Calificar
8,8 88 votos

Sinopsis

Una historia en la que el protagonista está dispuesto a arriesgarlo todo por defender su libertad individual. De alguna manera, se trata de un alter ego de Ayn Rand, quien dedico su intensa y fecunda vida intelectual a combatir el colectivismo en cualquiera de sus múltiples variantes. El fundamento de El Manantial es el individualismo y el colectivismo en el alma humana. La obra se concentra en la vidas de los cinco principales personajes. El héroe, Howard Roark, es la persona ideal para Rand: Un arquitecto intransigente que está completamente entregado firmemente, aun cuando de manera serena, a sus ideales, especialmente creyendo que ninguna persona debe jamás copiar el estilo de otra, sobre todo en el campo de la arquitectura. A lo largo de la novela todos los demás protagonistas en algún momento u otro, por diferentes razones y con distintos grados de énfasis le piden que renuncie a algunos de sus principios. Sin embargo Howard se mantiene incólume y no compromete su integridad. Un aspecto interesante e impactante de la personalidad de Howard es que, en contraste con las formas acostumbradas de los héroes típicos, no se lanza a explicar sus puntos de vista y por qué el mundo no es lugar justo por medio de largos y apasionados sermones y monólogos; todo lo contrario, Howard lo hace de forma desdeñosa, lacónica y altiva. Basada en la novela fue llevada al cine con el mismo título en 1949, la película fue dirigida por King Vidor y protagonizada en sus principales papeles por Gary Cooper, Patricia Neal, Raymond Massey y Kent Smith.

Año de publicación:1943

14 reseñas sobre el libro EL MANANTIAL

Yo lo amé. También adore la rebelión de atlas y por sobre todo, Los que vivimos. Me enamore de Howard Roark, quien consideró representa un tipo de hombre que se encuentra en extinción, al menos en mi entorno, si ven uno por favor me escriben!). Ayn Rand suele crear personajes masculinos excepcionales. La historia es sencilla pero es utilizada como fundamentación para la filosofía de Ayn Rand, en este caso el Atlas es Howard Roark; y será su libertad y principios los que serán violentados. Libro para individualistas y liberales (probablemente sean lo mismo). Si la frase redistribución de la riqueza no te indigna probablemente este libro no sea para vos. Les dejo un fragmento de prueba: “El bien común de una colectividad, una raza, una clase, un Estado, ha sido la pretensión y la justificación de toda tiranía que se haya establecido sobre los hombres. Los mayores horrores de la historia han sido cometidos en nombre de móviles altruistas.... ¿El defecto reside en la hipocresía humana, o en la naturaleza del principio? Los carniceros más temibles han sido los más sinceros. Creían en la sociedad perfecta alcanzada mediante la guillotina y el pelotón de fusilamiento. Nadie cuestionó su derecho a asesinar, porque asesinaban con un propósito altruista. Se aceptó que el hombre debe ser sacrificado por otros hombres. Cambian los actores, pero el curso de la tragedia se mantiene idéntico...”


El hombre como el arquitecto, fabulosa metáfora, el juicio y todo en su totalidad. Me dejó a un ser de gran esencia trascendental, individual en cada uno de sus renglones y en lo profundo de sus párrafos.


Éste es un libro que te parte la cabeza. Es imposible no salir  por lo menos impresionado de esta novela. Los ideales de la libertad y la independencia de pensamiento y acción son llevados al máximo, por Howard Roark, su personaje principal. Roark se juega y defiende en todo momento sus elecciones, a pesar de todas las presiones y condicionamientos de todo tipo que recibe. Terminé admirándolo. Un hombre así te enamora. Es casi un héroe, porque no cede, no abandona sus creencias.  No importa lo que suceda, las sostiene igual. Es utópico, ¿existe realmente ese tipo de gente? Howard es un hombre libre. Libre de los dictados de la sociedad, del statu quo, de los lineamientos académicos, de la cuestión económica, de los reconocimientos  y premios, de trabajos prestigiosos y puestos jerárquicos, de los amores y afectos. O sea, no se subordina ante nadie. Cómo se domina, cómo se maneja a una persona de ese tipo? Respuesta: no se puede…… Es gente excepcional. Es la gente que puede cambiar el mundo. Es la que hace evolucionar, para bien o para mal. Porque tiene un ideal que se convierte en una luz guía. En resumen, adoré este libro.


Un libro único. Para pensar, para reflexionar, de lectura lenta y relectura. Un texto profundo, sobre valores. Un libro para leer mas de una vez. Lo recomiendo !!!


Otra obra maestra de Ayn Rand sobre la condición humana. Imperdible.


Un libro que no puede dejarte indiferente, mientras lo leía estaba pasando un buen rato, lleno de filosofía y libertad, pero fue al acabarlo cuando me di cuenta de su valor. Uno de esos libros que no te abandona


Impresionante libro. Cuando empecé a leerlo pensé "A ver si lo termino" Porque como se basaba en la arquitectura... nada más lejos de la realidad, no pude soltarlo, porque es un libro de valores, unos valores y una fuerza demoledora que demuestra el protagonista para defender la causa en la que cree, y que por muchos avatares que encuentre por el camino, no abandona. Un libro que habla de la manipulación a la que es sometida la sociedad por medio de los medios de comunicación, y charlatanes que solo sirven para generar odio hacia lo desconocido y por ende inexplorado, para así tener el dominio y hacer y deshacer a antojo e impidiendo el avance, el progreso. Creo, con permiso de mis queridas Bronte, y de otros de mis escritores favoritos, que este queda como el mejor libro que haya leído, por todo, pero sobre todo por saber plasmar la realidad que abruma y avergüenza en el tema de la manipulación de la sociedad, y es que hacen falta más lecturas como esta en institutos y universidades, también fuera de ellas, evidentemente. Un 10.


Me encantó! Otro libro que invita a la reflexión. El precio de la autenticidad. Puede el ser humano mantenerse en su esencia? Mantener su convicción?


Ver más reseñas