1. ALIBRATE
  2. LITERATURA JUVENIL
  3. EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

LITERATURA JUVENIL

EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

ALICE KELLEN

Calificar:

8,9

967 votos

Sinopsis de EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

Una gran historia de segundas oportunidades y destinos que se cruzan.• Un chico con el corazón de hielo. Una chica que huye de sí misma. Dos destinos que se cruzan. Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás. Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad. La nieve empieza a derretirse. Y todo encaja.

190 reseñas sobre el libro EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

Empecé con esta autora leyendo su bilogía "Deja que ocurra", la cual me encantó, y decidí seguir leyéndola. Me encanta la forma que tiene A. Kellen de ahondar en los sentimientos, lo fácil que se hace su lectura y la manera que tiene de tocarnos la fibra. La historia me ha encantado, sí es cierto que muchas cosas eran predecibles, otras no tanto, pero me enamoré de los personajes (soy demasiado cotilla), y de los paisajes que nos describe, y eso que a mí no me gusta la nieve. Una novela fantástica para disfrutar y dejarse llevar. FELIZ LECTURA


Este libro me ha encantado en todos los sentidos y es muy rápido de leer. Es una historia que te transmite muchas sensaciones y emociones, a mí hasta me hizo soltar alguna lágrima, sobre todo con Caos amo a ese perrito, es una historia muy bonita de amor y de superación personal, puede tener algún que otro cliché pero la verdad que es lo que menos importa. La mayor parte del libro está narrado por Heather, aunque algunas partes están narradas por otra persona de la cual todo es un misterio que no descubrimos hasta el final, el cual te sorprende muchísimo. Del romance de Heather y Nilak tengo que recalcar que empieza lento y poco a poco va habiendo más cosas, pero no se siente nada forzado su relación dado que me ha parecido super natural. También me ha gustado mucho la ambientación que crea la autora, porque describe lugares de Alaska y de su cultura que han hecho que me entren ganas de ir a visitar Alaska. En cuanto a los personajes me ha gustado Heather porque es una chica joven que es frágil pero a su vez es muy fuerte, pero por lo que más me ha gustado es que cometa errores porque eso le ha hecho un personaje más humanizado y no alguien perfecto. Pero bueno al que llevaré en mi corazón es a Caos dado a la fuerte conexión que tiene con Heather y como se comporta con ella.


Este es el segundo libro que leo de Alice Kellen y tengo la firme idea de leer todos los libros de esta autora porque simplemente encanta su forma de escribir. Un libro con temas importantes como son: la codependencia, la perdida, el sentimiento de culpa y las segundas oportunidades. En dónde nuestros dos protagonistas son oscuridad pero juntos podrán encontrar la luz y quién sabe tal vez con amor hasta pueda dejar de nevar en alaska. Una lectura ligera y adictiva como suelen ser los libros de esta autora con temas que tienen cierta profundidad pero sin caer en el drama excesivos. Recomendable para los amantes de la novela romántica.


Con este libro tenia las expectativas demasiado altas, por eso creo que no lo disfrute tanto. Me gustó si, pero no tanto como pensaba, es un libro que tiene muchas enseñanzas y esta muy bien como vas entendiendo por qué los personajes son así. Puntos a favor importantes a recalcar.😬 - Tiene personajes secundarios muy bonitos y con mucha personalidad. - Trata trastornos alimenticios En conclusión es una historia bonita, que se lee fácil, con muchas cosas con las que nos podemos sentir identificados, pero quizás un poco sobrevalorada. En mi opinión! Obviamente cada persona vive los libros a su manera.


