COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL JUGADOR

Novela que refleja la propia adiccion del escritor. Ivánovich, un joven de carácter inestable que vive entre la euforia y la desesperación, trabaja como tutor para un general ruso y su hijastra, que esperan con ansia la muerte de su anciana tía para heredar una gran fortuna. Una convulsa relación amorosa entre Alexéi y Polina —la hijastra del general—, y la visita de la tía, que descubre los planes del general y decide jugarse su dinero en el casino en lugar de dejárselo en herencia a su sobrino, hacen saltar por los aires este mundo de complicado equilibrio. Enmarcada en las salas de juego de la ficticia ciudad alemana de Ruletenburgo, «El jugador» fue escrita en menos de un mes, como consecuencia de una desesperada apuesta de Dostoievski con su editor, producto de su necesidad de pagar las deudas de juego que lo acosaban.

Año de publicación:1866

47 reseñas sobre el libro EL JUGADOR

Leer a Dostoyevski e introducirse en lo más profundo y oscuro de la personalidad humana son sinónimos. Su obra es oscura, pero, sin embargo, no resulta en ningún momento desagradable. Al contrario. Para mí, desde luego, es muy interesante. Fiódor tuvo una vida bastante azarosa y problemática, y esto, unido a su carácter depresivo tiene la culpa de la existencia de la gran obra de este genial autor. El jugador es una obra escrita a la desesperada, la terminó en 26 días, tenía deudas de juego y su editor, sabiéndolo, lo presionaba, él ayudado por su taquígrafa, lo consiguió. El autor nos presenta a sus personajes desde Ruletemburgo, ciudad balneario imaginaria donde priman los salones de juegos. Allí encontramos al personaje principal y narrador de la historia, Alexéi Ivánovich que se encuentra de viaje con la familia de un general ruso arruinado, ejerciendo de tutor de sus hijos. Alexéi se enamora perdidamente de Polina, la hijastra del general. Por otro lado, este está locamente enamorado de madame Blanche, una mujer cuyo único interés hacia él es la herencia que su novio espera recibir de una anciana pariente rica. Y complementando a la pandilla, Des Grieux, un conde francés, bastante sinvergüenza, con quien el general tiene hipotecados todos sus bienes y Mr. Astley, de nacionalidad inglesa, también enamorado de Polina, y creo yo, algo mejor persona. Personajes viles e interesados cuyo único objetivo es sacar beneficio de la situación, y otros que se hundirán por las circunstancias y las decisiones mal tomadas. Todos ellos caminan rodeando, por un lado, la silla de Antonida Vasílevna, dueña de la fortuna que el coronel ambiciona y de la que casi todos los personajes, de una manera u otra, serian beneficiados y, por otro, al personaje más principal de esta obra, "la ruleta". Dostoyevski describe soberbiamente la caída a los infiernos de los personajes durante el juego. La manera en que pierden la noción del tiempo y de la realidad, sudores, temblores, ataques de ira. Todo ello alrededor de la perversa y seductora "ruleta" que los absorbe sin piedad. Esta obra, en mi mente, la veo en circulo, porque en torno a él también se encuentran los pequeños ladrones y embaucadores al acecho de sus victimas, los enloquecidos jugadores. Locura desmedida por amor, por pasión, por dinero, por el juego. Al final, como siempre en las obras de este hombre, las más bajas pasiones humanas descritas a la perfección. Que voy a decir yo, leer a Dostoyesvki para mí, es casi obligatorio, indudablemente, os animo a ello.


Ver el juego desde los ojos de Alexéi fue el primer hecho filosófico racional que he leído en mi vida. Creer en algo o no, sentir algo o no, anhelar algo o no, la respuesta es el juego, cual otra adicción que empuja a uno a adentrarse en un mundo que cree suyo y que nunca sera perjudicial, mas al contrario en esa mente nublada la dinámica siempre sera la solución, la única. Para Alexéi ya sean problemas o fortunios la respuesta siempre sera el juego. Una novela realmente envolvente, llena de curiosas historias entrelazadas para mostrarnos un Alexéi nacido solo para APOSTAR. En medio de un romance indiferente y apuestas por todo lado, nuestro personaje se dejara llevar por el destino, uno que nunca fue suyo. Psdt. Ame la escena con Polina y odie también la misma, porque es la cura y la perdición. una muestra de que el amor trae fortuna o la propia muerte en vida, una cuerda floja con mucho viento y un precipicio imposible de sobrevir si uno lo toca.


