1. ALIBRATE
  2. LITERATURA JUVENIL
  3. EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

LITERATURA JUVENIL

EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

ALICE KELLEN

Calificar:

9,0

473 votos

Sinopsis de EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

Una gran historia de segundas oportunidades y destinos que se cruzan.• Un chico con el corazón de hielo. Una chica que huye de sí misma. Dos destinos que se cruzan. Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás. Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad. La nieve empieza a derretirse. Y todo encaja.

110 reseñas sobre el libro EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

Empecé con esta autora leyendo su bilogía "Deja que ocurra", la cual me encantó, y decidí seguir leyéndola. Me encanta la forma que tiene A. Kellen de ahondar en los sentimientos, lo fácil que se hace su lectura y la manera que tiene de tocarnos la fibra. La historia me ha encantado, sí es cierto que muchas cosas eran predecibles, otras no tanto, pero me enamoré de los personajes (soy demasiado cotilla), y de los paisajes que nos describe, y eso que a mí no me gusta la nieve. Una novela fantástica para disfrutar y dejarse llevar. FELIZ LECTURA


Este libro me ha encantado en todos los sentidos y es muy rápido de leer. Es una historia que te transmite muchas sensaciones y emociones, a mí hasta me hizo soltar alguna lágrima, sobre todo con Caos amo a ese perrito, es una historia muy bonita de amor y de superación personal, puede tener algún que otro cliché pero la verdad que es lo que menos importa. La mayor parte del libro está narrado por Heather, aunque algunas partes están narradas por otra persona de la cual todo es un misterio que no descubrimos hasta el final, el cual te sorprende muchísimo. Del romance de Heather y Nilak tengo que recalcar que empieza lento y poco a poco va habiendo más cosas, pero no se siente nada forzado su relación dado que me ha parecido super natural. También me ha gustado mucho la ambientación que crea la autora, porque describe lugares de Alaska y de su cultura que han hecho que me entren ganas de ir a visitar Alaska. En cuanto a los personajes me ha gustado Heather porque es una chica joven que es frágil pero a su vez es muy fuerte, pero por lo que más me ha gustado es que cometa errores porque eso le ha hecho un personaje más humanizado y no alguien perfecto. Pero bueno al que llevaré en mi corazón es a Caos dado a la fuerte conexión que tiene con Heather y como se comporta con ella.


Este es el segundo libro que leo de Alice Kellen y tengo la firme idea de leer todos los libros de esta autora porque simplemente encanta su forma de escribir. Un libro con temas importantes como son: la codependencia, la perdida, el sentimiento de culpa y las segundas oportunidades. En dónde nuestros dos protagonistas son oscuridad pero juntos podrán encontrar la luz y quién sabe tal vez con amor hasta pueda dejar de nevar en alaska. Una lectura ligera y adictiva como suelen ser los libros de esta autora con temas que tienen cierta profundidad pero sin caer en el drama excesivos. Recomendable para los amantes de la novela romántica.


Esta novela de Alice Kellen, narra la historia de Heather, una joven de 22 años que, tras huir de su hogar, termina perdida e intentando comenzar una nueva vida en un pueblito de Alaska. Allí conocerá a John, un hombre que siento por esta chica cierta ternura y le lleva a ayudarle en muchas ocasiones. Este hombre, como ángel de la guarda de Heather, la ayuda a encontrar trabajo en un pequeño bar del pueblo. Allí conocerá a Nilak y Seth, dos jóvenes de 25 y 22 años que dirigen el local. Heather y Nilak no empezarán con buen pie pero con el paso de los días, sus corazones irán sanando y volviendo a latir. Creo ya dije que este libro no estaba cumpliendo mis expectativas aunque tenía la esperanza de que mejorase hacia el final, pero no. Probablemente mucha gente se me eche encima por no decir maravillas de este libro, pero tengo que ser sincera. Quizá el problema que he tenido con esta novela ha sido que me había puesto unas expectativas muy altas por todo lo que la gente me decía sobre esta historia. El libro ha cumplido su finalidad: desbloquearme. Sin embargo, no ha significado nada más. La historia me parece bastante mediocre y la forma en que está escrita no me ha terminado de gustar. Sí, es una lectura sencilla y ligera pero, tratándose de una escritora súper ventas, esperaba que su pluma fuese mejor. Los personajes me han gustado bastante, sobretodo el hecho de ver el proceso de sanación de ambos pero, siendo sincera, me hubiese gustado más saber la historia de Annie y Kayden. Si lo que buscáis es un libro con una lectura sencilla, es vuestro libro pero si lo que queréis es una narración de esas que te llegan dentro, no la vais a encontrar aquí. En fin, no todos los libros pueden ser perfectos para todos.


