COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL IDIOTA

La historia de un hombre perfecto en un mundo cruel en Rusia del Siglo XIX. El joven y piadoso príncipe Mishkin regresa a su Rusia natal de un sanatorio suizo donde ha estado varios años para recibir una herencia y «mezclarse con la gente». Sin embargo, en San Petersburgo solo le aguarda una sociedad obsesionada con el dinero, el poder y la manipulación que pondrá a prueba su moral y sus puros sentimientos. Antes de llegar a su destino conoce al inquietante Rogozhin, hijo de un acaudalado mercader, cuya fijación por la hermosa Nastasia Filíppovna acabará por arrastrar a los tres protagonistas a un fatal desenlace.«Algunos de los más caudalosos ríos encuentran en Dostoievski su fuente, donde la nueva sed de Europa se abreva hoy... Es tan grande como Ibsen y Nietzsche, y quizá el más importante de los tres.»André Gide

Año de publicación:1869

21 reseñas sobre el libro EL IDIOTA

EL IDIOTA Cuando se CONFUNDE la integridad, honradez, virtud y bondad con la ESTUPIDEZ de una persona, a la fija te ves como “EL IDIOTA”, el alma de un inocente solo por pertenecer a la realeza. Así es que el príncipe Lev Nikoláievich Myshkin, luego de haber estado en un hospital luchando con la epilepsia, regresa a su país natal (Rusia), para así poder rehacer su vida, tratando de llevar una vida “Normal”, mezclarse con la gente y adaptarse al convertirse en heredero de un familiar desconocido, recibiendo una carta de notificación. Este joven, en su travesía comienza a deslumbrarse con tantas cosas nuevas que va conociendo, se relaciona con todos los personajes que se encargan de hacerle la vida amena o no tanto, en una sociedad obsesionada con las riquezas, la avaricia, el poder y la manipulación que se encargará de poner a prueba su moral y sus buenos sentimientos. En esta obra, el autor busca delinear un personaje más humano, no perfecto, pero si capaz de llevar una vida sin hacer daño a los demás, y que a pesar de todo lo que puede hacer su prójimo y las condiciones dadas en la época, en las mismas palabras de Dostoyevski “un santo secular, sería un idiota en un mundo como el nuestro”. Es cualquier cosa menos un idiota como ha sido tildado por muchos. Finalmente, en momentos me ha parecido un poco lenta y hasta difícil de mantener, pero si queda bastante claro el mensaje que se busca transmitir.


A través de "El Idiota", Dostoievski vuelve a maravillarnos con su extraordinario talento narrativo: el protagonista, que es precisamente el príncipe “idiota” al que el título hace referencia, llega a San Petersburgo, prácticamente curado de su enfermedad, con el objetivo de resolver un asunto. Para hacerlo, deberá integrarse al cuerpo social y es justamente en ese proceso de integración en el que acompañamos al protagonista. La trama principal, constituida por el advenimiento del príncipe a la ciudad, su ingreso en la sociedad y un abstruso y endeble triángulo amoroso, quizás no resulta tan cautivadora como la de "Crimen y Castigo". No obstante, la brillante capacidad del autor para representar las escenas no decae en lo más mínimo. La prosa de Dostoievski resulta cinematográfica (o tal vez más bien teatral considerando el período histórico): en cada episodio, cargado siempre de diálogos ingeniosos, en los que incluye por momentos reflexiones insoslayables, describe con meticulosidad las reacciones de los diferentes personajes, sus emociones y sentimientos, ante cada intervención de los cuantiosos interlocutores, creando una atmósfera increíblemente real. Es interesante destacar que el “idiota”, de nombre Liev Nikoláievich Mishkin, no es en lo absoluto un “idiota”. Por el contrario, se revela inopinadamente sesudo. A despecho de eso, es, sin controversia, un hombre párvulo, apacible e indulgente. Es un personaje que asombra por su inocencia, por su ingenuidad, que alcanza niveles inusuales. De esto buscarán aprovecharse constante el resto de los personajes. Asimismo, muchos de los acaecimientos están narrados desde la perspectiva del protagonista o a la luz de su interpretación de los hechos. Por lo tanto, gran parte de las vicisitudes deben ser percibidas con cierta reticencia por parte del lector: ¿realmente ocurrió así? ¿Será posible? ¿Hasta qué punto fue así? Dostoievski escribe impecablemente: es un placer leerlo.


La prosa de Dostoievski no deja de maravillarme, empero el soberbio recuerdo de Crimen Y Castigo condena cualquier libro del autor que lea posteriormente. Lamentablemente la comparación entre su obra me peso constantemente durante la lectura. Los personajes abundan, si bien esto suele confundir al lector, bajo la pluma de Dostoievski se configuran para construir escenas (aisladas) memorables, con diálogos desopilantes y conmovedores. La depravación y maldad de San Petersburgo está fabulosamente retratada y el autor invita a sumergirnos en ella mediante el enigmático Idiota. También contiene valiosas reflexiones que dan que pensar y que valoro mucho al momento de calificar. Pero no todo es ponderable en esta obra. Buscando una visión más panorámica de lo acontecido en las 825 páginas encontré un cierto desorden (no presente en Crimen Y Castigo). La introducción, descripción y aparición de los personajes es confusa y desincronizada. No todos los personajes bailan al mismo ritmo ni escuchan la misma música. Probablemente le resultará gracioso al que lea esto que un chico de 19 años cuestione el orden propuesto por Dostoievski. En mi cabeza Raskolinkov castigó al pobre Idiota.


Narración típica de Dostoievski. Profunda penetración en la psicología de los variados personajes, no sólo en la del original príncipe protagonista. Rusia, la religión, la política, los contrastes de las marcadas clases sociales imperantes en la época en la que vivió el autor y en la que se desarrolla esta historia, constituyen el eje. Como en otros libros de Dostoievski, lo importante no es final del camino sino el viaje. Las intrincadas relaciones que unen a sus personajes son, ya de por sí, motivo suficiente para disfrutar de esta obra.


Con usted quiero hablar de todo, de todo, hasta de lo más importante y cuando quiera; usted, por su parte tampoco deberá ocultarme nada. Quiero por lo menos con una persona hablar de todo como conmigo misma ... Escrito hace 152 años F.Dostoievski nos muestra los diferentes matices que existen en los seres humanos, cuestiones sociales , trastornos mentales,religión, inclusive la formación y libertad de algunas mujeres,todo esto empieza en un tren que lleva al príncipe Mishkin que va de Varsovia a San Petersburgo.


Una obra Genial ..!!


Dostoievski es un maestro narrando pasajes realistas y autobiográficos, El Idiota no es la excepción. ¿Qué obtienes de mezclar la crudeza del ambiente de San Petersburgo con la candidez de un príncipe epiléptico? Pues una novela cuya temática conmueve a cualquiera que se asome por sus ochocientas páginas. Los personajes condescendientes que rodean al protagonista ocasionan situaciones histéricas, característica inata en la feminidad rusa, además de reflexiones sobre la sociedad, dios, nihilismo, el suicidio, la enfermedad; todas ellas aquejan al príncipe y se desarrollan en una narrativa profunda de la pluma de uno de los mejores escritores rusos de todos los tiempos.


Pulida y de técnica preciosista. Una de las obras más importantes y notables del ruso Dostoevskij.


Ver más reseñas

Más libros del autor FIODOR DOSTOYEVSKI


También se buscó en CLÁSICOS UNIVERSALES


Frases del libro EL IDIOTA

A veces cuánto más real es un hecho, tanto más inverosímil parece.

Publicado por:

Vintagebookgirl

Es difícil juzgar la belleza, la belleza es un enigma.

Publicado por:

Vintagebookgirl

Ni el más circunspecto de los hombres es capaz de protegerse en todo momento del ladrillo que caiga de la casa vecina.

Publicado por:

Vintagebookgirl

El que teme al Lobo, no va al bosque.

Publicado por:

Vintagebookgirl

Lo mas odioso e infame del dinero es que proporciona incluso talento.

Publicado por:

Vintagebookgirl

No conviene meterse en el agua sin antes preguntar si se puede cruzar el Río.

Publicado por:

Vintagebookgirl

Matar por haber matado es un castigo incomparablemente mayor que el propio crimen.

Publicado por:

Vintagebookgirl

No hay nada mejor para enmendarse que recordar el pasado con arrepentimiento.

Publicado por:

Vintagebookgirl

Porque lo principal es el corazón... Lo demás es un absurdo.

Publicado por:

mavarela.89