¿Como me decidí por este? Bueno, lo encontré en la biblioteca de mi madre cuando había comenzado la cuarentena y luego de 7 meses me decidí a leerlo, porque ya me habían recomendado y me lo recomendaban al dos por tres en instagram y también varios familiares. Si no lo leía creo que me mataban 😵 Lo empecé a leer ayer en la noche y ya no pude soltarlo, tuve que continuar con audiolibro en la madrugada y en menos de 24hs lo devoré. ¿Honestamente? El jugador me dejó un sabor agridulce, después de haberlo leído no logro acomodar mis pensamientos sobre el, porque es tan simple y tan bien escrito que entretiene, llama cada capítulo a seguir leyéndolo pero su simpleza a veces es demasiada y termina siendo un poco vacío. La historia es una autobiografía del autor durante un momento de su vida, con nombres falsos pero capturando el espíritu de lo que pasó Dostoievski en ese entonces. Nuestro personaje, y narrador durante las cortas páginas es Alexei Ivanovich, un profesor contratado por un general para ser tutor, personaje que esta enamorado de la hijastra del general: Polina, y que a través de su particular manera de ver el mundo nos relata los acontecimientos que se desarrollan cuando se empieza a creer que "la abuela" esta en "peligro de muerte". Así es como en un circulo muy intimo de personajes se van desarrollando conversaciones y, básicamente, sabemos más de la vida de Alexei, en esencia lo encontré como un diario o un cuaderno de bitácora donde Ivanovich plasma sus pensamientos sobre lo que acontece día a día, a la espera del anuncio de la muerte de la abuela, que es lo que el general espera con ansias pues la familia esta hipotecada hasta más no poder. Lo que más me gustó es que aunque si hay un punto de inicio de la historia, la llegada de Ivanovich al hotel donde se hospeda la familia, el autor no se toma el tiempo de explicar quien es el narrador, simplemente sigue, como si fuera otra anotación en la libreta, permitiendo al lector sentirse inmiscuido en la historia desde la primera linea, y da una sensación de que no nos creen tontos, de que sabe que no tiene que explicarlo todo, eso es un autor inteligente. Aunque pocos, los personajes son lo fundamental en esta historia, todos tienen personalidades e ideales diferentes, todos buscan algo. Y particularmente me llamó la atención la decisión del narrador, tenía sus conceptos bien claros y los expresaba sin miramientos, fue refrescante ese toque de honestidad. Historia que tiene en el fondo la historia de amor entre Alexei y Polina, un amor condenado, en cierta forma, y como ningún otro que haya leído, extraño y muy fuerte -mayormente de parte de él-, su relación es como el Santo Grial de las relaciones amor-odio. A toda la historia la envuelve una sensación extraña, como de convencimiento y fantasía, de que me gusto, pero a la vez no, de que falta algo, o que simplemente lo dejé pasar. En cierta forma es mas bien como una declaración que el autor transformó en autobiografía para mezclar en la historia sus opiniones sobre diversos temas (las ruletas, como son los franceses, los rusos, los alemanes, los ingleses... etc) Así como me lo recomendaron, lo recomendaría porque la escritura es increíblemente fluida y amena que no hace falta mayor empuje para terminarlo que abrirlo y porque a pesar del vacío es una buena historia.


¿Qué mejor autor para retratar los sentimientos de un ludópata que uno que tiene la misma adicción? Dostoievsky tuvo que escribir esta novela en una semana, todo porque irónicamente era asediado por las deudas productos de sus noches jugando en la ruleta. Entonces, desde aquí, no hay dudas que será una historia sincera y vívida. Esta novela corta procede de 1865, y para estar escrita desde ese tiempo, es muy entretenida y la historia tiene elementos bastante comprometidos: Romances inuales, intriga, comicidad, angustia, miedo, descripciones bien firmes, hipocresía, descaro, adicción, etcétera. Alexei Ivanovitch, narrador y protagonista se verá envuelto por un cúmulo de circunstancias fortuitas en un nuevo mundo, pero uno que despedaza y amordaza, que consume y arrastra, que enriquece mientras te hace miserable, te atrapa y sumerge, sí, el mundo del Azar.


El jugador es una historia fabulosa, no solo por transparentar los motivos que llevan a los personajes a arriesgar el todo por el todo en el juego, sino por ese estudio psicológico tan minucioso al que nos tiene muy acostumbrados Fiódor Dostoievski. En esta obra de tintes autobiográficos Dostoievski narra las peripecias de un jugador, Alexei, quien lo pierde todo en el juego, dominado por esa adictiva propensión a buscar en el azar la solución a todo. El amor se ve también puesto en peligro. Una novela relativamente breve que deja al final una valiosa moraleja.


¡No se sabe nunca lo que puede haber detrás de la última oportunidad de un hombre! Brillante homenaje y crítica a la ludopatía con marcados tintes de autobiografía que soslaya sus no pocos defectos narrativos gracias a una insustituible visita a la mente del jugador y al mundo del juego. Vicio, degradación, moralidad y destino se dan de la mano en esta novela, de obligada lectura antes (o después) de entrar a un casino.


