LITERATURA CONTEMPORÁNEA

EL CLUB DE LA LUCHA / EL CLUB DE LA PELEA

CHUCK PALAHNIUK

Calificar
8,6 123 votos

Sinopsis

Un protagonista que lucha contra su molestia hacia el consumismo y los cambios del estado de la masculinidad. Los fines de semana, en sótanos y aparcamientos, jóvenes oficinistas se quitan las camisas y pelean entre sí hasta la extenuación. Los lunes regresan a sus despachos con los ojos amoratados, algún diente menos y un sentimiento embriagador de omnipotencia. Estas reuniones clandestinas son parte del plan con el que Tyler Durden, proyeccionista, camarero y oscuro genio anárquico, aspira a vengarse de una sociedad enferma por el consumismo. Una de las novelas contemporáneas más originales, que ha llegado a convertirse en un clásico underground.

Año de publicación:1996

16 reseñas sobre el libro EL CLUB DE LA LUCHA / EL CLUB DE LA PELEA

Este libro es caótico y anarquico, escrito con una pluma que se revuelca alternativamente entre la inmundicia y la belleza de lo grotesco. Es decir: está raaaaaaro. Muy raaaaaaro. Un delirio nacido de la imposibilidad de dormir. Así es, todo comienza con el pobre protagonista, estresado y harto de su vida pequeña y conformista, que busca desesperadamente métodos para combatir el insomnio. Y cuando conoce a Tyler Durden, un sujeto atrevido, fuerte y carismático, crean ambos el club de la pelea, bajo la premisa de que los hombres pueden liberarse a base de violencia. Y violencia por violencia en sí; peleas sin causa ni propósito. Solo hombres destrozándose para después resurgir de las cenizas. La idea esta muy bien (aunque dudo que todos los hombres encuentren placer y liberación en irse a los puños) pero sin dudas lo mejor de este libro es la forma en la que está escrito. Este muchacho (el chuck con ese apellido del demonio) crea este delirio a base de palabras salvajes y feroces pero hermosas que revientan cargadas de sarcasmo, haciendo que uno este todo el tiempo asqueado, perplejo y maravillado. Todo en uno. Recuerdo que cuando se estrenó la película ( hace como 15 años), un periodista dijo " esta película y este libro son netamente masculinos. Las mujeres no podrán entenderlo porque no tienen esa necesidad física de violencia que sí tenemos los hombres". Pues, Juan Di Natale, déjame aclararte que si bien a mi no se me da por desestresarme a los sopapos, esta ama de casa común y silvestre vino con cerebro incluido. Y ademas de suspirar por Orgullo y prejuicio también puedo leer este libro, entenderlo y hasta disfrutarlo. Porque sí. Me encantó. Está raro pero a mí lo raro me gusta (y también me gusta que me subestimen por el solo hecho de ser mujer...tanto que me da urticaria) (sí, el cerebro también me da para ser irónica).Pues nada. Volveré a leer al chuck.


En este caso primero vi la película, después me enteré que había un libro previo. Es lo mejor que leí del autor, su estilo tan sucio y realista resulta muy crudo por momentos, pero en mi caso es muy placentero leer algo tan distinto a lo que suelo consumir. Me encantó


Tres estrellas sólo porque la película me arruinó el libro. No me sorprendió nada probablemente porque ya sabía lo que iba pasar. Me faltó ese elemento sorpresa. O quizás sea una de esas muy raras excepciones en que la película supera al libro. O simplemente no me gustó la narración, o no estaba de humor para este tipo de historias. No sé.


Como la película es más reconocida que el libro, voy a basar mi reseña en un símil entre las dos, pues a mi modo de ver, existen diferencias profundas, no tanto en el contenido, como en lo que se pretende magnificar. Nunca he terminado de ver la cinta, siempre me ha parecido indigerible. Creo que ya es un exceso la manera como los medios nos han habituado a la violencia llevándonos al punto de normalizarla, como para crear apologías en torno a ella. No obstante, el libro sí lo terminé y es más, lo disfruté. En la introducción de la obra, Palahniuk, con el sarcasmo que lo caracteriza, señala de manera un tanto tácita, lo contradictorio que resultó ser el impacto que generó la producción cinematográfica en relación con la esencia del libro, el cual, lejos de rendirle un tributo a la violencia, ensalza las emociones, sentimientos, sensaciones y con esto, las razones por las que el protagonista recurrió a esta como una alternativa para escapar de su "muerte en vida", sí, para sentirse vivo. ¿Por qué eligió la violencia? ¿por qué no? responde el propio autor, pudo haber sido cualquier otro medio de escape. El hecho es que en esta vida moderna, donde la vaciedad es su principal característica, donde difícilmente somos concientes de nuestra propia existencia, se requiere un modo de evasión, Tyler lo hizo, creó "momentos perfectos" para sentirse vivo, usó la rudeza como herramienta. Aunque no considero que sea la mejor opción, sí concuerdo con la necesidad que muchxs tenemos de detenernos por un instante y construir "momentos perfectos" que nos liberen por un minuto del vacío de lo que llaman "vivir"


La primera regla del Club de la lucha es no hablar del club de la lucha.


Genial al igual que la película, ambas me parecen una obra maestra. Recomendado al 100 %.


La primera regla del club de la pelea es no hablar del club de la pelea. Entonces hablemos de Tyler Duren, un loco desquiciado, pero que bien podría representar a un gran número de habitantes de este planeta. Gente que vive a los márgenes, gente que podrían ser nuestros vecinos, gente con las que nos cruzamos en las autopistas y que no tiene nada que perder ni tampoco nada que ganar. gente que por un atisbo de libertad es capaz de cometer cualquier estupidez.


Quizás me haya condicionado demasiado haber visto la película antes (y que sea una de mis favoritas). A pesar de todo, mantiene el dinamismo propio de Palahniuk y sus mensajes contundentes y directos. Aprueba con nota.


Ver más reseñas