Calificar
8,1 563 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL CUENTO DE LA CRIADA

Novela de ficción distópica, que destaca la crítica social y el tratamiento de la mujer. Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo.Los peligros inherentes a mezclar religión y política; el empeño de todo poder absoluto en someter a las mujeres como paso...

Año de publicación:2017

96 reseñas sobre el libro EL CUENTO DE LA CRIADA

La terrorífica distopía resurgida cuál Ave Fénix gracias a la popular y magnífica serie de HBO. Posiblemente, llegó en el momento oportuno pero este Gilead, abominable retrato del fascismo, tiene un aroma atemporal que da escalofríos. Solo hay que ver la actualidad con el auge de grupos de extrema derecha o políticos teócratas parapetados, biblia en mano, en leyes que suprimen la libertad de prensa o los derechos de las mujeres. El cuento de la criada es una novela introspectiva, narrada de forma lenta, detallista, incidiendo en las descripciones mostradas en forma de cartas. Cómo si de un mundo anterior se tratara que recogemos los pedazos perdidos, esta distopía huye de la acción futurista tan consumada en el género para contar algo retrógada, como una vieja historia de siglos primigenios que permanecen encasillados en un tiempo cíclico. Muchos venimos de la serie y esa potencia visual y estética es inherente a la lectura. Los ritos religiosos, en forma de pesadilla, están presentes continuamente. Nos traslada irremediablemente a ese tiempo irreal -tan real- donde la violencia, como siempre, funciona como mejor método de castigo. Las mujeres sufren, son sometidas y forzadas, incluso las esposas de los comandantes deben cargar con la cruz de "sus criadas", único resquicio para poder ser madres. Se deja entrever un problema de fertilidad en la sociedad, pero una de las claves del relato es que no machaca al lector, dejando espacio para su propia comprensión y reflexión. El cuento de la criada de Atwood reflexiona sobre todo tipo de totalitarismo y abuso de poder, el feminismo y el machismo, la brutalidad de los extremismos y sus consecuencias. Una novela oportuna ahora y siempre, por desgracia. Lectura obligatoria, quizás no sea mejor que 1984 o Un mundo feliz en calidad literaria, no entraré en esas comparaciones, pero sí debe tener su hueco entre las novelas distópicas más importantes.


Un buen libro, una buena historia es esa que hace días que has acabado y te ronda, se cuela entre dos pensamientos que no tienen nada que ver, te asalta de repente y te hace dar vueltas y pensar en ella. No me ha sido fácil leer este libro, hasta diría que mientras lo leía pensaba en que no me gustaba nada, que era una historia odiosa, pero ahí sigue, pinchándome, incordiándome, dándome la lata: di lo que piensas. Y no dejo de pensar en esa historia dura, dura como otras historias: opresión, angustia, ahogo, son sensaciones provocadas por una situación horrible, pero ¿imaginada? ¿tal vez cambiada?. Partimos de la base de que es una distopía, pero quizás somos nosotros, los que vivimos en el mundo occidental, los que estamos inmersos en una, me temo que la situación de Defred, sino en la forma si en el fondo, se ha vivido, se vive, por desgracia, en bastantes partes del mundo. A lo largo de la historia, ese ha sido muchas veces el papel de la mujer, mera procreadora, criada, sierva, de intereses ajenos a ella. La hija obligada al matrimonio por su padre para asegurar un reino, unas tierras, un nombre y repudiada por no tener hijos, la mujer vendida como esclava, a ser posible embarazada, para tener más valor de venta, aún hoy la niña vendida como esclava sexual, no tan lejos de nosotros. Son hechos que han sucedido y que suceden y todas ellas pueden haberse sentido como Defred, un objeto, un contenedor sin opinión y sin derechos. Por cierto, los nombres cambiantes, con que identifican a las mujeres, es lo que mas me ha conmocionado, “sutil” manera de anular su identidad, de decir: por ti misma no eres nadie, te identifica quien te posee. Brutal.


