Calificar:

7,4

180 votos

Sinopsis de EL HOMBRE EN EL CASTILLO

Un mundo alternativo en el cual el Eje ha derrotado a los Aliados en la segunda guerra mundial y los Estados Unidos han sido invadidos y divididos entre los vencedores. Mientras los nazis se han anexionado la costa atlántica, donde han instaurado un régimen de terror, la costa pacífica permanece en manos japonesas. En esta América invadida, los nativos son ciudadanos de segunda clase a pesar de que su cultura es admirada por los vencedores, hasta el punto de que uno de los mejores negocios es la venta de auténticas antigüedades americanas, como relojes de Mickey Mouse o chapas de Coca-Cola.

25 reseñas sobre el libro EL HOMBRE EN EL CASTILLO

Hasta hace unos días hubiera escrito esta reseña haciéndome la erudita y afirmando indignada que ESTO NO ES CIENCIA FICCION! (😠). Después de ponerme el monóculo les hubiera explicado lo que es una "ucronía" : un subgénero qué conlleva insertar una historia en un universo paralelo en el que el autor ha cambiado el resultado de algún evento histórico (🧐). Algo como "Volver al futuro". Y así como Marty McFly arma un flor de merequetengue cuando impide que la madre conozca al padre y así pueda invitarla al baile, aquí Dick te cuenta lo que hubiera pasado en un mundo en el que los que hubieran ganado la Segunda Guerra Mundial hubieran sido los nazis. Pues, como pueden comprobar, soy una tolola ignorante porque en realidad, Dick define a la ciencia ficción de otra forma. El tipo critica a todos los nabos que como yo, creíamos que esté género era puro plato volador, espaditas lásers y gente con orejas raras. No siempre implica escenarios futuristas ni grandes despliegues tecnológicos. Este muchacho habla de una "desfiguración conceptual" de la realidad (que incluso puede darse en el tiempo presente). Sí está desfiguración es plausible de ocurrir, se llama ciencia ficción, sí es imposible, sería fantasía. Así que, si bien "el hombre en el castillo" sigue siendo una ucronía, también es ciencia ficción porque tranquilamente los nazis podrían haber ganado la guerra y hoy estaríamos fritos. Y toda esta andanada informativa la saqué de...un video en youtube 😌 (por si había engañado a alguien, rompo con el mito de ser una mujer cultivada. No cazo una.) Volviendo al tema, el libro es de lectura compleja y requiere cierto detenimiento por parte del lector. ✋No, no es ilegible. Si yo pude, todos pueden. Solo hay que estar un poco atentos por la cantidad de nombres y datos políticos. Pero definitivamente que esto no sea un impedimento para poder apreciar este libro, ya que es una verdadera obra de arte, de las que surgen pocas veces en la vida y que te demuestran que hay personas absolutamente geniales que pueden imaginar y escribir libros tan bien armados, tan redondos, tan únicos e irrepetibles como este. Yo por poco me hago pis encima cuando supe quién era el hombre en el castillo, porque necesitaba protegerse tras sus muros y...DIOS MIO!! EL FINAL!!! Sí son mínimamente paranoicos pueden quedar atontados un tiempo largo con este juego de espejos escrito por Dick, en el que tal vez la ficción traspase la realidad. Nunca se sabe (❤).


¿Cuál hubiera sido el devenir de la historia si los nazis ganaban la segunda guerra mundial? Esa es la seductora premisa en la cual Phillip K. Dick basa esta novela desarrollada a partir de varias tramas conectadas mínima pero substancialmente, que nos invitan a repensar la historia, el arte, la religión y la sociedad. Distopía, ucronía, ciencia ficción o simplemente buena literatura; es un autor que siempre nos transporta a mundos extraños y cercanos a la vez que nos convidan a reflexionar acerca de nuestra propia realidad. Otra vez Phillip K. Dick me ha dejado rendido a sus pies. Pero como en esta ocasión era una lectura conjunta (con la genia de @marenpergamino) no tenía intención de ser una presa fácil y desprevenida, está vez no le iba a hacer tan sencilla la tarea al autor: ya lo conocía, tenía las expectativas altas, iba a ponerme más exigente para no ser seducido así nomás... Puse manos a la lectura con la frente alta y la mirada crítica. ¡Al fin y al cabo uno tiene su dignidad! La táctica empezó funcionándome bastante bien, al principio me costó adaptarme a esta ucronía coral y (me parecía) algo desarticulada, pero al avanzar la lectura todo se fue acomodando y el universo planteado por el autor fue cobrando entidad gracias a situaciones y personajes excelentemente desarrollados. Es un autor que escribe tan bien que poco a poco fui ingresando en ese mundo complejo y fascinante. A fuerza de una prosa fluída y precisa al servicio de una historia que se construye en una narración no lineal y expansiva en sus diversas tramas, el autor fue derribando las torpes barricadas de lector difícil de seducir que intenté levantar. Y el final... el final me pareció maravilloso... Y sí, en ese momento, firmé mi rendición incondicional ante el poder de la literatura. Otra vez. ¡Maldito Phillip K. Dick!


Andaba yo ya desencantado y algo hastiado de los libros sobre la 2° guerra mundial y el nazismo ("Las Postales del Este" fue el culmen)... Y he aquí que apareció éste librito del señor Fhilip K. Dick para resarcime. Es capaz de una manera muy inteligente y magistral,contarnos lo que fue y supuso el triunfo del nazismo, y las consecuencias de la Guerra creando un futuro distópico increíble. Por momentos se convierte en una novela de espías, cine negro americano de los cincuenta,sazonado con eso toque espiritual de la cultura japonesa. Una matrioska muy bien armada para situarnos en pasado,presente y futuro de nuestra responsabilidad como sociedad. A mí me encantó. Totalmente recomendable !!! Qué imaginación !!!! Cómo de grande es este autor, para llegar a pensar, y escribirlo, que los aliados ganaron la 2° Guerra Mundial, que el mundo está dominado por EEUU, y por Rusia.... Jajajajaja, increíble. Nuestro Führer tiene que estar asombrado, y nos hace más grandes que en el mundo entero se hable alemán. Es lebe Deutschland und es lebe unser Führer


Que gozada de libro


Es tan poderosa la propuesta que ilumina el resto de posibles debilidades. Un ejercicio mayúsculo (pero no perfecto).


Philip K. Dick. Escribe basado en el oráculo ( I Ching) acerca de un libro escrito basado en el oráculo, “ La langosta se ha posado” En un mundo, creado por el autor, la segunda guerra mundial ha sido ganada por Alemania y Japón, quedando el mundo dividido entre estas dos potencias, Alemania, con un mayor desarrollo tecnológico se lanza ala conquista del espacio, en tanto Japón, trata de dominar Asia y Africa. En esta realidad alternativa, Estados Unidos ha quedado dividido en 3 partes, el lado Este bajo dominio alemán, El pacifico a cargo japonés, el centro como estados libres de las montañas rocosas, Es en esta franja donde reside el escritor de un libro que presenta una tercera posibilidad, la elevación de Inglaterra como ganador y superpotencia, tras la guerra, Aunque trata de representar alguna forma de ciencia ficción, en realidad se centra más en la perspectiva de personajes, en la desconfianza, la paranoia, y las dudas que, la existencia misma genera en ellos, así presenta principalmente a un vendedor de Antigüedades, que duda acerca de la autenticidad de las mismas, (Childen), Un diplomático japonés de alto rango, que duda de cada acción que toma y hacia el final incluso se su cordura, Juliana Frink, instructora de Judo, que cree haber revelado las claves de “ La langosta.. “ tras haber pasado la vida huyendo de si misma, Un espía alemán que se hace pasar por comerciante sueco, y busca desestabilizar el dominio dictatorial germano, (Baynes, Wegenner), y por encima de todos, se eleva el hombre en el castillo, el escritor Abedensen, que aparece como el único confiado resignado, Trama nada directa, mas construida a retazos, donde predominan los personajes, algunos sin llegar a cruzarse, centrada en las percepciones de cada uno, pero siempre dirigidos por dos libros, uno inexistente, el otro oracular( el I Ching) , muestra la fragilidad de la autoconfianza y la absoluta necesidad de un asidero, real o creado, para sustentar las decisiones personales y hasta para mantener la cordura... Dejando un mucho de lado el panorama de la perspectiva general, si este escenario ( el triunfo, Germano-Nipón) se hubiese dado.. no en vano se considera parte de la época metafísica de escritura de K. Dick


