Calificar
9,0 192 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL MURMULLO DE LAS ABEJAS

La historia de Simonopio, un niño misterioso destinado a cambiar el destino de una familia, con la revolución mexicana como telón de fondo. Un buen dia, la vieja nana Reja abandona sorpresivamente un reposo de varios aos para perderse en el monte. Cuando la encuentran, sostiene dos pequeos bultos, uno en cada brazo: de un lado un beb deforme y del otro un panal de abejas.Ante la insistencia de la nana por conservar y cuidar al pequeo, la familia Morales Corts decide adoptar al nio como su ahijado, otorgndole todos los beneficios que dan a sus propios hijos. Simonopio, nombre con el que lo bautizarn, crecer sano y fuerte, pero dos marcas imborrables lo acompaarn siempre: una oquedad en su rostro, que le impide hablar, y su maravillosa relacin con las abejas, que sern sus principales interlocutoras durante toda su vida.

Año de publicación:2015

55 reseñas sobre el libro EL MURMULLO DE LAS ABEJAS

El murmullo de las abejas es un libro que se puede leer muy rápido a pesar de sus casi 500 páginas, sin embargo, he tardado en hacerlo más de lo necesario, pero, es que no quería salir de él. Ha sido un soplo de aire fresco en estos momentos extraños y oscuros en los que vivimos. Hace poco leí un libro en el que todos sus personajes me caían mal, y en este, me ha pasado todo lo contrario, todos, salvo uno al que, eso sí, he odiado intensamente, me caen muy, pero que muy bien. Con una narrativa sencilla y bonita, muy bonita, Sofía Segovia nos introduce en la vida de la familia Morales Cortés, terratenientes en el Linares de México durante la primera mitad del siglo XX. Nos da una vuelta por la revolución mexicana, las reformas agrarias y la pandemia de gripe que asoló el mundo en 1918. Un libro en el que el amor viaja libremente por todas sus páginas. Las abejas, junto con Simonopio son los principales protagonistas de esta historia. La bondad, la intuición, el amor, la fidelidad y la generosidad son solo algunos de los muchos y buenos adjetivos para calificar a nuestro protagonista. Simonopio llega a la familia de una forma rara y rodeado de abejas, él también es raro, tiene un defecto físico que lo hace monstruoso, sin embargo, es el ser más bello que se puede conocer. A partir de ahí, con una intuición fuera de lo común, mientras observa y cuida a toda la familia, se va preparando para lo que intuye depara el futuro, lo que tendrá que enfrentar, a pesar del pánico que le provoca, para defender lo que más ama. "Llegará el momento en que el león tenga que enfrentarse al coyote". Simonopio no saldrá victorioso del todo, pero sin él, nada hubiese sido igual. Las abejas, La naturaleza, los olores, los colores, la miel... hacen de este libro una lectura dulce, pero, como en la misma vida el mal siempre acecha. El amargor, de la mano de la envidia, la frustración y la maldad, no anda lejos, y Simonopio lo sabe. Nana Reja, Francisco, Beatriz, Francisco chico y muchos personajes entrañables hacen las delicias de esta lectura. Sofía Segovia me hace sonreír, reír, llorar y, con una intensidad casi desconocida para mí, consigue emocionarme. En varias ocasiones me he pillado con un nudo en la garganta. "Y me recordaba lo importante que era escuchar;escuchar lo que la vida a veces susurra al oído, al corazón o a la tripa" Lo dije al principio, no quería terminar este libro porque de la misma manera que la familia y Francisco chico temían perder a Simonopio, yo deseaba estar siempre con él. Pero todo llega, y llegó el fin.


Así, despacito, suave como un murmullo, se ha convertido en uno de los mejores libros que he leído este año. Sabor a miel, olor a naranjas, calor, son sensaciones que provocan esta historia. He visto llegar a Simonopio, desvalido como solo puede estar un recién nacido. He estado junto a nana Reja y cerrando los ojos me he dejado llevar. He compartido tardes con Francisco y Beatriz y sintiendo su inquietud por el noviazgo de sus hijas he previsto su partida. He llorado por las pérdidas. He asistido a la vida, narrador de la historia, de Francisco chico y la noche se ha hecho corta. Y con Francisco me he dejado llevar a la escuela por Simonopio y con ellos me he adentrado, siguiendo el murmullo de las abejas, en la selva. Siempre Simonopio. “ Sigo a las abejas, cada vez más hábil y más rápido, con el horizonte antiguo a mis espaldas. Caminamos sin mirar atrás, porque en este viaje lo único que nos importa es nuestro destino”.


