Calificar
8,0 2k votos

Sinopsis

Historia de injusticia y violencia, reflexiona sobre la esperanza y la resignación, sobre las consecuencias de mantener los principios y la dignidad personal en una sociedad corrompida. Un viejo coronel retirado va al puerto todos los viernes a esperar la llegada de la carta oficial que responda a la justa reclamación de sus derechos por los servicios prestados a la patria. Pero la patria permanece muda…

Año de publicación:1961

112 reseñas sobre el libro EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA

Gabriel García Márquez descargó entre las páginas de esta novela corta, toda su indignación ante la injusticia y la ingratitud de las autoridades atornilladas en el poder político y militar de hispanoamérica. Las peripecias de un Coronel retirado de las filas del ejército, que "arriesgó su propio pellejo en la guerra civil" vive con la única esperanza de ser recibir la carta que le entrega lo que por derecho merece, su esposa enferma y el hambre le consumen, pero aún tiene esperanza. Corto, simple y reprimente. Me costó mucho leerlo por lo triste del relato.


García Márquez como ilusionista del lenguaje tiene la habilidad de introducirnos en la vida de un anciano y como si nos mimetizáramos en el escenario de la obra, hacernos sentir todo el peso de sus años, su cansancio y su nostalgia.  Y vives a su lado la paciencia y la desilusión de esa carta que espera y  su pesar ante las noticias que no llegan.  Esa espera infinita que le consume se convierte  en resignación, en miseria y en hastío. Brillante y tristemente real!.


𝐄𝐋 𝐂𝐎𝐑𝐎𝐍𝐄𝐋 𝐍𝐎 𝐓𝐈𝐄𝐍𝐄 𝐐𝐔𝐈𝐄𝐍 𝐋𝐄 𝐄𝐒𝐂𝐑𝐈𝐁𝐀: publicado en 1961. Es una historia entrañable donde nos cuenta historia de un coronel que participó en la Guerra de los Mil Días y durante años, cada viernes baja a la oficina de correos para ver si ha llegado la esperada carta con su pensión, que lo salve de malvivir de la forma en que lo hace.


El coronel no tiene quien le escriba es una novela corta, el tema gira en torno a la larga y esperanzadora espera del coronel de recibir la pensión que por derecho el Estado debe darle por los servicios prestados, esta situación lo lleva a enfrentar una situación económica bastante difícil al lado de su esposa, luego del asesinato de su hijo por motivos político la situación se torna bastante compleja.A través de las páginas Gabo lleva al lector a que reflexione sobre la esperanza simbolizada con el gallo, es el único recurso que esta pareja de ancianos tiene para conseguir dinero y suplir sus necesidades. Pero, de la otra cara de la moneda está la resignación que lo lleva a hacer acopio de sus principios en un mundo donde estos son relativos y la dignidad que tiene toda persona para no sucumbir en una sociedad que codicia el poder tanto político como económico. Los personajes de la obra en especial el del coronel, aun terminada la lectura deja una sensación de la injusticia que pueden cometer las personas con su prójimo al punto de poder llevarlo a tomar decisiones que atenten contra su integridad, al vivir situaciones tan extremas como el dolor, la desesperación, el hambre, la angustia, todo esto permeado por un haz de esperanza. Gabriel García Márquez en sus cada una de sus obras ha reflejado la sociedad colombiana en diferentes momentos históricos.


La paciencia y las ilusiones rotas harán sacar a la luz ,los pequeños pergaminos en el cual un hombre tiene que regir su destino. Con la muerte de un hijo y la hambruna de su casa .


El coronel es un héroe de la nación viviendo en una precariedad extrema. Es una novela que suele asociarse con una etapa fundamental en la historia de Colombia, la llamada etapa de violencia (1946-1958).


Este es uno de los libros de Gabriel García Márquez que más me gusta por lo simple o mejor, lo sintético, no sobra nada y con una historia que conmueve por la nobleza y la inocencia de sus personajes que los salva de ser patéticos. La espera eterna de un imposible que hace que nos emocionemos por su situación.


"Esto no es una limosna. No se trata de hacernos un favor. Nosotros nos rompimos el cuero para salvar la república". Es lo que dice el coronel - de quién nunca se sabe el nombre - luego de quince años esperando en la pobreza una carta que nunca llega trayendo la noticia de que ha sido aceptada su pensión. Es un relato corto, que describe magistralmente el tamaño de la esperanza y el aguante que puede tener un hombre viejo. Una de las joyas que nos dejó el gran Gabo.


Ver más reseñas