HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES

EL MUNDO DE AYER: MEMORIAS DE UN EUROPEO

STEFAN ZWEIG

Calificar
8,8 67 votos

Sinopsis

Un libro capital, referencia para entender los desvaríos de un siglo devastador. Testimonios de nuestro pasado reciente, escrito por un europeo empapado de civilización y nostalgia por un mundo, el suyo, que se iba desintegrando a pasos agigantados. Escritor extraordinariamente popular y testigo de excepción de los cambios que convulsionaron la Europa del siglo XX entre las dos guerras mundiales, Zweig recuerda, desposeído y en tierra extraña—en unas circunstancias personales de insospechado dramatismo—, los momentos fundamentales de su vida, paralela en mucho a la desmembración de aquella Europa central que se quería más libre y segura, al abrigo de la locura y la tormenta.

Año de publicación:1942

10 reseñas sobre el libro EL MUNDO DE AYER: MEMORIAS DE UN EUROPEO

Todo lo que hay que saber sobre la Europa de antes de la primera guerra y para entender tambien la evolución de nuestra sociedad


Narración en primera persona por parte de uno de los escritores más queridos de aquel momento de la sociedad europea de inicios del siglo XX. Hace al lector revivir los acontecimientos, sobre todo la guerra


Entre autobiografía y ensayo nos relata la Europa de principios del siglo XX, Desde el punto de vista autobiográfico nos relata las vivencias del mundo del arte y de la cultura en aquella Europa desmembrada, deshumanizada, dejando ver su talante humano y europeo. Él abogaba por una Europa unida, por sus relaciones y viajes se sentía antes de nada europeo y ser humano, apátrida.


Escrita en sus últimos años de exilio (1939-1941) y poco antes de su suicidio, fue publicada póstumamente en Estocolmo.Un magnífico libro y un excelente repaso a la cultura europea de principios de siglo, así como un testimonio conmovedor y fiable para comprender la historia del siglo XX y los momentos cruciales de la época. Con un estilo que atrapa nos presenta su visión, un tanto nostálgica de su querida Europa y de como desapareció ese "mundo de ayer" la derrota de la civilización y la cultura que sucumbe ante los instintos. Stefan Zweig, un privilegiado, nacido de una familia de la alta burguesía vienesa, nos narra sus primeros años y su formación y aprendizaje de escritor, también hace un estupendo repaso a la cultura europea, apareciendo por tanto los nombres de Rilke, Freud, Rodin, Strauss, Hofmansthal, o Verhaeren y tantos otros intelectuales que impregnan todo el libro . Sin embargo, es la descripción primero del Imperio ausrtrohúngaro, el espíritu europeo y el período de paz y seguridad lo que se contrapone a la tormenta que se inicia en Europa desde 1914, la guerra, el intervalo de entreguerras y por último el ascenso de los nazis y la segunda guerra mundial que el autor verá comenzar en una situación trágica que va descubriendo y que destruye la libertad individual. Se trata de una autobiografía excelente por los hechos que relata de las dos guerras y sobre todo por las vívidas reflexiones y análisis de los cambios sociopolíticos, su postura europeísta, su visión del exilio, sus vivencias intelectuales y sus relaciones con toda la intelectualidad europea describiéndonos sus encuentros y conversaciones con las grandes figuras. Un documento excepcional y un testimonio esencial donde vamos viendo como el pesimismo va creciendo en él ante la destrucción de Europa y el horror de la guerra y la barbarie. Excelente.


Probablemente de los libros que más he aprendido sobre el valor humano. Zweig narra perfectamente y de una manera prolija algunos de los acontecimientos que marcaron su vida (y la de muchos europeos) desde finales del siglo XIX hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. No debe confundirse este libro como "autobiografía", sino como "memorias", es decir, el autor escribe sobre acontecimientos estelares de esa época de manera subjetiva.


Este escritos si que es magnífico nunca había leído historia universal de esa manera su narración es impecable gracias a los ejercicios que realiza en el libro, limpiar las palabras que no ayudan a una mejor compresión, la verdad si alguien de esta época escribiera la mitad de bien que el ganaría un premio nobel de literatura.


Excelente.


Imprescindible


Ver más reseñas