Sinopsis de EL ENTUSIASMO

El jurado, compuesto por Jordi Gracia, Chus Martínez, Joan Riambau, Daniel Rico y la editora Silvia Sesé, concedió el  45.º Premio Anagrama de Ensayo a la obra: El entusiasmo es un libro generacional sobre quienes nacieron a finales del siglo xx y crecieron sin épica pero sí con expectativas, hasta que la crisis sentó las bases de un nuevo escenario que se ha hecho estructural; el escenario de la precariedad y la desilusión. Un libro, pues, con vocación de época, un ensayo sobre el sujeto precario en los trabajos culturales, creativos y académicos contemporáneos en el marco de la agenda neoliberal y el mundo en red. Un ensayo que se pregunta cómo la vocación y el entusiasmo son instrumentalizados hoy por un sistema que favorece la ansiedad, el conflicto y la dependencia en beneficio de la hiperproducción y la velocidad competitivas. La burocratización de la vida de los trabajadores culturales corre el riesgo de neutralizarlos, anulando a los sujetos que debieran dedicarse a investigar y crear, cansándolos de antemano para aliarse y reivindicar, pero también apagando su pasión intelectual. El riesgo es la pérdida de lo más valioso: la libertad que convierte a la creatividad humana en algo transformador. Y haciendo uso de esa libertad, justamente, El entusiasmo retrata las formas de precariedad desde lo pequeño, entrelazando la descripción etnográfica con la literaria, de forma que personajes imprevistos, más propios de una novela, entran en juego para reflejar la complejidad del escenario y las contradicciones de nuestro tiempo. Los caminos del diálogo y del pensamiento profundo no suelen funcionar en las redes rápidas y en los tiempos precarios, requieren pausa, tolerancia a la ambigüedad, negociación, empatía…, pero se sugiere aquí que tal vez sean los verdaderamente revolucionarios para quienes crean. Estos procesos de toma de conciencia y frustración describen a una generación de personas conectadas que navegan en este inicio de siglo entre la precariedad laboral y una pasión creativa que les punza (por sentirla, por haberla sentido, por estar perdiéndola).

1 reseñas sobre el libro EL ENTUSIASMO

No ha cumplido todas mis expectativas, que quizás eran demasiado altas, tanto por el prestigio que se le supone a un premio Anagrama de ensayo como por la preocupación e interés profesional que me suscita el tema tratado: la precariedad del trabajo cultural en la nueva era digital. Como principal defecto, la ausencia total de metodología y datos que sirvan de base a sus conclusiones. Aunque a su favor, la autora asume esta carencia con honestidad, incluso la reivindica como forma legítima de producir conocimiento, en contra del corsé autocomplaciente del saber académico. No obstante, aunque comparto la utilidad de la reflexión, la intuición y la metáfora como recursos epistemológicos -y que la autora utiliza como vehículo del discurso- me parece también necesario que sus enunciados permitan un mínimo de contraste empírico, al menos en sus premisas. Me resulta más digerible. Otro defecto, en mi opinión, es la debilidad de las conclusiones a las que llega al final del ensayo: toma de conciencia individual y solidaridad entre iguales como gasolina de la movilización colectiva que nos libere del perverso engranaje de la precariedad. Y me parece débil, precisamente porque sus reflexiones me parecen muy potentes, casi hirientes por su clarividencia y mirada crítica. Su idea fuerza gira en torno a la oposición entre entusiasmo fingido y entusiasmo sentido, donde el primero sirve al abuso y al desdén anulando la capacidad emancipadora del trabajo creativo. Este doble mecanismo atrapa al trabajador cultural en una vida eternamente aplazada, alimentando la frustración a cambio de una migaja de visibilidad respecto a sus semejantes/competidores que pululan sin encontrarse en la cultura-red. Aislados en sus habitaciones conectadas. Como no, de la doble precariedad que afecta a la mujer, obligada a elegir entre su vertiente creadora y la de reproductora o cuidadora. Y es que, a pesar de sus defectos, durante la lectura he sentido ráfagas de un pensamiento inspirado, descubriendo sensaciones y pensamientos que no lograba verbalizar. Esta complicidad y capacidad para interpelarme de forma tan directa, me hace intuir que volveré a este ensayo alguna vez que otra.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN