tal vez te destruya, pero vale la pena leerlo.


No voy a mencionar nada sobre la trama de esta historia porque o bien ya tienen una idea de que va o ya han oído hablar de éste. También porque el autor especifica en la sinopsis que es mejor no saber nada de la trama antes de leerlo. Hace unos años vi la película de un niño que tenía un pijama de rayas, cuando terminé de verla con lágrimas en los ojos me prometí jamás en la vida volverla a ver porque en ese momento me dejó muy sensible. Tiempo después me enteré que estaba basada en un libro y de nuevo me prometí que nunca leería ese libro. Y ahora, aquí estoy, escribiendo una de las reseñas más difíciles que he escrito hasta ahora la del libro El niño con el pijama de rayas. Al principio tenía miedo de leer está historia, porque siendo honesta el tema de la segunda guerra mundial es uno de los que más evito tanto en libros como en películas, me parece uno de los acontecimientos más terribles en la historia de la humanidad y siempre me dejan mal. La historia me conmovió más que nada porque a pesar de estar narrada en tercera persona, es desde la perspectiva y por lo tanto desde la inocencia de un niño de nueve años, todo se vive desde la forma en la que Bruno ve y entiende el mundo y todo lo que lo rodea. Todo en su vida cambia cuando se mudan a un lugar horrible, horrible para él porque no hay con quien jugar pero más horrible aún por lo que hay detrás. Bruno es un niño inteligente que busca obtener respuestas a las preguntas que ninguno de los adultos es capaz de responderle, no logra entender porque no puede jugar con los niños que tienen un pijama de rayas y es que no logra ver ninguna diferencia (porque no la hay) entre aquel que ahora llama amigo y él. El autor no agrega muchas descripciones ni es necesario ser demasiado explícito porque por el simple hecho de conocer el momento histórico en el que está ambientado, te da una idea bastante clara de lo que en realidad está pasando alrededor de Bruno. En algunas ocasiones se me hacían un tanto repetitivas las preocupaciones de Bruno, pero quién puede culpar a un niño de nueve años que en realidad no sabía que era lo que estaba pasando, por querer volver a su casa de cinco pisos en Berlín y ver a los que serían sus mejores amigos para toda la vida. No podemos tacharlo de egoísta, cuando él solo sabía que un día lo habían sacado del que era su hogar para llevarlo a un lugar horrible. Y es que ahí radica toda la esencia del libro, en la inocencia de dos niños que comparten el mismo destino porque de cierto modo se sienten conectados al creer que están pasando por lo mismo, alejados de sus hogares, de su vida, ambos con la necesidad de tener un amigo, cuando la verdad es que la realidad de uno es todo lo contrario del otro. De cierto modo la película me marcó más que el libro porque al leerlo ya sabía lo que iba a pasar y eso de cierto modo le robó esa impresión final. Aun así, con ese final tan abrupto, es imposible no conmoverse y es que el autor no necesitó de más palabras para dar a entender el horror de esos últimos capítulos. La lectura me dejo una sensación extraña, al terminarlo no sabía muy bien cómo me sentía, lo único que pude hacer fue salir de mi cuarto y buscar hacer algo que me distrajera, algo que me quitara esa sensación que se había quedado en mí.


La inocencia perdida y la humanidad encontrada a cada lado de una alambrada que albergaba los horrores más inhumanos de la historia. Lo que propone el autor irlandés John Boyne es transmitirlo desde la mirada limpia de un niño de 9 años, hijo de un alto mando alemán cual preocupación más importante es que su nueva casa solo tiene tres plantas, ajeno a lo que los campos eran en realidad, incluso a lo que su país inflingía a un pueblo y a toda Europa. Una novela que aún narrada a través de los ojos limpios de Bruno, es dura y el horror está palpable en su ambientación, cada día en esa casa junto a la muerte, a pesar de no ser nada explícita. Mi sensación es que es un libro iniciático en el tema de Holocausto y la Solución Final, por narrativa y escritura sencilla, posiblemente, llego muchos años tarde a su lectura pero es una historia que se lee en un suspiro. La gran bondad es su ritmo y facilidad lectora, también cómo muestra el contraplano de lo que estamos acostumbrados, la literatura o el cine nos ha enseñado muchas veces lo que sucedía de las alambradas hacia adentro, pero casi nunca lo que sucedía fuera. Sus personajes son subrayados estereotipos, la importancia radica en el sufrimiento del lector por el destino de este niño. Un destino sorprendente y devastador que nos deja sumidos en la oscuridad, junto a Bruno y Shmuel, quizás perdidos para siempre.