«El cuento de la criada» es una novela distópica futurista. La novela fue publicada en 1985 pero digamos que la autora le acertó bastante con la vida contemporánea. Tras un golpe militar, unos políticos teócratas llegan al poder en Estados Unidos, llamándolo finalmente, República de Gilead, utilizan como excusa la violencia que existía en la sociedad para dominar a las personas quitándoles su libertad; libertad de prensa, el derecho de las mujeres, el derechos que le pertenecía a las personas mayores, a otras con religiones ajenas a estos, entre otras. Algo estaba sucediendo en el mundo, por lo que tuvieron que cambiar a la sociedad tal como se la conocía, la humanidad estaba disminuyendo... y entonces aparecen las “criadas” y sus valiosos ovarios, sometidas a procrear, bebés que van a adaptarse al nuevo regimiento. Una de ellas es Defred quién será la protagonista que va relatando los hechos, ella siendo una criada, y como le arrebataron su vida y sus derechos por el simple capricho de una sociedad dominada por hombres. ***LO QUE SIGUE AHORA PODRÍA CONSIDERARSE SPOILER, AUNQUE SON OPINIONES PERSONALES SOBRE ESTA NUEVA SOCIEDAD, NO SE MECIONA SOBRE PERSONAJES NI EL FINAL DEL LIBRO. Sino sigan al final de la reseña. 😊😊*** Es bastante irónico que en esta sociedad machista se proteja y se valore a la mujer, solo por el hecho de que pueden procrear. Pero son tratadas como objetos para cumplir con sus expectativas. Las cuidan sí, no hay violaciones, ya que esto es castigado. Los hombres, de cierto modo, “respetan” a las mujeres pero solamente nos hace ver la autora como en este futuro se humilla aún más a la mujer. Hay “castas” para las mujeres, pueden ser Esposas, tías, Marthas, criadas (son las únicas que pueden embarazarse y una vez que le dan un hijo a un Comandante son cambiadas a otras familias para volver a lo mismo). No tienen derechos con los niños y es el único objetivo, se las cuidan (médicos, alimentación) solamente para cumplir con lo que le fue "destinado". Estás criadas no tienen un nombre fijo, no pueden opinar, no pueden mirar, debe acatar las órdenes de los integrantes de la casa. Las esposas son quienes se encargan de todo lo que concierne a la casa, e incluso a las criadas. Exclavas sumisas, incluso hay lugares para las No Mujeres (queda prohibido por haber roto las reglas porque claro no es que se pueda matar siempre que se quiera, entonces vayan y mueran de hambre). La violación a estas criadas es llamada "la Ceremonia" para normalizar tales hechos. Otra cosa es su vestimenta, mangas largas o faldas largas tapando todo para evitar caer en la tentación propia o ser la tentación de otros. Una capa roja, el rojo simbolizando al pecado quizás? Sin embargo, necesitando de ellas. ***TERMINA OPINIÓN*** Es una maravillosa distopía que encaja con una actualidad feminista que lucha por sus derechos. Tiene una escritura preciosa, llena de metáforas, y sencilla. Capítulos cortos y con buen ritmo. Me dejó con ganas de mucho más así que seguiré con la serie. Quisiera decir un montón de cosas pero sería mucho spoiler así que léanla. Les juro que no se van a arrepentir. ✨