Hay historias que llegan para quedarse, esa es mi sensación con el este libro, hacia mucho tiempo que no me removían todos los sentidos, narrando y explicando algo de verdad, algo de magia, familias, tragedia y mucho amor. Por momentos me llegó el olor a lavanda, el azahar y la miel, pero también me llego la angustia, la impotencia y la pena. Me quedo con el zumbido de las abejas, la fuerza de Beatriz y con el corazón de la nana Reja y por supuesto con Simonopio, que envidia sentí de Francisco Chico y su infancia con él. Simonopio es y será mi Linarense preferido


Tan dulce que casi puedes probar la miel. Este libro me hizo conectar mucho porque me recordó a cuando mi abuelo me habla de su niñez en la parcela, la forma en la que te describen los paisajes es increíble. En esta historia se narra la vida de una familia mexicana antes, durante y después de la Revolución (aunque no se centra en eso) con un toque de magia. Los personajes con los que nos topamos son entrañables y tan reales que los sientes como si fueran parientes tuyos, al menos así me pasó a mi. Siempre quise tener un hermano mayor y ahora me doy cuenta de que siempre quise tener a Simonopio, todos necesitamos uno para que nos enseñe, nos guíe y nos protega de la forma en la que solo él sabe hacerlo. Fue una lectura que disfruté mucho de principio a fin y a la que seguramente querré volver.


El murmullo de las abejas es una historia ambientada en Linares una ciudad mexicana que esta sufriendo las consecuencias de La Revolución mexicana, nos muestra cómo vivió la sociedad en esa época, en este momento tan complicado donde las personas vivían en constante temor porque no querían perder el trabajo, el temor a salir que sentían las mujeres porque no querían ser raptadas, nadie se sentía seguro físicamente, menos sus propiedades y sus tierras. Me encariñé mucho con los personajes especialmente los que integraban la familia Morales, fui creciendo con ellos, Sofía Segovia los caracteriza muy bien. La cabeza de esta familia es Francisco Morales es un hombre muy justo sobre todo con las personas que trabajan para él; Beatriz su esposa una mujer que vive para su familia; encontramos a la Nana Reja, es un personaje clave en la historia no solo por su sabiduría sino por lo que representa para la familia Morales; en los primeros capítulos aparece Simonopio es un ser tan extraordinariamente sensible, es la pieza clave dentro de la historia porque une a la familia, más adelante va ser un punto fundamental en la vida de Francisco chico que es el hijo menor del matrimonio Morales, quien guiado por Simonopio explora, descubre y aprende los encantos que tiene la naturaleza es muy interesante ver la evolución de estos dos personajes que se llegan a sentir hermanos. A través del personaje de Espericueta un hombre resentido con la vida, que llega a esas tierras buscando una mejor calidad de vida, podemos comprender un poco sobre la problemática social que se vivía en México Me encanta ese toque de realismo mágico que encontramos a través de Simonopio, sus abejas quienes lo guían, lo orientan, él es un ser libre, muy fiel a las personas que lo han protegido y velado por su bienestar, es leal, me conmovió todo el tiempo, es un ser de luz y de bondad. El murmullo de las abejas es una historia extraordinaria, super recomendada.


El libro cuenta la historia de una familia acomodada, a principios del siglo XX, en un pequeño pueblo llamado Linares al norte de México. La trama del relato comienza cuando un recién nacido es abandonado bajo un puente. El bebé ha aparecido cubierto de un manto vivo de abejas, que lo arroparon, y con una deformidad en la boca que hace juzgar a los ingenuos que es obra del demonio. Sin embargo, la familia Morales Cortés lo adopta y el niño crece seguro bajo su cobijo en su hacienda, libre y sereno, protegido por las abejas que son sus confidentes y le susurran al oído revelaciones que guarda la naturaleza y el ser humano. El murmullo de las abejas es una novela al puro estilo del realismo mágico que te lleva por un viaje al sitio e instante que viven sus personajes. En ésta vamos indagando en las memorias de muchos de sus protagonistas con sus dichas, tristezas y apuros, las situaciones habituales que surgen en cualquier realidad y aquellas que suceden de forma inusual. Grandes y pequeñas historias convergen al interior de esta gran narración. Un libro que sin duda recomiendo ampliamente.