Una historia muy fácil de leer, en 24 horas se puede leer sin problema. Es uno de los libros que tenía pendientes por leer hace muuuuuucho tiempo...😅 ya he perdido la cuenta... Y en este año 2022 me propuesto ir leyendo estás lecturas que tenía pendientes por leer. Y uno de ellos es esta historia de "EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS"🧒🧒🎽 He decir que es una historia que me ha encantado y me ha enganchado muchísimo, aunque mediante iva leyendo pensaba que algo trágico iva a suceder... me esperaba un giro malo en la historia, menos mal que No ha pasado porque no se me hubiera ido la mala sensación que me hubiera producido y de tristeza inmensa... En general un libro de 10!


🌾 Libro leído 🌾 ☕☕☕☕ 1/2 el niño con el pijama de rayas. A diferencia de la pelicula, aquí todo es narrado a través de lo que el niño ve y conoce por lo que logra trasmitir inocencia, Muy buen libro. Me ha gustado pero es tristisimo 😢 Estimado lector, estimada lectora: Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata. No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una. Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad. El editor Reseñas: «Una historia que tiene mucho de fábula... una pequeña maravilla de libro.» The Guardian «Un libro que persiste en la memoria del lector. Sutil, de una exquisita sencillez y absolutamente conmovedor.»


Valencia, ultimos suspiros del 24 de octubre de 2019. Y ya está? Esto es todo? Fue mi reacción en la fase final del libro el niño con el pijama de rayas. Acto seguido, lo entendí, ya está! Esto es todo! Asi de simple ocurrian las cosas, sin que nadie reparase en el intruso, sin importarles ni cuantos, ni quienes, como una cadena de producción. La abrumadora realidad, mas allá de torturas, palizas, miseria y hambre. La simpleza de una marcha silenciosa a la nave de la muerte es mera cotidianeidad, despues humo, el viento y la tierra hacen el resto. El cuento de boyne no destaca, ni será un alarde literario, su prosa es simple, plana, sin matices ni colores, seria un libro muy vulgar, y sin embargo, es esa simpleza, ese parece que no ocurre nada, donde se esconde lo apabullante del mensaje y mi propia contradicción. Contradicción pues como digo es un libro de lo mas plano, con un niño, bruno, soso, egoista y cobarde. Pero el autor ha escondido debajo del cuento, un mensaje, sin masacre, sin torturas, y esa simpleza lo hace aterrador. Como ocurre con el principito, el niño del pijama, sin ni por asomo ser un ejercicio literario notable, es un libro imprescindible en cualquier estantería. Y esa es mi contradicción, recomendar y casi obligar su lectura, sin ser una obra maestra.


MÁS LIBROS DEL AUTOR JOHN BOYNE


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


FRASES DEL LIBRO EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS

<<Si llevas el atuendo adecuado,te sientes como la persona que finges ser>>.


Un hogar no es un edificio, ni una calle ni una ciudad; no tienen nada que ver con cosas materiales como los ladrillos y el cemento. Un hogar es donde está tu familia.


Al mal tiempo, buena cara.


-Tú eres mi mejor amigo -dijo-. Mi mejor amigo para toda la vida."


Publicado porAdeline

Un hogar no es un edificio, ni una calle ni una ciudad; no tiene nada que ver con cosas tan materiales como los ladrillos y el cemento. Un hogar es donde está tu familia..."


Publicado porAdeline

¿A quién se le ocurriría construir un sitio tan horrible?"


Publicado porAdeline