Calificar
8,0 114 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL HOMBRE SONRIENTE

Delincuencia económica que no excluye el asesinato y el tráfico de órganos humanos. El abogado Torstensson conduce inquieto su vehículo a lo largo de una carretera solitaria. Es noche cerrada y el hombre mira constantemente por el espejo retrovisor, tratando de descubrir si le persigue algún coche. De repente, delante de él, ve una silla plantada en medio del asfalto, y en ella, un muñeco del tamaño de un ser humano. Es otoño y la niebla ha ido arrastrándose hasta las laderas de Brösap. Torstensson frena en seco y, aterrado, sale de su automóvil para ver de cerca la fantasmagórica aparición. Es lo último que hace en su vida. Muy poco después, Wallander se verá inmerso en un complicado caso de delincuencia económica de altos vuelos. Pero la sensación de estar luchando contra un enemigo intangible —un adinerado y autoritario mecenas—, la permanente sonrisa amenazadora del principal sospechoso y una vaga impresión de que su vida corre peligro pondrán a prueba la capacidad de reacción de Wallander.

Año de publicación:2003

7 reseñas sobre el libro EL HOMBRE SONRIENTE

No es lo mejor que ha escrito Henning Mankill, extrañé la parte histórica e intrincada de otros de sus thrillers; en este libro se predice tempranamente la identidad del victimario, sin embargo es un libro que me dio varias horas de entretenimiento y me agradó su lectura. Un abogado es asesinado en una carretera, pocos días después su hijo, también abogado; es al inspector Wallander a quien le corresponde el arduo y peligroso trabajo de hacer la investigación del caso.


“Lo último que ha visto un abogado, antes de ser asesinado, es un muñeco del tamaño de un hombre atravesado en la carretera, donde se vio obligado a detenerse en medio de la espesa niebla. Este extraño comienzo, cargado de una atmósfera de misterio tan clásica, es el punto de partida de un complicado caso de delincuencia económica en las altas esferas. Pero es también el inicio de un enfrentamiento cada vez más personal del inspector Wallander con un adinerado, sonriente y autoritario mecenas. Sintiendo a cada paso su vida amenazada, el inspector se ganará el respeto de su enemigo pero no se detendrá hasta borrar esa sonrisa de su rostro.” Cuarto libro de serie WALLANDER, el poder económico como algo omnímodo es lo subyace en esta historia.


Un par de asesinatos hacen reconsiderar a un investigador su plan de jubilación temprana. Su bien entrenado instinto lo guía al culpable más evidente, pero tendrá que echar mano de todo su equipo si es que quiere atar cabos antes de que sea muy tarde. Una novela policíaca que atrapa en las primeras, te va soltando en la monotonía y estancamiento de la acción, pero que recupera la emoción justo antes de terminar cada capítulo.


Mankell siempre es Mankell. Uno sabe que lo que va a leer no va a decepcionar, por más que en esta oportunidad, desde mi punto de vista, no es el mejor texto del autor de la colección de Wallander. De todas maneras es difícil de soltar el libro, resulta atrapante, más allá de que no tiene demasiado vértigo. Vamos a encontrar a un Wallander un poco más depresivo y con más incertidumbres que en otros textos, lo cual hace que aumente la humanización del personaje. Aparece la agente Anne Britt Hoglund, la cual resulta una revelación interesante. El resto de los personajes, como siempre, muy bien logrados, al igual que la trama de la historia, por más que no es la mejor.


El primer libro que leí del detective Wallander es, sin lugar a dudas, fantástico. A pesar que, a primera instancia, Wallander pudiera parecer el clásico detective de novela negra, esta sería una primera impresión errónea. El personaje es complejo, sensible y humano. Se enferma, se enfurece, se sienta a pensar en las personas que se han ido y que nunca volverán. Lo acongoja la nostalgia, se entrega a la rabia. Este caso en especial lleva a Wallander a enfrentarse a un monstruo, a una bestia, que parece intocable. Y, mientras tiene que encontrar la respuesta, también está en la búsqueda de una calma que parece efímera. Es una extraordinaria novela de suspenso; tal vez no la mejor de su repertorio pero si a la que le tengo mas cariño por ser la primera que llegó a mis manos. Henning Mankell sabe muy bien cuando detenerse a mirar los escenarios que rodean a los personajes en la novela.


Dentro de los libros que he leído de la serie Wallander, es el más flojo.


No es lo mejor que ha escrito Henning Mankill, extrañé la parte histórica e intrincada de otros de sus thrillers; en este libro se predice tempranamente la identidad del victimario, sin embargo es un libro que me dio varias horas de entretenimiento y me agradó su lectura. Un abogado es asesinado en una carretera, pocos días después su hijo, también abogado; es al inspector Wallander a quien le corresponde el arduo y peligroso trabajo de hacer la investigación del caso.


Más libros del autor HENNING MANKELL


También se buscó en TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO