Calificar:

8,2

120 votos

Sinopsis de EL MAPA Y EL TERRITORIO

Novela sobre el arte, el dinero, el amor, la relación con el padre, la muerte, el trabajo, Francia convertida en un paraíso turístico. Si Jed Martin, el protagonista de esta novela, tuviera que contarles la historia, quizá comenzase hablándoles de una avería del calentador, un 15 de diciembre. O de su padre, arquitecto conocido y comprometido, con quien pasó a solas muchas noches navideñas. Evocaría, desde luego, a Olga, una rusa muy bonita, a la que conoce al principio de su carrera en la exposición inaugural de su obra fotográfica. Esto sucede antes de que llegue el éxito mundial con la serie de «oficios», retratos de personalidades de todos los sectores (entre ellas el escritor Michel Houellebecq), captados en el ejercicio de su profesión. También debería referir cómo ayudó al comisario Jasselin a dilucidar un caso criminal atroz, cuya aterradora puesta en escena dejó una impronta duradera en los equipos de la policía. Al final de su vida, Jed alcanzará cierta serenidad y ya sólo emitirá murmullos.

9 reseñas sobre el libro EL MAPA Y EL TERRITORIO

En “El mapa y el territorio” (2010. Título original: “La carte et le territoire” ) Michel Houellebecq cuenta la historia de Jed Martin, un artista que se dedica a la fotografía y a la pintura en distintas etapas de su vida, con un éxito abrumador. Advertencia: NO es de los clásicos libros de Houellebecq. A quienes no les gusta este autor, este libro les gustará. Sabemos que es salaz, por no decir obsesivamente sexista, misógino, etc etc etc. En este libro hay menos sexo que en la revista “Hogar y plantas”. Esta obra son dos libros en uno. Por un lado es la historia del artista Jed Martín, la relación con su padre arquitecto, su creciente reconocimiento y éxito económico, una historia de amor pendiente y por sobre todo El Paso del tiempo. Por el otro un policial negro atrapante, en el que aparece como protagonista también el propio Michel Houellebecq. Es muy particular leer al francés hablando de si mismo pero en tercera persona (aquí el relato lo lleva en primera persona Jed Martin quien busca que MH escriba en el catálogo de la muestra más importante de su carrera y así traba una relación “especial” con el autor). Todo el libro atravesado por muy interesantes reflexiones sobre arte, arquitectura, gastronomía francesa, movimientos culturales del siglo XIX y XX. La historia tiene un giro totalmente inesperado que la hace única, no puedo avanzar sobre esta cuestión, pero créanme es excepcional y pocas veces visto. Reitero, los detractores de Houellebecq deben leerlo y les gustará, los que son sus seguidores (entre quienes me encuentro) lo amarán. Es el mejor Houellebecq, el que siempre sospeché que existía debajo del escritor de “Plataforma”,“Serotonina”, “Sumisión” y otros libros que leí con gusto pero que nunca me terminaban de convencer. Este si es un libro de 5 estrellas.


Tenía curiosidad por leer a un autor tan polémico y se ve que es un gran narrador, pero el protagonista es uno de los personajes más aburridos que he leído y la forma en la que él mismo se mete en la novela dice mucho de su ego (que es del tamaño de un estadio olímpico). (21 de junio de 2021)