Una historia de amor sobre segundas oportunidades, sinceramente es bastante predecible pero tiene cierto encanto. Es de esas historias que no exige mucho de ti y te permite disfrutar de la tranquilidad del romance , sabiendo que todos serán felices por siempre.


Tras leer su bilogía más actual "Deja que ocurra", decidí emprender este viaje a Alaska porque me enamoré de la pluma de la autora. Esta novela autoconclusiva me ha gustado porque he estado entretenida y enamorada del paisaje y sus personajes desde el principio del libro. El único "pero" que le encuentro es que todo me ha parecido predecible salvo dos detalles del final que no voy a desvelar, sino la historia pierde la gracia. El título, muy acertado. Ya me gustaba antes de leerlo, y ahora que sé su significado, más aún. Se nota que aquí nos encontramos una Alice Kellen más joven y tímida. O al menos a mí me ha dado esa sensación. Pero su esencia de indagar en los sentimientos y conocer el fondo de uno mismo, sigue presente. Recomiendo leerla para quien quiera entretenerse y fantasear con las relaciones personales, así como aprender de los errores.


Desearía estar rodeada de toda esa nieve, irónicamente leí el libro derritiéndome con el verano paraguayo, además que acá no nieva :( En fin, la historia nos habla de Heather, una chica llena de complejos, que ya no soporta su vida en San Francisco y huye a Alaska. Me gustó la protagonista, su sentido del humor, su lado impulsivo, la autora trabajó muy bien con ella. Es un personaje con cierta complejidad y con el cual se puede empatizar. A Nilak lo envuelve un aura misteriosa, igual que a Heather, aunque es un sujeto que solo habla con monosílabos y es algo gruñón al principio, desde que aparece está ahí para ella y ella para él. Eso es lo que más me gustó de la historia, la manera en que se dio la relación de estos dos, empiezan con una estrictamente laboral, luego una camaradería y de ahí evolucionan de forma progresiva, ni lento ni rápido, se conocen a medida que los conocemos nosotros, los lectores. Sin embargo, el libro también tiene cosas negativas. Hubo un intento de misterio/profundidad con dos personajes muy prometedores, lastimosamente se quedó ahí. Los secundarios eran planos y algo estereotipados, no me gustó una actitud de Heather casi al final, no tuvo lógica con la personalidad del personaje. Pese a lo anterior leer fue muy ameno, lo recomiendo.


Es un buen libro, me gusta como escribe esta autora y no dudo que algún día lea otros libros de ella. Respecto a este libro he de decir que el principio me resulto un poco pesado (yo creo que se debe a los capítulos tan largos que tenia) pero luego fue muy rápido de leer, me siento muy identificada con Heather y quizás por eso me gusto mas aun. De verdad recomiendo que os lo leáis no os arrepentiréis.


FRASES DEL LIBRO EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

Algunas personas solo son opacas para protegerse, pero la capa es muy fina y, al romperse, no da paso a más oscuridad, sino a la claridad


Publicado porJannyLuJatzon

Me sonríe. Es la sonrisa más bonita del mundo. Siempre que la veo pienso en lo genial que sería «cazarla» y guardarla en una cajita de cristal para poder mirarla cada vez que me apeteciese hacerlo.


Publicado porJannyLuJatzon

Que hables más no significa que seas abierta; la ironía esconde y disfraza la verdad.


Publicado porJannyLuJatzon

Algunas personas se cierran tanto en un momento determinado que luego olvidan cómo volver a abrirse a los demás; se vuelven herméticas, necesitan protegerse porque en el fondo tienen mucho miedo o sienten dolor.


Publicado porSaraVenialgo

¿Por qué a la gente le da tanto miedo admitir que no es inteligente? Pueden asegurar sin pelos en la lengua que son gordos, bajos, delgados, idiotas, torpes o feos, pero casi nadie está dispuesto a decir en voz alta que no es inteligente. Y no pasa nada. No es un delito.


Publicado porSaraVenialgo

Los envoltorios más brillantes y llamativos suelen ser los de peor calidad, se trabaja el vistoso exterior para que nadie se fije en todo lo demás, que es lo que de verdad importa.


Publicado porSaraVenialgo