Un buen libro para un día en que necesitas en verdad descansar. Una chica con pasado tormentoso llega a Alaska para comenzar de nuevo, conoce al chico, que por supuesto es guapísimo y de mirada atormentada, y que en el transcurso de los días su relación se vuelve de amor/odio. A mi me gustó este libro por sus personajes secundarios:, un buen vecino, un jefe sonriente, una amiga con el corazón cálido y un precioso perro alocado y cariñoso. Me gustó también que se habla de las relaciones tóxicas en la escuela, la manipulación y la presión por ser aceptados y sus terribles consecuencias. El manejo del duelo y la culpa también son temas que me parecieron interesantes. La historia trillada más allá del chico y la chica tiene un buen trasfondo.


Lo siento mucho por las personas para los que este libro ha sido en algún momento de sus favoritos, pero los personajes humanos son planísimos. El único que se salva, con un abismo de diferencia, es Caos, posiblemente de no existir él, hubiera abandonado la lectura. Hay dos subtramas escritas de forma diferente, una en primera persona, que nos cuenta desde el diario de Annie y en capítulos muy cortos, una historia que podía haber dado mucho de sí, pero se me queda a medio gas; la otra historia, con mucho más peso, pero a mi gusto menos interesante, en tercera persona nos situamos en un pueblo de Alaska, donde hay una chica nueva, llamada Heather y todos los habitantes hacen lo posible y lo imposible para que ella se sienta en casa. Como un millón de páginas después y tras otras tantas boberías típicas más de adolescentes de 15 años que de nuevos adultos de 22 añazos, la cosa comienza a tener una luz nueva, las dos tramas se unen en una y eso me ha provocado a mantener toda mi atención y a engancharme hasta el final, precisamente cuando todo deja de girar alrededor de los dos pavisosos. ¿Se me habrá pasado la edad para leer algo romántico? ¡Categóricamente no!, recuerdo hace dos años la cara de boba que llevaba por la calle mientras leía “Eleanor y Park”, así que está claro que el problema no soy yo, lo que me deja algo más tranquila, la verdad. En las últimas 50 páginas he encontrado todo lo que no veía anteriormente, he reído, me he emocionado y se me ha parado la respiración, la mejoría es innegable. De un libro que no hubiera aconsejado a nadie, ahora mismo os diría que le dierais una oportunidad, pero tened paciencia, lo bueno se hace esperar. También es cierto de que esto es lo primero que leo de esta autora y no me han quedado ganas de volver a ella, por el momento.


Leer la novela ha sido con estar viendo una película de comedia romántica navideña. De esas que mientras lees es inevitable tener un punto de envidia a ese amor cocido a fuego lento. Si te gusta el género cumple a la perfección con el objetivo de entretener.


Un chico con el corazón de hielo. Una chica que huye de sí misma. Dos destinos que se cruzan. Heather cree que sólo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que le despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay algunos recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás. Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad. La nieve empieza a derretirse. Y todo encaja. Un libro súper cálido de Alice Kellen que te llena el alma. Súper recomendado.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR ALICE KELLEN


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA JUVENIL


FRASES DEL LIBRO EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

Algunas personas solo son opacas para protegerse, pero la capa es muy fina y, al romperse, no da paso a más oscuridad, sino a la claridad


Publicado porJannyLuJatzon

Me sonríe. Es la sonrisa más bonita del mundo. Siempre que la veo pienso en lo genial que sería «cazarla» y guardarla en una cajita de cristal para poder mirarla cada vez que me apeteciese hacerlo.


Publicado porJannyLuJatzon

No quiero que seas mía, quiero que seas libre, tuya, y que aun así decidas que quieres estar solo conmigo


Publicado porMartallns

Que hables más no significa que seas abierta; la ironía esconde y disfraza la verdad.


Publicado porJannyLuJatzon

Podríamos hacer tantas cosas, en realidad… Eso es lo bueno. Saber que el futuro está en blanco y que tenemos un montón de lápices para pintarlo como queramos, juntos.


Publicado porMartallns

Algunas personas se cierran tanto en un momento determinado que luego olvidan cómo volver a abrirse a los demás; se vuelven herméticas, necesitan protegerse porque en el fondo tienen mucho miedo o sienten dolor


Publicado porMartallns