LITERATURA JUVENIL

EL CHICO QUE DIBUJABA CONSTELACIONES

ALICE KELLEN

Calificar
8,8 183 votos

Sinopsis de EL CHICO QUE DIBUJABA CONSTELACIONES

Esta es una historia de amor, de sueños y de vida. La de Valentina. La chica que no sabía que tenía el mundo a sus pies, la que creció y empezó a pensar en imposibles. La que cazaba estrellas, la que anhelaba más, la que tropezó con él. Con Gabriel. El chico que dibujaba constelaciones, el valiente e idealista, el que confió en las palabras «para siempre», y creó los pilares que terminaron sosteniendo el pasado, el ahora, lo que fueron y los recuerdos que se convertirán en polvo.

Año de publicación:2018

50 reseñas sobre el libro EL CHICO QUE DIBUJABA CONSTELACIONES

Haré una declaración contundente: ME GUSTA EL AMOR! SÍ SEÑOR! Y los besos!!Y las declaraciones épicas y el sexo!! Claro que sí!!Hasta el explícito! NO ME ESTOY YENDO AL LADO OSCURO!! De ninguna manera!!Puede que un poco me guste el temita de la sangre, las tripas y la masacre de niños y adultos, pero no es culpa mía! Es culpa de King! YO SOY UNA ROMANTICA! De pura cepa!!...pero me aburrí un poco..Si, lo sé, soy un ser humano despreciable😭 En este libro una mujer narra su historia de amor con su marido a través de los años. El estilo narrativo de Kellen es languido, dulce y lindo. Exacto: LINDO, no bello. Tiene un tono uniforme y monocromático que vuelve al libro un poco tedioso. Si bien es un libro lleno de amor, no es pasional. No hay sobresaltos ni deseos desmedidos... juro que en algun momento desee que el chico de las constelaciones mirara la luna llena y se transformara en hombre lobo.😐 Para convertir una historia común en algo extraordinario, se necesita un talento especial (Benedetti), del que esta joven Alice Kellen adolece. Es cierto que siendo su primer libro no esta mal, pero su inexperiencia se siente bastante. Nos narra épocas y sucesos pasados de forma muy superficial, y sobre todo, comete un gran error al elegir la primera persona a la hora de narrar porque esta dirigida al marido. Por lo que abundan frases como: " te conocí, me sonreiste, me besaste..." Pues...nooo!!! Muy empalagoso!! Por poco echo purpurina rosa por la boca! No era necesario. Como dije...me gusta el amor. Lo juro. Pero a este libro le falta pasión y le sobra azúcar.


Es una maravilla, cada vez esta autora me conquista más y más. Una historia preciosa y melancólica que me recordó la historia de mis abuelos. Nos transporta a los años 60, 70, 80, 90 y cambio de milenio, contándonos la historia de Valentina y Gabriel desde que se conocieron, y como siempre no he podido evitar esa lagrimita. La recomiendo al 100% y voy a continuar leyendo todos los libros que me faltan de esta autora (de momento llevo cuatro). Feliz Lectura


📇 7/02/2021 ¡¡Precioso!!💞 Es una hermosa y tierna historia de 💗amor, entre Valentina y Gabriel, que comienza en los años sesenta. Una pareja avanzada a su tiempo que no se conforman con seguir las reglas. Vivirán situaciones y acontecimientos, tanto buenos como malos, que marcaran sus vidas. Es una historia que me ha encantado y no he podido dejar de llorar 😥 con su final. 💯% recomendable.


