Calificar
6,0 16 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Fábula sobre la ambición y la inevitabilidad de la muerte que recuerda a Charles Dickens. William acababa de cumplir diez años cuando consiguió la admiración de todos sus amigos: su ojo experto apuntó a un grajo que descansaba en un árbol lejano y, tras un instante de concentración, el tirachinas dio en el blanco. Nada grave, en apariencia; solo una chiquillada, pero desde entonces su vida cambió y William se propuso olvidar el pasado, trabajando duro para adelantarse al tiempo y a sus leyes.Los años fueron pasando, y un hombre vestido de negro empezó a rondar a William en las circunstancias más trágicas. Nació así una extraña unión entre los dos caballeros, y se inauguró en Londres una tienda espléndida, donde se exponían las telas y los complementos adecuados para el duelo de los difuntos. El negocio fue un éxito, y William durante un tiempo pensó que su apuesta por el olvido era acertada, pero llegó un día en que un grajo muy negro surcó el techo acristalado del almacén y de golpe el pasado volvió, cargado de secretos y dispuesto a tomarse su venganza...La famosa autora de El cuento número trece nos sorprende ahora con una hermosa historia donde el misterio y el recuerdo van de la mano.

Año de publicación:2013

7 reseñas sobre el libro EL HOMBRE QUE PERSEGUIA AL TIEMPO

Un excelente novela que hace reflexionar sobre el trabajo, la vida el amor, nuevos retos altamente recomendable


Una agradable reflexión sobre la vida y la muerte. En lo personal me gustó este libro sin llegar a capturarme por completo, personajes muy bien construidos con historias interesantes aunque pendiente la chispa de emoción.


William acababa de cumplir diez años cuando consiguió la admiración de todos sus amigos: su ojo experto apuntó a un grajo que descansaba en un árbol lejano y, tras un instante de concentración, el tirachinas dio en el blanco. Nada grave, en apariencia; solo una chiquillada, pero desde entonces su vida cambió y William se propuso olvidar el pasado, trabajando duro para adelantarse al tiempo y a sus leyes.Los años fueron pasando, y un hombre vestido de negro empezó a rondar a William en las circunstancias más trágicas. Nació así una extraña unión entre los dos caballeros, y se inauguró en Londres una tienda espléndida, donde se exponían las telas y los complementos adecuados para el duelo de los difuntos. El negocio fue un éxito, y William durante un tiempo pensó que su apuesta por el olvido era acertada, pero llegó un día en que un grajo muy negro surcó el techo acristalado del almacén y de golpe el pasado volvió, cargado de secretos y dispuesto a tomarse su venganza...


William acababa de cumplir diez años cuando consiguió la admiración de todos sus amigos: su ojo experto apuntó a un grajo que descansaba en un árbol lejano y, tras un instante de concentración, el tirachinas dio en el blanco. Nada grave, en apariencia; solo una chiquillada, pero desde entonces su vida cambió y William se propuso olvidar el pasado, trabajando duro para adelantarse al tiempo y a sus leyes.Los años fueron pasando, y un hombre vestido de negro empezó a rondar a William en las circunstancias más trágicas. Nació así una extraña unión entre los dos caballeros, y se inauguró en Londres una tienda espléndida, donde se exponían las telas y los complementos adecuados para el duelo de los difuntos. El negocio fue un éxito, y William durante un tiempo pensó que su apuesta por el olvido era acertada, pero llegó un día en que un grajo muy negro surcó el techo acristalado del almacén y de golpe el pasado volvió, cargado de secretos y dispuesto a tomarse su venganza... 


La primera novela de suspenso de esta autora es extraordinaria y como la contraportada de esta segunda, la hace parecer una novela también muy buena, me hice grandes expectativas que me llevaron a la decepción.La prosa es sencilla pero agradable, la trama no engancha en su lectura, el poco suspenso que hay en la misma es muy predecible desde el principio; es un libro trágico y el mensaje que deja es que por más que alguien quiera ganar tiempo, acaba perdiendo cosas elementales en la vida, como cosas que el dinero no puede compr


Una reflexión sobre la vida y el tiempo, "somos pensamiento y memoria", aprendamos a vivir, aprovecha la oportunidad.


La verdad es que pocos libros me han hecho llorar como este. Me ha encantado casi todo el trayecto de la historia, aunque al final podría haber tomado otro curso, sin embargo hay un dicho que dice "La vida es cruel, luego, mueres" La frase que más me ha gustado de este libro es"Somos lo que fuimos, y de nada sirve apostar por el futuro si no hemos hechado cuentas con nuestro pasado". Me ha marcado tanto que considero que se ha vuelto uno de mis lemas de vida, a pesar de que esta no ha sido tan larga jeje


Más del autor DIANE SETTERFIELD


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA