Búsqueda avanzada de libros

25 reseñas sobre el libro EL HOMBRE QUE CALCULABA

Interesante historia de un aventurero, que muestra el mundo oriental desde la perspectiva de un matemático.


Es un libro que apesar de tener matemáticas las vuelve atractivas al lector, así como también vuelve interesantes las historias de Hombre que Calculaba cada vez que se cuenta las azasñas de cómo resuelve los problemas Un libro muy recomendado


Muy buen libro. Para iniciarse en el mundo de la literatura y las matemáticas. Combinación perfecta en este caso.


El libro me encantó, me hubiera encantado antes de llegar a secundaria haberlo leído. Transmite ese amor a las Matemáticas que todo estudiante debería llegar a tener. Para un universitario los problemas son sencillos pero el libro se disfruta demasiado, la idea esta clara.


Me encanto te hace ver que en todo hay matemáticas pero con una facilidad de comprensión


Muy divertido y a la vez interesante de ver las aplicaciones de las matemáticas, desde los ojos como observador puede contemplarse la maravilla que Beremiz Samir hace de ellas, los números


Muy buena novela para chicos y grandes, con la temática Medio Oriente, mundo árabe, Islam, Persia, India y por supuesto las matemáticas. De lectura amena y divertida.


Luego de 15 años de búsqueda, y gracias a Vivi que generosamente me lo regaló, pude volver a tener este libro en mi biblioteca. Ya lo había leído 3 o 4 veces. Y lo recordaba como un "librazo". Pero... evidentemente no soy el mismo que hace 15 años, porque el libro que a mis 20-25 años me parecía sublime, ahora me pareció casi básico. Aprendizaje: las personas somos dinámicas, aprendemos (o no), vivimos y recolectamos experiencias. Y cambiamos. Cambiamos la forma de valorar un texto, y seguramente también cambiamos la forma de leer la vida. Es cuando dejamos de ser quienes eramos para pasar a ser quienes somos. Junio 2013. El libro cuenta la historia de Beremiz Samir en el Lejano Oriente de algún tiempo cercano al siglo V. El protagonista es un hombre sabio y justo dotado de una prodigiosa habilidad para las matemáticas. Cada capítulo cuenta alguno de sus prodigios resolviendo problemas de cálculo, de geometría o de lógica, complementado con enseñanzas de vida, con mensajes de paz, tolerancia y amistad. La historia es divertida. Se lee muy fácil. Los desafíos logico-matemáticos son por lo menos entretenidos. Algunos complejos y otros no tanto. Si todavía no lo leíste y te gustan las matemáticas... entonces vale la pena recorrerlo.