Hay tantas cosas en éste libro que se podrían extrapolar a nuestra época que da incluso miedo llegar a pensarlo. La idea del libro me parece terrorífica, y los sentimientos de Defred fueron durante toda la lectura también los míos. El libro está maravillosamente bien escrito, pero igual no es apto para cualquier lector. Ojalá nadie tenga que pasar jamás por lo que la protagonista pasa . Os imagináis ? Un día lo tenéis todo y al día siguiente vuestro precio es lo que vale vuestro útero, os privan de todo, los nombres que os ponen ( sé me cayó el alma cuándo explican ése momento ), en Gilead se despoja a las mujeres de todo derecho , no sólo sobre su cuerpo sino también sobre su vida. Es una novela dura , que te descoloca en todo momento, la lectura de ésta obra me parece imprescindible . Además y gracias a la serie que salió después , creo que no podría imaginarme otra cara para encarnar a Defred, que se comporta de cara al exterior de una forma pasiva como esclava sexual , pero con un odio y una rebeldía que la mantiene viva . La frase “si no querían un ejército que no nos hubiesen dado el mismo uniforme a todas” aún la recuerdo cómo si fuese ayer, y demuestra ése carácter luchador de alguien que no se resiste a la norma impuesta. Todo un acierto esta lectura!


Resumen: En un mundo distópico donde impera un gobierno teocrático y en el cual libertades fundamentales, como la libre circulación, la libertad de prensa y los derechos de las mujeres, están suprimidas vive Defred. Defred es lo que se llama una Criada, solo sirve para procrear y tener hijos. Tendrá que acatar unas normas muy estrictas si quiere sobrevivir, además de asegurarse de cumplir con los objetivos para los que sirve según esta sociedad. Opinión: Creo que ha sido una novela que ha merecido la pena leer de principio a fin. Me ha dejado acongojada y con muchos pensamientos dándome vueltas por la cabeza. Es un mundo distópico, pero no está muy alejado de lo que podría llegar a pasar, y eso da miedo. Pensar en cómo esta sociedad trata a la mujer, degradándola a meros objetos de procreación, es escalofriante. Pero más escalofriante es que haya mujeres dentro de la sociedad que lo apoyen, quizá porque no tienen más remedio o lo que sería peor, porque están de acuerdo. La forma en la que está escrito es maravillosa. Cómo a través de los ojos de la protagonista vas conociendo poco a poco los entresijos de esta vida, tanto lo que se va desarrollando en el presente como hechos vividos por ella en un futuro más o menos lejano. Creo que es todo un acierto y supone un plus para la novela el que esté narrado en primera persona porque de esta manera empatizas si o si con la protagonista. La ambientación de la novela me parece muy buena. A veces parece que estás tú mismo dentro viéndolo todo con tus propios ojos. Hay escenas que me ha costado mucho leer por lo crudas que son. Tenía que pausar la lectura durante unos instantes y continuar. Tenía miedo porque había visto la serie primero (cosa que casi nunca suelo hacer) y pensaba que me iba a decepcionar, pero me ha gustado mucho más. Se pierden muchos detalles al pasar esta historia a la pequeña pantalla. En cuanto al final, se que hay opiniones de todo tipo. Yo solo voy a decir que para mi es un final perfecto. No podría tener uno mejor. Hasta ahí puedo leer.


Me tomo tiempo centrarme en la historia. Margaret se vale de la angustia que transmite la voz narrativa de Deferd para brindarnos los detalles que contextualizan los momentos narrativos, lo que ocurre es una total pesadilla, donde las mujeres están totalmente deshumanizadas al ser vistas como un objeto que cumple ella función de concebir y parir hijos; son sujetos dóciles que no pueden pensar porque es una acción que perjudica las posibilidades que pueden tener; en la medida que avanza el relato consigue transmitir perfectamente el horror de la represión, la tristeza, el pesimismo y sobre todo el miedo; la violencia contra la mujer a quien le han quitado todos sus derechos. El libro es una denuncia de todas las barbaridades que se pueden cometer en contra de la mujer. Esta es una historia de terror mucho más cercana de la realidad de lo que pensamos.


Wow, fue un libro duro de leer.