Es un libro precioso. Me ha parecido hermoso, tierno, encantador. Todo tipo de sensaciones me han acompañado durante su lectura. Me ha hecho reír y llorar. A través de sus páginas se narra la historia de una familia de terratenientes mexicanos, los Morales Cortés, desde principios del siglo XX prácticamente hasta nuestros días. Y ligada a la vida de los Morales Cortés transcurre la de Simonopio, un niño sensible y especial al que la nana Reja encontró abandonado cuando era un bebé, cubierto y rodeado de abejas. Abejas que lo acompañarán y cuidarán durante toda su vida.De los hechos históricos que se van narrando, me quedo con los capítulos que hacen referencia a la gripe o influenza española. Si hubiese leído el libro hace un año, este hecho no me hubiese llamado la atención por encima de cualquier otro. Hubiese sido algo del pasado, como la revolución o la reforma agraria. Algo ya olvidado. Pero ahora estos hechos se sienten muy cercanos.Pero lo que recordaré de esta obra serán los sentimientos, la magia, los aromas, los zumbidos de las abejas, a Beatriz, a la nana Reja, a Francisco chico… pero por encima de todos los personajes recordaré a Simonopio, ese niño especial y maravilloso que seguro me acompañará durante mucho tiempo.


La verdad que empecé con dudas la lectura del libro. En seguida me gustó la forma de narrar de la autora. Me gustó su prosa simple con profundos significados. Me gustó los recursos utilizados. Y me gustó la historia que cuenta. Me impactó lo que narra de la influenza Española y su similitud con los tiempos actuales. Y me fascinó, Simonopio, un personaje entrañable que recordaré por siempre. El final esconde un mensaje simple pero no por ello menos profundo. Un libro muy recomendable.


Ver más reseñas

Más libros del autor SOFÍA SEGOVIA


PEREGRINOS

SOFÍA SEGOVIA

Calificación General:9,2

HURACÁN

SOFÍA SEGOVIA

Calificación General:8,1

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro EL MURMULLO DE LAS ABEJAS

A cada paso lanzaba desde adentro su llamado apremiante y repetitivo: es hoy, vengan hoy. Ensordecido por la angustia, no sabía si recibía respuesta.

Publicado por:

Sylviabcn

Siempre flotaban en el aire los perfumes de los dulces de leche y nuez que hacía mi abuela, los de conservas y mermeladas, los del tomillo y el epazote que crecían en macetas en el jardín, y más recientemente los de naranjas, azahares y miel.

Publicado por:

Wenn Rivera

"Escuchen con los ojos, vean con la piel y sientan con los oidos, porque la vida nos habla a todos y sólo debemos saber y querer escucharla, verla y sentirla"

Publicado por:

Rosa Elena Carrera

"Sólo se ve a la perfección cuando echamos la vista atrás, y por eso la vida la llenamos de “hubieras..."

Publicado por:

Marien Vega

Simonopio aprendió que el gran esfuerzo que requería hacer para decir las cosas más simples no valía la pena si nadie lo entendía, si a nadie le interesaba.

Publicado por:

MarisolMurmullo3

Soy lo que soy por lo vivido.

Publicado por:

ErikaLorena

Las casas mueren cuando no se alimentan de la energía de sus dueños.

Publicado por:

ErikaLorena

La vida se atravesó, la rutina interrumpió, los años se me echaron encima.

Publicado por:

ErikaLorena

No quería consuelo ni explicación, porque no existían.

Publicado por:

ErikaLorena

Como siempre, transcurra lento o rápido, el tiempo pasa seguro, y de grano de arena en grano de arena, toda fecha se cumple.

Publicado por:

ErikaLorena

Y había cosas de las que era mejor no enterarse.

Publicado por:

ErikaLorena

No podemos saber lo que habría sido, sólo lo que fue.

Publicado por:

ErikaLorena

Es en la oscuridad más profunda cuando se ven las cosas con mayor claridad.

Publicado por:

ErikaLorena

Pero también cuando los pesares se hacen más profundos y lo que se hizo o se dejó de hacer se lamenta más.

Publicado por:

ErikaLorena

Las vacías horas de la noche pasan y no en balde, porque en su crueldad sin tregua no admiten descanso, dan mucho que pensar y exigen mucho, porque es entonces cuando el miedo da más miedo.

Publicado por:

ErikaLorena