Calificar
9,0 34 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

El hombre que ríe es la historia de un niño, Gwynplaine, mutilado en su primera infancia hasta convertir su rostro en la máscara de la risa; la de su abandono en las costas de Portland; la de su rescate y adopción por Ursus, filósofo y curandero itinerante; la del descubrimiento de sus orígenes aristocráticos y del crimen perpetrado contra él, y la de su caída. Una obra monumental.Los principales tramos de esta poderosa narración suceden en la Inglaterra de principios del siglo XVIII bajo el reinado de la reina Ana. El viejo curandero Ursus, filósofo escarmentado del trato con los humanos, recorre el sur del país con su carromato y su confidente, el lobo Homo. Una noche de ventisca llega a su casa rodante Gwynplaine, un niño agotado y hambriento, con el rostro mutilado como una máscara de la risa. Lleva a una recién nacida en brazos, Dea, una niña ciega arrancada por Gwynplaine de los brazos de la madre muerta entre la nieve. Así se forma una extraña familia unida por el cariño y la necesidad: un viejo sabio, un lobo, un niño mutilado y una niña ciega. Juntos recorren las plazas representando la obra El caos vencido. Un caos que se desata de manera brutal al descubrirse el linaje de Gwynplaine y las razones de su mutilación. Gwynplaine parece una recreación de Gwenllian, la última princesa legítima de Gale...

Año de publicación:1869

7 reseñas sobre el libro EL HOMBRE QUE RIE

Imagínate tener el rostro de tal modo que siempre muestre que sonríes y por mas serio que te pongas o cambies de tono, nadie te tomara enserio. Esta es la historia de que envuelve a nuestro protagonista en una sociedad asfixiante, lleno de venganzas y odios. Raptado Gwynplaine por ser el heredero de una prestigiosa familia allegada al poder, lo llevan a ser maltratado, desfigurado y abandonado siendo tan solo un niño. Son las peripecias que acompañan a nuestro protagonista, cambiando su vida por completo y llevándolo a vivir una vida mas tranquila con un viejo y su lobo. quien se sensibiliza por su estado, conociendo a la par a una bebe, que en un futuro seria y es la única familia que caminara junto a el compartiendo un amor verdadero. Leer a Victor Hugo, siempre será un placer.


Una obra impresionante, conmovedora. Las reflexiones acerca de las grandezas y bajezas del alma humana en un libro a través de sus personajes y su historia son geniales.


Deberíamos tomar siempre una mascara de humor al criticar o al hablar de algo que no nos parece. Una gran historia de amor y deseos. Donde la critica a la sociedad y a la maldad de la humanidad se representa con una máscara de humor que todos deberíamos tener. De nuevo esta maravilloso escritor clásico nos trae personajes tan humanas y entrañables, que lo único que vas a hacer al leerlos y conocerlos es suspirar y asombrarte de sus decisiones. El final y el desarrollo de la historia marcan el verdadero significado de la palabra tragedia y amor verdadero y el corazón sincero. Una gran historia, que recomiendo, no sólo por los tintes macabros, sino por la vertiente del romanticismo que abarca.


El hombre que ríe es una obra completamente trágica y romántica, crítica de una forma en la que sólo Víctor Hugo podría llegar, a través de personajes profundos y entrañables que reflejan a la sociedad con un estilo crudo y monstruoso pero tan real que aún en la actualidad podría identificarse como nuestra. Una vez más Victor Hugo nos dice que la vista es un impedimento para poder mirar realmente quién es el hombre y quién es la bestia. Esta novela, barroca, nocturna, extraña y apasionada me parece una de las obras más personales y complejas del autor, con mucho humor negro, lo cual le añade una esencia peculiar que es capaz de resaltar una época igual de oscura. En lo personal opino que Victor Hugo era un visionario, nos lo demuestra en sus posturas e ideales, a través de sus personajes y narrativas. Recomendaría este libro si se han leído obras previas, para conocer y sentirse más familiarizado con el estilo del autor, pero en definitiva la considero un clásico que debe ser leído. Mil gracias por nuestro hermoso Gwynplaine, nuestra angelical Dea, nuestro guardián Homo y por el gran saltimbanqui filósofo, Ursus. Gracias a Victor Hugo por compartirnos un pedazo de su alma en esta grande historia.


No es su mejor novela (imposible mejorar los miserables) pero tan distinta, tan profunda, tan oscura y perturbadora que merecería un autor distinto para eludir ser siempre comparada, siempre citada en in aparte, un añadido.


El hombre que ríe nos muestra la realidad en que nuestra sociedad siempre se ha visto envuelta. Es cierto que los tiempos cambian y por ende el modo en que esta se desenvuelve también, pero eso no ha quitado la diferencia tan marcada que hasta hoy en día existe entre las clases sociales, el rico vive del trabajo del pobre, y el pobre sufre, pasa hambre, frio, vive al día, y muchos están en la calle. Algunos sufren abandono y se ven obligados a luchar por su supervivencia, la corrupción nunca se ha ido de nuestro lado, el abuso de poder sigue presente, el maltrato sigue siendo una realidad, la discriminación, el rechazo, el miedo a lo que es diferente, y muchas cosas más en las que lamentablemente se ve envuelta nuestra sociedad. Si nos detenemos a pensar un momento, no estamos muy alejados de la realidad de aquellos tiempos, hoy por hoy muchas cosas siguen siendo iguales, a pesar de no haber vivido en esa época, ni en esos lugares, ni en esas circunstancias, nada de eso importa, porque se puede sentir muy presente. He de decir que me ha encantado leer esta novela, por el contexto en que se desarrolla, pero aun más, por ser una historia de amor y humanidad. Nuestro protagonista Gwynplaine, un niño huérfano cuya belleza interna y una nobleza que muy pocos poseen, se ve opacada por una cara mutilada que lo obliga a parecer que todo el tiempo está sonriendo. Viéndose víctima del desprecio, las miradas de horror y burlas de una sociedad corrupta. A pesar de todo esto, encuentra a quienes se vuelven su familia, y también encuentra el amor en una joven ciega, que nos enseña que el verdadero amor va mas allá de lo físico, y me hace pensar que todos deberíamos ser ciegos, para así enamorarnos del alma de alguien, y no de su aspecto. Seríamos mas felices si miraramos con el corazón, en lugar de los ojos. ~VB


.


Más del autor VICTOR HUGO


También se buscó en CLÁSICOS UNIVERSALES


Frases de EL HOMBRE QUE RIE

“Hay muchas bocas que hablan y pocas cabezas que piensan.”

Publicado por:

watanabe21 🐺

No temamos nunca a los ladrones ni a los asesinos. Temamonos a nosotros mismos, porque los grandes peligros se encuentran dentro de nosotros.

Publicado por:

watanabe21 🐺