Calificar
8,2 138 votos

Sinopsis

Novena entrega de la serie Los crímenes de Fjällbacka. Estamos en pleno mes de enero y en Fjällbacka hace un frío polar. Una joven medio desnuda deambula por el bosque nevado y llega a la carretera. Un coche aparece de la nada y no tiene tiempo de esquivarla. Cuando el comisario Patrik Hedström y su equipo reciben la alarma sobre el accidente, la chica ya ha sido identifi cada. Desapareció cuatro meses atrás y desde entonces no se ha sabido nada de ella. Su cuerpo tiene marcas de atrocidades inimaginables, y es posible que no sea la única, ni la última víctima de su agresor. Al mismo tiempo, Erica Falck investiga una vieja tragedia familiar que acabó con la muerte de un hombre. Erica sospecha que su esposa oculta algo terrible y teme que el pasado proyecte su alargada sombra sobre el presente.

Año de publicación:2014

3 reseñas sobre el libro EL DOMADOR DE LEONES

Descubrimos una nueva aventura de Erica y Patrick. La novela muy bien narrada y Camilla siempre fiel a su estilo. Camilla te empieza narrando diferentes historias que aprimera impresión no parecen tener conexión alguna para después ir hilado cuidadosamente cada una de ellas para entrelazarlas. En este caso el hilo principal de la historia es la muerte de una joven del pueblo con extrañas marcas y por el modus operandi parece estar relacionado con desapariciones de otras chicas de Suecia. La historia la va intercalando con. Otra historia sucedida años antes. Sin duda me ha parecido un libro entretenido y lo recomendaría a cualquier persona que le guste la novela negra.


No es de los mejores de esta escritora


Excelente novela que te atrapa desde el principio. Siempre seguir los crímenes de Fjällbacka e ir descubriendo poco a poco con el comisario Patrick y su esposa (escritora) Erica es una aventura. La historia inicia con la aparición de una chica que fue reportada como desaparecida igual que otras chicas, y la investigación de Erica sobre una vieja tragedia familiar que acabó con la muerte de un hombre, dónde la intriga y el suspenso se conjugan de tal modo que es imposible dejar de leer