Sinopsis de EL ITALIANO

LA NUEVA NOVELA DE ARTURO PÉREZ-REVERTE Una historia de amor, mar y guerra «Su estilo elegante se combina con un gran manejo de la lengua española. Pérez-Reverte es un maestro.»La Stampa «-Hay algo que me propongo hacer —dice ella al fin—. O quizá debo hacer, en realidad.-¿Puedo serte útil para eso?-En cierta forma lo eres. Al fin y al cabo, tú me enseñaste a amar a los héroes.Devuelve el libro a su lugar y afronta la mirada perpleja del padre.-Sin ti nunca los habría reconocido —añade.-No creo que yo... -Oh, no, en absoluto. O tal vez también lo fuiste algún tiempo, antes de que nuestra Troya ardiera.» En los años 1942 y 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, buzos de combate italianos hundieron o dañaron catorce barcos aliados en Gibraltar y la bahía de Algeciras. En esta novela, inspirada en hechos reales, sólo algunos personajes y situaciones son imaginarios. Elena Arbués, una librera de veintisiete años, encuentra una madrugada mientras pasea por la playa a uno de esos buzos, desvanecido entre la arena y el agua. Al socorrerlo, la joven ignora que esa determinación cambiará su vida y que el amor será sólo parte de una peligrosa aventura. La crítica ha dicho:«Pérez-Reverte en su mejor momento. Sus novelas trazan lazos de unión unas con otras, hasta formar una urdimbre que es lo que los clásicos llamaban estilo, y los modernos, mundo.»José María Pozuelo Yvancos, ABC Cultural «Arturo Pérez-Reverte sabe cómo retener al lector a cada vuelta de página.»The New York Times Book Review «Arturo Pérez-Reverte consigue mantener sin aliento al lector.»Corriere della Sera «Pérez-Reverte nos hace disfrutar de un juego inteligente entre historia y ficción.»The Times «La novela definitiva sobre la Guerra Civil española. [Un] proyecto literario inmenso, envolvente y, pese a la crudeza del relato, poderosamente fascinante por la trascendencia del momento en que nos sumerge.»Sergio Vila-Sanjuán, Cultura/s de La Vanguardia (sobre Línea de fuego) «Un libro asombroso, durísimo y brillante. Todo está ahí, todo en esas páginas escritas con un pulso y una habilidad endiabladas. Un libro para leer, para meditar y al que hay que volver. Línea de fuego es una obra maestra, una catedral literaria y la mejor novela de Arturo Pérez-Reverte.»Juan Gómez-Jurado, El Correo «Hay mucha más verdad histórica en Línea de fuego que en la Historia que nos quieren contar los políticos.»Julia Navarro

53 reseñas sobre el libro EL ITALIANO

Aquellos que se dediquen a la docencia encontrarán en "el italiano" un manual de técnica narrativa. Reverte está inmenso en todo, y ejecuta la tiranía del tiempo y sus silencios a la perfección. Cambia el ritmo a su antojo, convirtiendo la quietud en movimiento. La calma tensa que precede a la tempestad. La falsa evanescencia, donde los personajes se diluyen para estar aún más presentes. La maestría de describir, el matiz, el gesto...fotogramas hechos con palabras que se reproducen en tu mente como una imagen de alta definición. La novela con gestos homericos ( Argos, teseo ) está basada en hechos reales y ambientada en la segunda guerra mundial. Gibraltar escenerario decorado con barcos militares y un grupo de italianos expertos en hacerlos explotar cabalgando torpedos bajo el mar. Disiento de quienes tildan el texto como novela de aventuras. Es bélica, aquí hay estrategia, sabotaje, espionaje y una guerra. No son aventureros sino soldados. Si encontramos, sin embargo, amor, aunque ni los pajaritos cantan, ni las nubes son de algodón. Pasión contenida, de la que duele hasta hervir. Teseo ( el italiano) valiente, templado y eficaz bajo el agua, resulta contra todo pronóstico prudente y un tanto cándido en otras disciplinas. Elena, verdadera protagonista, joven viuda independiente, librera de profesión, fría por fuera, que guarda en su interior un volcán en erupción. De pasiones, anhelos, de necesidad. Incandescente. Don Arturo se convierte en personaje de la historia como lo que es: periodista y escritor, sin cobrar protagonismo, desde fuera de los hechos, pero dándole más fuerza a la realidad contada. Suma sin estorbar. Es absurdo por inherente pero lo digo: exquisitamente bien escrita, imparcial. Más centrado en los actos, que a quien representan. Y en el reconocimiento del honor del adversario. El autor saca del baúl de los recuerdos una novela impecable. Sin desmerecer a lo demás sobresalen sus pausas e insisto, los silencios que impone a las escenas cuando al lector y a los actores les apremia la acción. La guida del paste, un encendedor y una escena robada del cine para crear una versión propia digna de los dioses. Quise saber más de los protagonistas, pero reconozco la belleza que consigue el autor en lo que calla. Ha valido la pena el regateo, pero señor reverte, para el próximo septiembre entienda mi desazón... Si sidi no entra en Valencia, ni es cid, ni campeador. PD. Si te ha gustado esta reseña o la de cualquier usuario y decides premiarla con un like debes hacerlo en el corazón grande donde reza: te ha gustado esta reseña? O ante la duda en los dos.


Nos vamos a Gibraltar, ese peñón inglés y a la bahía de Algeciras en 1942, en plena Segunda Guerra Mundial para ser testigos de una novedosa historia. Elena, una joven librera, encuentra un hombre medio ahogado en la playa, al que le brinda los primeros auxilios y luego protege. Este personaje, salido del mar en la costa española de Algeciras, tiene una riesgosa profesión: es buzo de guerra y sirve a su país. Así comienza esta historia, basada en hechos reales, pero que cuenta con la prolífica imaginación y el buen trabajo de documentación de don Pérez-Reverte. ¿Es un relato de guerra? Sí, y recoge sucesos poco conocidos, al menos para mí, de lo que ocurrió en esas oscuras aguas, pero que están en los libros de historia. ¿Es una historia de amor? También, aunque el lado romántico se desdibuja entre tantas loas al valor, el honor, la lealtad, el heroísmo y la caballerosidad. Sin embargo, queda planteado que el amor puede surgir de los eventos más improbables. Y puede transitar por vicisitudes difíciles de imaginar. Esta es una novela escrita con gran habilidad narrativa y a través del desfile de los personajes insertos en la trama, logra, creo yo, su marca diferenciadora en el género: de cierta forma humaniza la guerra, la hace más entendible a las circunstancias de cada cual, las causas de por qué se lucha pueden ser válidas, aunque estés en el bando equivocado. No está aquí el paradigma de buenos y malos enfrentados. Es el ser humano y lo que le tocó en suerte, buscando sobrevivir y escribiendo la hoja de vida y de servicios, con anotaciones positivas y de las otras también. Como en la vida normal. Siempre hay de todo. Creo que es el gran aporte de esta novela. Entre los peros, debo decir que esto de que el mismísimo autor al contar cómo hizo la novela me vaya metiendo spoilers, pues no me gusta. Que don Arturo me cuente durante toda la novela sus correrías investigativas y las entrevistas a los personajes y adelante de qué va el final me deja algo descolocado. Repito, que no me gusta que me cuenten el final, salvo que sea a través de genialidades como en La crónica de una muerte anunciada. Pero Pérez-Reverte no es García Márquez. Ahí está el problema.


El italiano es una historia de guerra y estrategias, basada en hechos reales, durante la Segunda Guerra Mundial. Contado de diversas maneras, entre la narrativa y el reportaje propiamente hecho por el autor a los distintos protagonistas, la historia pone su foco en las vivencias de todos ellos en Gibraltar y la bahía de Algeciras. Se percibe como una película contada desde los dos bandos, sin tener preferencias por uno u otro, ya que la neutralidad del autor hace que entendamos el rol que ocupaban tanto italianos como ingleses, y las obligaciones que debían de cumplir como soldados en una difícil guerra. Si bien la frase de la portada se lee que es también una historia de amor, tengo que admitir que no se ahonda profundamente en este tema, más bien es solo la superficie de lo que se sabe de esto, y son las estrategias y el ambiente de la guerra quienes tienen más protagonismo. Esto me pareció un punto a favor, ya que no cae en rodeos propios de lo que conlleva desarrollar una historia de esta índole en un ambiente como este. Además de que el reportaje de Arturo Pérez Revertr resulta fructuoso para saber más de ambos personajes, y resume perfectamente los detalles más importantes. Sin nada más que agregar, solo palabras positivas para este libro. ⚠️P/D: SI TE GUSTÓ MI RESEÑA O LA DE CUALQUIER OTRO USUARIO, EL LIKE VA EN EL CORAZÓN DE ARRIBA; AL LADO DE DONDE DICE "¿TE HA GUSTADO ESTA RESEÑA?". O ANTE LA DUDA, EN LOS DOS. GRACIAS.


"Las guerras también se ganan con cultura." Una frase más que vigente en el momento de escribir estas líneas, con bonos culturales para ganar sus guerras, las políticas y electorales... En cuanto a la novela de Pérez-Reverte, su subtítulo no miente: mar, guerra y amor. Y eso es lo que nos ofrece. Recreación libre de un episodio de la Segunda Guerra Mundial ambientado en la frontera de Gibraltar y la bahía de Algeciras, donde predomina el espionaje otorgándole a la narrativa un ritmo notable que hace muy fácil su lectura. El italiano es pura novela del autor de Cartagena, fiel a los hechos y casi creíble. Tenemos distintos puntos de vista y voces narrativas que van congeniando a la perfección, sí es cierto que es una trama bastante previsible, pero no pierde un ápice de interés. El escritor expone, entre tal entramado donde participan diversas ideologías y nacionalidades, su amor por los libros, las librerías y la literatura desarrollando un aspecto enternecedor dentro del laberinto bélico. El italiano es la vuelta de Arturo Pérez-Reverte a las aventuras por la puerta grande. Una macedonia interesante, donde no hay blancos y negros, la línea que divide a los malos y los buenos es artificial, casi residual. Todos los héroes son ambiguos, y en tiempos de guerra, aún más. Una novela muy "revertiana", si te gusta el autor, es muy recomendable.


Cada palabra unida a la otra casi perfectamente, porque perfecto se siente antinatual y EL ITALIANO es real, como si mi tacto pudiera tocar la arena de Algeciras, de Puente Mayorga, sentir el olor de los libros de Venecia, como si mis ojos pudieran ver el brillo del sol en las lagunas verdes de Teseo, el gusto en mi lengua a sal de mar, con mis oidos escuchar la voz franca de Elena. Con varios narradores que, sin aviso, se aparecen y sin embargo, fluyen no hay distorsión ni corte alguno. Todo en conexión. Para mi los libros que despiertan todos los sentidos en algún momento dejan de ser libros para convertirse en la mejor pelicula y cuando el bonton de play se presiona.... Se me erisa la piel, me transporto y es de los placeres más grandiosos que conozco. Por momentos sentía el corazón en la garganta, mezcla de anciedad e impotencia. De sentirse presente, parte, pero saberse obserbadora. Disfruté tanto este libro, que parece simple pero es impresionante. Y ese amor, no de hoguera sino de brasas, esas que cocinan lento. No de las que arden y se extinguen, de las que no se dejan apagar. Que mi cabeza decidió musicalizar con Ravel y Satie. Elena es un personaje exquisito, de los más valientes y lucidos que recuerde, no lo solo como mujer, que ya es mucho decir sino en general. En donde ella se siente una ola que puede llevarse todo por delante, Teseo se siente un oceano infinito y calmo. Un libro maravilloso, franco, real, claro, veraz, prodigioso. Bienvenido Arturo a mi vida lectora


En esta obra, Arturo Perez Reverte despliega toda su calidad como escritor. Una novela sencillamente magistral, ambientada en el estrecho de Gibraltar durante la segunda guerra mundial, una historia de amor y guerra. Destaco la originalidad de Reverte en salirse de lo cómodo y hablar de unos locos que se subían arriba de torpedos y bombardeaban barcos, él como personaje, describiendo la investigación que realizo para la novela, los flashbacks con la historia propiamente dicha, tanto Teseo y Elena son excelentes personajes principales.


54/2021 EL ITALIANO El autor alterna en el libro sus comentarios en primera persona sobre la creación de la novela con entrevistas a sus protagonistas o familiares de los mismos con una narración en tercera persona sobre la ficción imaginada. Esa ficción nos lleva a una España de posguerra cuyas costas se convierten en escenario de ataques italianos a los aliados. El vínculo romántico que aglutina el relato permanece en segundo plano dentro del retrato de diferentes ambientes: el de tertulia entre españoles, el de la policía británica en Gibraltar o el de los militares italianos del grupo Orsa Maggiore. El romanticismo que se presuponía como centro de la novela se relega a las maniobras de heroísmo. Historia de la Segunda Guerra Mundial que Arturo Pérez-Reverte basa en hechos reales. La historia de amor es secundaria, y la inclusión de “espía” de la protagonista está metida con calzador. Hay más conversaciones que acción. Los temas de Reverte podrán atrapar a sus seguidores, pero la historia es sencilla, sin mucho interés, para mi gusto.