Milo me acompaña mientras termino El Hombre en el Castillo; con su maullido leve parece opinar sobre los párrafos que le leo, seguramente también le gustan las ucronías. La presencia del gato es un estímulo para asimilar por completo el libro; su mirada tranquila y profunda, su cuerpo elástico, reluciente, cargado de energía, llenan la sala de vibraciones eléctricas y relajantes. Como si pudiera entenderme, le cuento que, según el libro, los alemanes y los japoneses ganaron la segunda guerra mundial, pero que este punto Jonbar, si bien cambia de manera definitiva el mapa geopolítico del mundo, no altera el destino de la humanidad: existe una guerra no declarada entre los dos imperios que hace pender de un hilo la supervivencia de la especie. La globalización comercial, el flujo asesino de los grandes capitales, el crecimiento de la industria y la dependencia humana de la tecnología siguen allí; las personas están igual de cosificadas, explotadas y embrutecidas; dos regímenes totalitarios se han repartido el mundo, sus tiranías no necesitan la ilusión de la democracia para someter a la gente, la reprimen pura y simplemente mediante la violencia institucional. Los estados dependen de la propaganda y de los organismos de inteligencia para mantener el control social. Tanto en el primer mundo como en América Latina, África, Europa y buena parte de Asia, los gobiernos de las súper potencias han construido infiernos muy similares a los nuestros. No importa qué bloque de poder gobierne el mundo ni en qué línea de tiempo lo haga: el ser humano está siempre en una cuenta regresiva hacia la extinción, como en la vieja canción de Megadeth. Milo me mira atentamente con sus ojos verdes llenos de extrañeza, parece que comparte mis preocupaciones. Le digo que ojalá podamos escribir una novela como esta algún día, nuestra propia versión de La Langosta se ha posado, otra vuelta de tuerca para crear una secuencia alterna del tiempo, basándonos precisamente en su argumento. Sigo especulando y le digo: Nuestro relato también sería dictado por el I Ching. Los alemanes perderían la guerra igual que siempre; América Latina sería la despensa de Estados Unidos, el patio trasero que ya es ahora; reelegiríamos a Uribe por tercera vez consecutiva en 2014 y la seguridad democrática acabaría con la libertad y los derechos fundamentales en este país; una nueva asamblea constituyente convocada en 2018 por el presidente eterno, nos llevaría hacia un modelo de estado totalitario con la loca aspiración de recrear la Gran Colombia. Se desataría la guerra con los países vecinos y todo acabaría con la intervención militar de Estados Unidos y Rusia en defensa de sus respectivas colonias comerciales. Les habríamos dado el pretexto ideal para declarar la tercera guerra mundial y repartirse a discreción la América del Sur y sus preciosos recursos naturales. Llegado el año 2028, después de una década de conflicto y muerte, no haría falta que una pandemia venga a diezmarnos como moscas, el tan esperado holocausto nuclear por fin nos borraría del mapa y de la ecuación de la vida, en beneficio del planeta entero. Milo no es capaz de seguirme la corriente durante más de diez minutos, bosteza, enrosca la cola entorno a su cuerpo y se queda dormido. Él sabe que Philip K. Dick tenía razón: la humanidad no tiene remedio. Somos la única especie que se auto depreda con semejante voracidad; así que para él no es difícil imaginar, en un futuro no muy lejano, un mundo dominado por los gatos; nada es imposible cuando se escribe en las páginas del libro de las mutaciones.


Interesante libro distópico donde los nazis ganaron la guerra y se expandió por el mundo entero. Juega mucho con referencias de la cultura china y japonesa como aliados del eje y es muy enriquecedor conocer muchos aspectos desconocidos de su carácter aunque en determinados momentos se hace bastante confuso. En líneas generales está muy bien.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR PHILIP K. DICK


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA


FRASES DEL LIBRO EL HOMBRE EN EL CASTILLO

Siempre te darán caza, si quieren hacerlo. Aún con el castillo, la cerca electrificada y todo lo demás.


Publicado pormarenpergamino

La verdad, tan terrible como la muerte, pero, más difícil de encontrar


Publicado porEdd62

Qué fácil hubiese sido, pensó Robert Childan, haberme enamorado de una muchacha como esta, y qué trágica hubiera sido mi vida entonces, quizá todavía peor que ahora.


Publicado porEdd62

Los dioses destruyen todo lo que ven. Si uno admite la propia pequeñez escapa a los celos de los grandes.


Publicado porEdd62

La vida es realmente una broma divertida, pero no hay gente alrededor y nadie puede festejar la broma. Abría un libro y le hablaba de acontecimientos futuros que hasta el mismo Dios desearía archivar y olvidar.


Publicado porEdd62

Esto es lo malo; más tarde, cuando ha ocurrido, uno mira hacia atrás y descubre qué quería decir el oráculo.


Publicado porEdd62