Calificar
8,6 124 votos

Sinopsis

Estudia, desde enfoques cercanos al existencialismo, la «sensibilidad absurda» tan presente en el siglo XX. La aparición casi simultánea, en 1942, de “El mito de Sísifo” y “El extranjero” reveló al público el talento literario, la sensibilidad ética y la capacidad de reflexión teórica de Albert Camus (1913-1960), para quien narrativa, teatro, ensayo y periodismo fueron medios alternativos para indagar sobre la complejidad, la ambigüedad y la riqueza de la condición humana, así como para plantear y debatir los grandes problemas morales del hombre moderno.

Año de publicación:1942

12 reseñas sobre el libro EL MITO DE SISIFO

Ante todo definiremos que es "El mito de sisifo" En la mitología griega Sísifo fue un rey de Corintio que  encerró a la muerte para evitarla, luego que la muerte fue liberada por el dios Ares, y Sísifo enviado con ella, él volvió a liberarse de la muerte y retornar al mundo de los vivos, por lo que cuando era anciano la muerte lo reclamó de nuevo y Zeus lo condenó, por haberse burlado del dios Hades y haberlo delatado en la ocasión en que raptó a una ninfa. La condena de Zeus para  Sísifo fue que en el inframundo éste subiera una gran piedra hacia una cima y al llegar esta volviera a caer y él volver a subirla, en esa forma cíclica por toda la eternidad. Albert Camus en este ensayo de El mito de Sísifo hace una metáfora de la desgracia de Sísifo con la absurda, por rutinaria, de la existencia del hombre, y en él expone lo que filosóficamente cree que es la solución para que este halle la felicidad. Este mito establece una metáfora del trabajo vano, el esfuerzo inutil y son sentido que al hombre actuamos esta sometido cotidianamente . "No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio, y ese es el suicidio" Establece el filósofo y escritor ganador del premio Nobel de literatura, Albert Camus así de director contundente es el comienzo de este ensayo. En él, describe que uno hace la rutina de su vida diaria: despertarse, bañarse, ir a trabajar, comer, salir al tráfico, llegar a tu casa, dormir, repetir. Hasta que un buen día uno "despierta" y se pregunta: ¿Es posible encontrarle un sentido al curso con el que llevamos nuestras vidas? ¿porqué quiero ganar más dinero? ¿porqué quiero enamorarme? ¿porqué quiero ser feliz? La realidad es que todas esas preguntar pueden tener respuesta, pero todos sabemos que, al final, ellas son insatisfactorias. Es importante notar que en toda la explicación del autor, él se abstiene de buscar un sentido religioso o metafísico a la existencia, se trata de un plano meramente humano sin la respuesta de trascendencia y sentido que se podría encontrar en la religión. Camus a través de su existencialismo ateísta simplemente quiere poner en términos de la propia existencia la realidad que le compete. Algo más: Aceptar el absurdo significa ser sincero con la propia existencia. "Nada es una tragedia hasta que el héroe es consciente de su circunstancia" Afirma Camus. Un tema cotidiano abordado de forma filosófica, para los que la aprecian este libro es delicioso


El Mito de Sisífo es un breve y profundo ensayo filosófico. Una reflexión importante que me dejo este libro es que, cuando los seres humanos somos CONSCIENTES de lo que hacemos, por ejemplo, en un trabajo o en el día a día, el destino puede convertirse trágico, porque pueden gnenerarse diversas conductas o comportamientos. Por ejemplo, algo muy extremo, el suicidio. Interesante reflexión. Para concluir, el autor, apoyándose de la literatura de Dostoievski, Kafka, o bien del Donjuanismo o la comedia, explica desde otra perspectiva el mundo de lo absurdo. Interesante libro para iniciarse con las ideas de Albert Camus.


“El mito de Sísifo” se compone de cuatro capítulos y un apéndice («La esperanza y lo absurdo en la obra de Franz Kafka») que estudian, desde enfoques cercanos al existencialismo, esa «sensibilidad absurda» tan presente en gran parte del siglo XX.


EL MITO DE SÍSIFO - Albert Camus. Hasta ahora sólo me había acercado a Camus a través de sus novelas y ha sido una grata sorpresa sumergirme en este ensayo. "No hay más que un problema filosófico verdadero: el suicidio". Así de rotundo es el comienzo del mismo en el que el suicidio se plantea como solución al absurdo. Jaspers, Aristóteles, Sócrates, Heidegger, Chestov, Proust y Kant acompañan el grito de Zaratustra y nos van llevando hacia 'el suicidio filosófico', la rebelión, el absurdo de la existencia, "el divorcio del espíritu que desea y el mundo que decepciona", 'el hábito de vivir', 'el salto' en el que culmina la libertad absurda: "la libertad en sí". Camus aborda el hombre absurdo de la mano de Dostoievski en 'Los demonios' y de Goethe. El absurdo del amor y la pasión nos llega a través de Don Juan y el teatro con su gloria perecedera. Camus nos descubre el absurdo en la filosofía y en la novela. La creación es la gran imitación y la existencia la máscara del absurdo, por eso concluye que los grandes novelistas son filósofos. Y nos lo demuestra con Kirilov el sublime personaje de Dostoievski y con el propio Sísifo, condenado eternamente por haber sido capaz de atrapar a la muerte; o con los personajes de Kafka en 'La metamorfisis', 'El proceso' o 'el castillo' donde lo absurdo es reconocido y aceptado. Esta resignación que es lucidez estéril y a la vez negación absurda de todo consuelo sobrenatural, es la fundamentación del existencialismo que hace Camus en esta obra.


Un ensayo en dónde va esbozando Camus si filosofía "el absurdo". En lo personal me gustaron las últimas dos, el mismo de Sísifo y la última dónde analiza la obra de Kafka relacionada con el absurdo.


Sísifo sabio o bandido, condenado a subir una roca , es quizás como dice Camus , en el descenso la hora de la conciencia... no hay destino que no se venza con el desprecio. Camus nos habla de lo “absurdo” toma los escritos de Dostojevski y Kafka que lo acompañan en su análisis.


Un interesante ensayo en el cual Camus deja entrever algunas de sus ideas filosóficas, que pueden enmarcarse claramente dentro de la corriente existencialista. Puntualmente se ocupa de analizar lo absurdo de nuestra vida cotidiana; lo absurdo que es darle sentido a la misma cuando todos y cada uno de nosotros tenemos un sólo y único destino marcado desde el día en que nacemos: morir. Se pueden apreciar aquí también algunas reflexiones en torno del arte, de la escritura, de la novela, que ciertamente tienen que ver con la propia obra literaria del autor.


me encanta Camus..me gustó el libro y la interpretación del mito.Se lee rapido y no es muy extenso el libro


Ver más reseñas