Reseña de “El Italiano” de Arturo Pérez-Reverte Esta novela es una gran novela, como todas las de Pérez-Reverte, en la que brilla la parte del heroísmo de los buzos italianos en sus incursiones en el Puerto de Gibraltar durante la II Guerra Mundial. Los episodios de los sabotajes a las naves aliadas están narrados con la maestría habitual de Pérez-Reverte, haciendo gala de un gran trabajo de documentación e inmersión en ese aspecto muy poco conocido de la colaboración militar italiana con el Tercer Reich de Hitler en misiones casi suicidas en los principales puertos de abastecimiento de los Aliados en el Mediterráneo. Respecto a la narración de la historia de amor entre uno de esos buzos (Teseo Lombardo) y una librera española (Elena Arbués), el autor inicia esa trama con un paralelismo muy bien traído entre el descubrimiento de un Teseo desmayado en la playa de Algeciras por una solitaria viuda de marino mercante llamada Elena Arbués, y la historia mitológica del encuentro entre Odiseo (Ulises) y Nausíacaa. Y ahí es donde se produce la mirada de la mujer al hombre al que hace héroe que Pérez-Reverte quería reflejar en esta historia. Elena lleva a Teseo a su casa y le auxilia sin llamar a la policía, a pesar de saber que su descubrimiento podría tener connotaciones militares relevantes para Gibraltar. Ella no le tiene ninguna simpatía a los ingleses, que fueron los que hundieron el barco mercante de su marido por error en el puerto de Mazalquivir, pero tampoco hace alarde en ningún momento de simpatía por el Fascismo de Mussolini. Es más, su padre tuvo que huir de España con ella y refugiarse en Gibraltar al inicio de la Guerra Civil Española por sus ideales republicanos públicamente conocidos. Ahí nace un enamoramiento por el héroe de parte de una mujer, gran conocedora y amante de los clásicos, que de repente se encuentra inmersa en una historia mítica como las que ella ha leído desde que era niña. Elena llama al teléfono que le indica Teseo para que unos amigos vengan a por él y no informa de nada a las autoridades. Posteriormente se encuentra con Teseo y algunos compañeros suyos en Algeciras y empieza a atar cabos de quién es su héroe, donde habita y qué está haciendo allí. Los italianos no están seguros de que puedan confiar en la discreción de Elena y Teseo contacta con ella de nuevo. Sin dar más explicación sobre el porqué de su decisión que decir “Me bato porque me bato”, parafraseando a Porthos en “Los Tres Mosqueteros”, ella anuncia al marino italiano que va a ayudarles en su misión, fotografiando los barcos que están anclados en Gibraltar. Lo hace una vez sin problemas y pasa la información a los italianos. Teseo está ya enamorado de Elena y no quiere que siga espiando a los ingleses porque sabe que si la descubren, su destino es la muerte. Sin embargo, ella quiere arriesgarse una vez más, porque sabe que los italianos van a hacer una incursión muy importante y tiene miedo de lo que pueda suceder a Teseo durante ese sabotaje, sin saber que el Jefe de Policía de Gibraltar está empezando a sospechar de ella. Este libro es sobre todo un gran libro de aventuras, donde brilla la documentación sobre los clásicos y especialmente sobre los sabotajes de los militares de la Armada Italiana contra los barcos anclados en los puertos aliados. Sin embargo, a mi parecer, la historia de amor entre Elena y Teseo flojea porque el autor ha diseñado un personaje femenino muy frío y controlado, en el que no es fácil descubrir sus sentimientos y motivaciones. Posiblemente está hecho así a propósito, pero yo creo que esta falta de emociones le priva de una mayor hondura emocional a la novela. De todas formas, es un gran libro que ningún aficionado a los clásicos, a las acciones militares y a Pérez-Reverte deben perderse.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ARTURO PÉREZ-REVERTE


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


FRASES DEL LIBRO EL ITALIANO

El amor de corazones atravesados por flechas es un absoluto timo. Un invento romántico. Y además, tiene fecha de caducidad.


Publicado porRafa perez

Quizás en otro momento_ dice él y Elena se estremece, pues por un segundo cree que ha adivinado sus pensamientos_. En otro llugar. _ ¿En otra vida?_ sonríe rehecha.


Publicado porye gomez

Es poco lo que se teme cuando es poco lo que se espera, mas allá de una misma.


Publicado porye gomez

Las guerras también se ganan con cultura.


Publicado porPaco Garrido

Si fuera hombre, dijiste, no sería ni la mitad de peligrosa de lo que puedo ser como mujer


Publicado porMamencv

Es poco lo que se teme cuando es poco lo que se espera, más allá de una misma


Publicado porMamencv