Es un buen libro y me encanto el final (que obviamente no voy a rebelar), me atrapo el relato de toda las implicancias que tiene un regimen fachista, creo que es como si me hubiese contado como vivian en el regimen comunista, donde las personas importan muy poco y todo es en funcion de si le sirve al regimen. Y encima la protagonista se fuma todo y casi no se rebela. Por momentos te gustaria decirle: Por favor escapate!!!! No ves que tenes una vida espantosa!! Jugatela!!! La historia te atrapa y te va llevando...pero en mi opinion precisa mas accion...transcurre todo muy despacio, los detalles tendrian que ir con alguna explosion cada tanto (no explosion de bombas, sino algo que impacte!). Otra cosa que me gusto y me estaba olvidando, es que a lo largo de la historia va contando la situacion historica del momento, como para que llegues a entender las razones del nuevo orden y porque se dio en ese preciso momento


Ver más reseñas

Más libros del autor MARGARET ATWOOD


ALIAS GRACE

MARGARET ATWOOD

Calificación General:8,7

También se buscó en CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA


Frases del libro EL CUENTO DE LA CRIADA

Puedo pasarme minutos, decenas de minutos, recorrieneo las letras con la mirada: FE. Es lo único que me han dado para leer. Si me sorprendieran haciéndolo, ¿lo tendrían en cuenta? No fui yo quien puso el cojín aquí

Publicado por:

Sesma107

Semejantes cosas no les ocurren a las mujeres decentes

Publicado por:

Sesma107

Iban por la calle enseñando la espalda y los hombros, y las piernas, porque ni siquiera llevaban medias; no me extraña que ocurrieran esas cosas.

Publicado por:

Sesma107

Pero si llegas a ser un hombre, alguna vez, en el futuro, si logras llegar tan lejos, por favor recuerda esto: nunca estarás tan atado como una mujer a la tentación de perdonar a un hombre. Es difícil resistirse, créeme. Pero recuerda que el perdón también es un signo de poder.

Publicado por:

BarbiMore

„Una rata que está dentro de un laberinto es libre de ir a cualquier sitio, siempre que permanezca dentro del laberinto.“

Publicado por:

Sylviabcn

Cuando evocamos el pasado, escogemos las cosas bonitas. Nos gusta creer que todo era así.

Publicado por:

Sylviabcn

Mi nombre no es Defred, tengo otro nombre, un nombre que ahora nadie menciona porque está prohibido.

Publicado por:

Sylviabcn

No sabéis lo que hemos tenido que pasar para lograr que estéis donde estáis. Míralo, es él quien pela las zanahorias. ¿Sabéis cuántas vidas de mujeres, cuántos cuerpos de mujeres han tenido que arrollar los tanques para llegar a esta situación?

Publicado por:

BarbiMore

Pero la silla, la luz del sol, las flores... no deben despreciarse. Estoy viva, vivo, respiro, saco la mano abierta a la luz del sol. El lugar en que me encuentro no es una prisión sino un privilegio,

Publicado por:

Sylviabcn

"Ya no existe nada semejante a un hombre estéril, al menos oficialmente. Sólo hay mujeres fértiles y mujeres estériles, eso dice la ley."

Publicado por:

Daylen86

"Espero. Me compongo. Mi persona es una cosa que debo componer, como se compone una frase. Lo que debo presentar es un objeto elaborado, no algo natural."

Publicado por:

Daylen86

Si pensara que esto jamas volverá a ocurrir, me moriría. Pero es falso, nadie muere por falta de sexo. Es por falta de amor por lo que morimos.

Publicado por:

GuilloHerrera

Caer en las garras del amor, decíamos;yo caí en los brazos de él. Éramos mujeres caídas. Creíamos en ello, en este movimiento descendente: tan hermoso como volar,y sin embargo,al mismo tiempo,tan terrible,tan extraño, tan improbable.

Publicado por:

Bichitalectora

No queríamos que ella supera adónde íbamos en realidad, no queríamos que, si nos paraban,cometiera el error de hablar y revelar algo. No queríamos que cargara con el peso de nuestra verdad.

Publicado por:

Bichitalectora

Los cambios pueden ser rápidos como el rayo.No se podía confiar en la frase <<Esto aquí no puede pasar>>. En determinadas circunstancias,puede pasar cualquier cosa en cualquier lugar.

Publicado por:

Bichitalectora