Michel Thomas (Saint-Pierre, isla de La Reunión, departamento de ultramar de Francia, 26 de febrero de 1956), conocido como Michel Houellebecq es un gran escritor y esencialmente es un gran provocador, esta novela responde a los cánones más ortodoxos dentro de sus obra, a mí me gustó mucho, tal vez sea interesante para quien no conoce a este autor, sin que sea sockeante su lectura frente a sus otras obras como “Plataforma”. “El mapa y el territorio” se divide en tres partes. En la primera de ellas se nos cuentan momentos de la infancia, adolescencia y juventud de Jed Martin, un artista plástico que comienza de modo casi casual con la fotografía. Es un tipo aislado al que su padre ayuda en parte a establecerse, un perplejo sin mucho empuje que más parece deber al azar que a sí mismo sus cualidades artísticas. Conoceremos a sus dos primeros y únicos amores: una joven estudiante que se paga sus estudios prostituyéndose y una misteriosa y fascinadora rusa dedicada a las relaciones públicas de la empresa Michelin. Precisamente la dedicación de Jed a fotografiar por secciones mapas Michelin lo convertirá en un artista prometedor, que emprende una aventura empresarial con el patrocinio de Michelin Francia y le proporciona un medio de subsistencia. En la segunda parte, Jed se ha consagrado como pintor gracias a una serie de composiciones que tienen por tema el mundo de los oficios, cuadros que representan momentos del trabajo de los hombres en la sociedad contemporánea que llevan títulos tales como Ferdinand Desroches, carnicero caballar o Claude Vorhilon, gerente de un bar-estanco, el dedicado a su propio padre (El arquitecto Jean Pierre Martin abandonando la dirección de su empresa) y el que culmina su fama: Bill Gates y Steve Jobs conversando sobre el futuro de la informática. En la tercera y última parte se produce un cambio. Aparece como caído del cielo un personaje, Jesselin, comisario de policía que investiga la muerte de Michel Houllebecq en su casa de campo, troceado en cientos de pedazos esparcidos por el suelo de la vivienda. El relato se convierte entonces en una especie de intriga policíaca a la francesa de la que no se saca nada en limpio hasta que aparece Jed y comenta que el retrato de Houellebecq que estaba en el salón ha desaparecido, lo cual hace que el comisario dé por resuelto el caso, aunque no así el lector, por más que se arreste a un cirujano y a un bruto (también caídos del cielo) como autores del horrendo crimen. Después, el padre de Jed desaparece porque ha decidido ir a morir en Zúrich en el seno de una asociación para una muerte digna y Jed se retira a la casa de sus abuelos, la restaura por una millonada y con el dinero que le queda se dedica a la creación de imágenes con sofisticados aparatos de vídeo.LIBRO POR DEMÁS INTERESANTE


Antes de cualquier reflexión que pueda esbozar acerca del libro, lo primero que debo hacer, es recomendarlo. Indudablemente es un libro muy bueno. La historia es la de un artista. Casi todos los artistas, suelen ser antagónicamente diferentes al ciudadano promedio. Nuestro protagonista, no es la excepción. Pero en la caracterización del personaje, esta disimilitud de sus pares sociales, no se logra burdamente. Nos encontramos con un antisocial, pero no con uno con vestigios de resentimiento hacia la sociedad, sino con uno al que “el otro”, poco tiene para ofrecerle. Es un personaje apático, con poco apego a su existencia, pero sorprendentemente sin tendencias depresivas. A veces creo, que lo mejor que tiene la literatura para darnos, es perspectiva; otras veces me río ante esa afirmación. Pero, ¿a qué voy con eso? Me atrevo a decir que Jed Martin, y quien suscribe, solo tenemos una cosa en común: el hecho de vivir. Entonces, poder concebir un abordaje hacia la vida tan diferente al mío desde casi cualquier punto de vista, es al menos atrayente y cautivador. Un recurso llamativo y destacable que emplea el autor, es la propia aparición en la novela, es decir, Michel Houellebecq es un personaje más, que aparece en el libro. En el transcurso del libro se tratan tópicos muy interesantes, sobre los que vuelca valiosas reflexiones, a través de las cuales, va delineando cuidadosamente, el relato. A partir del personaje, y el contexto en el que transcurre la historia, Houellebecq expresa una mirada única, sobre la contemporaneidad, quizás, un grito desesperado. Decididamente, el mejor libro del autor.


Muy buen libro, lo disfrute muchísimo. Me gusto mucho como mezcla el arte con la literatura-


Leí "Las partículas elementales" cuando lo publicó Anagrama allá por el cambio de siglo y aún recuerdo la impresión que me causo. En "El mapa y el territorio" me vuelvo a encontrar con personajes amargados, algunos reales y entre ellos el propio Houellebecq, retratado como un ser patético y misántropo, y me doy cuenta de que hay mucho humor en esta novela. También hay mucha experimentación, como el cambio de género a mitad de la historia, y los párrafos que son un copia y pega de Wikipedia. Buen libro de un autor que recibe elogios e insultos a partes iguales pero que a él le trae sin cuidado.


La mejor obra de Houellebeq con su alter ego como protagonista


Excelente historia con relación al mercado del arte muy interesante.


MÁS LIBROS DEL AUTOR MICHEL HOUELLEBECQ


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

PLÁSTICO CRUEL

JOSÉ SBARRA

Calificación General: 8,8Por leer

FRASES DEL LIBRO EL MAPA Y EL TERRITORIO

Después todo se calma, sólo quedan hierbas agitadas por el viento. El triunfo de la vegetación es absoluto.


Publicado porsimonlasserre