No hay mejor descripción para este tipo de manías en una persona, pues la ruleta describe sin palabras hasta el más mínimo detalle, la adición al juego. Alexie Ivánovich un gran hombre corroido por el hollín de los juegos del azar. "Ni el amor le puedo salvar" En el juego ven su perdición pero también conservan una ilusa salvación; cuando hay amores no corespondidos y adiciones,... eso si que son circunstancias comunes, son como imanes atraídos hacia un punto. Polina seguramente se hecho la culpa de arrinconar a tal hombre honorable a un destino tal cruel y vil. "Una vez más o la última vez y no lo volveré a hacer," ¡Sin conciencia!. Puedo decir que conecté con la historia como no creí, me dio tristeza por el personaje, una vez más tristez ajena y no pude hacer nada por Alexie, son historias como estas que quicieras cambiar y en ellas cambiar al mundo. ¡Que preludio! Y ¡Que proesa!


Historia donde se muestra lo difícil que son los vicios,el amor. Hay unos oportunistas detrás del dinero. El personaje de la abuela es genial.


Ver más reseñas

Más libros del autor FIODOR DOSTOYEVSKI


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro EL JUGADOR

La amo sin esperanza y se que después de esto la amaré mil veces más, si llego a matarla, también tendré que matarme a mi mismo. Tardaré en hacerlo todo cuanto pueda, para sentir este dolor insoportable de su ausencia.

Publicado por:

Lizana Tarín

-¿Sabe una cosa? Cuando estamos a solas los dos corremos peligro. En muchas ocasiones siento el irreversible deseo de golpearla, de dejarla tullida, de estrangularla. ¿Piensa que no llegaré a tanto? Usted me lleva hasta un estado febríl.

Publicado por:

Lizana Tarín

-Cuando estoy en mi cuchitril, con solo recordar e imaginar el rumor de sus faldas, siento deseos de morderme las manos. ¿Por qué se enfada conmigo? ¿Por que digo que soy un esclavo? ¡Aprovéchese, aprovéchese de mi esclavitud!¡Hágalo!

Publicado por:

Lizana Tarín

Si llego a matarla, también tendré que matarme a mí mismo. Tardaré en hacerlo todo cuanto pueda para sentir este dolor insoportable de su ausencia.

Publicado por:

Lizana Tarín

La amo sin esperanza y se que después de esto la amaré mil veces más.

Publicado por:

Lizana Tarín

-Me da lo mismo - proseguí- ¿Sabe una cosa? Cuando estamos a solas los dos corremos peligro. En muchas ocasiones siento el irresistible deseo de golpearla, de dejarla tullida, de estrangularla ¿Piensa que no llegaré a tanto? Usted me lleva hasta un estado febril.

Publicado por:

Lizana Tarín

-Me da lo mismo - proseguí- ¿Sabe una cosa? Cuando estamos a solas los dos corremos peligro.

Publicado por:

Lizana Tarín

-... Cuando estoy arriba, en mi cuchitril, con sólo recordar e imginar el rumor de su falda, siento deseos de morderme las manos. ¿Por qué se enfada con migo?¿Porque digoque soy un esclavo?¡Aprovéchese, aprovéchese de mi esclavitud!¡ Hágalo! - Nada de eso, le ordeno que se calle

Publicado por:

Lizana Tarín

Hoy día, el hombre más vulgar puede tener modales, actitudes, expresiones e incluso pensamientos perfectamente elegantes, sin que su iniciativa ni su espíritu ni su corazón participen en esa elegancia.

Publicado por:

Nines65

Sí, a veces la idea más descabellada, la más imposible en apariencia, arraiga con tal fuerza en nuestro espíritu, que uno acaba por aceptarla como algo realizable.

Publicado por:

Nines65

Era raro mi estado de ánimo: en el bolsillo tenía en total veinte federicos de oro; me hallaba en tierra extraña, lejos de la propia, sin trabajo y sin medios de subsistencia, sin esperanza, sin posibilidades, y, sin embargo, no me sentía inquieto.

Publicado por:

Nines65

Era alegre y amable, cuando le era útil, e insoportablemente aburrido cuando desaparecía la necesidad de ser alegre y amable.

Publicado por:

watanabe21 🐺

La facultad de adquirir riquezas ha entrado a formar parte del catecismo del hombre occidental.

Publicado por:

Nines65

El poder feroz sin cortapisas, aunque sea sólo sobre una mosca, es también una forma especial de placer. El ser humano es déspota por naturaleza y muy aficionado a ser verdugo.

Publicado por:

Nines65

El dinero es algo tan inferior al espíritu caballeresco, que casi no merece la pena ocuparse de él.

Publicado por:

RFerrerPadron