En primer lugar quiero aclarar que no me gustan los libros románticos, no es mi tipo de lectura, no están dentro de mi zona de confort, con lo cual no voy a poder ser imparcial con este libro. El libro destila azúcar por todos lados, todo el tiempo!!! Esta narrado en primera persona pero es insoportable la forma en la que esta contado, un estilo carta eterna a su amado Gabriel, frases como "hasta que tu apareciste" "Recuerdo que nunca conocí a un hombre mas guapo que tu, Gabriel" "Tu tono de voz..."y asi sigue todo el libro!!! Insoportable! Su amor por Gabriel es absoluto! Dejando de lado esto, esta separado en décadas, a medida que van pasando se va viendo el crecimiento y la madurez de los personajes. Debo reconocer que la segunda parte del libro me gustó un poco mas, cuando ya están mas maduros. No ahonda en un montón de situaciones que transcurren alrededor y te quedás con la duda de que pasó exactamente, Solo habla de ellos dos, lo que a ella le pasa y lo que cree que a el le pasaba dentro de su relación y cuenta cosas de la realidad social que no terminan por encajar ya que no ahonda en los hechos. No es un mal libro, destila dulce por todos lados, terminé empachada!!! Pero....si te gusta la literatura romántica, seguro que este es tu libro, por alguna razón tiene tantas buenas calificaciones.


Esta escrito con una sencillez preciosa y una sensibilidad emocionante. Valentina nos cuenta su historia en tiempo pasado con Gabriel, su compañero de vida. Habla de una historia real, de altos y bajos. En principio mientras leía los primeros capítulos pareciera que sólo cuenta su historia, pero es más que eso, es una carta den donde le agradece a Gabriel cada momentos que vivieron juntos. Tiene partes duras, y la pluma es tan sensible que llega justo en el corazón, en el alma. Sientes el dolor. La emoción. Una relación preciosa, incondicional, de apoyo, de crecer uno con el otro, eso es lo mejor, compartir tu vida con alguién que sume, siempre sume. Creer uno en el otro. Pase por un lago de emociones y quede muy tocada. El amor no solo son cosas bonitas. Los momentos malos también somos nosotros. Realmente una historia de amor, de sueños y de vida.


Una historia de amor tan conmovedora que te llena de lágrimas los ojos en cada página. Es emocionante leer el amor que tuvieron dos personas que nacieron para estar juntos. No es quizás una historia excepcional, pero sí una que recordaré siempre por lo real que se siente. Los personajes son tan humanos y tan cálidos que es imposible no encariñarte y creerlos tus amigos. Un libro que me tocó el corazón y sin lugar a duda, se convirtió en uno de mis favoritos.


Hermoso ❤️


Esta historia tan pura, tan bonita, tan real ha conseguido llegarme al corazón. Es una historia de vida, con su principio y su final. Me he adentrado en ella sabiendo poco o nada, me he dejado envolver y creo que es la mejor manera de disfrutarla. Narrado a modo de carta, fui testigo de cómo Valentina, con esa delicadeza y en ese ambiente íntimo, le recuerda a Gabriel todos los momentos que han vivido juntos a lo largo de las décadas: cómo se conocieron, cómo se enamoraron, sus momentos felices, sus momentos no tan felices...en definitiva, su evolución como pareja. Su amor fue adaptándose a los cambios sociales y al contexto político, pues la historia atraviesa la dictadura, la transición y la democracia y gracias a Valentina podemos descubrir cómo progresa el sexo femenino en la sociedad. En cuanto a la ambientación no se mencionan demasiados lugares emblemáticos, apenas hay más personajes que los de la propia familia y gracias a esto, la autora logra ensalzar los sentimientos y los recuerdos del matrimonio. Para mí, fue inevitable no quererlos. Principalmente a Gabriel. Gabriel es un personaje muy especial❤️. Adelantado a su tiempo. Un hombre bondadoso, comprensivo y cariñoso, que nunca soltó la mano de su mujer, que siempre estuvo a su lado, acompañándola y apoyándola en todo y con todo. Tenéis que descubrir por qué dibujaba constelaciones. Es un tema que tiene un por qué y es precioso y muy emotivo. En definitiva... Es una historia de un amor muy especial, que crece y se hace fuerte con el paso de los años. Que transmite tanto porque relata situaciones y momentos con los que cualquier persona se puede sentir identificada. Aún ahora, después de haber dejado pasar unas horas desde el final de la lectura, me sigo emocionando; y es que, en mi corazón, ya guardo muchas frases del libro que se quedarán conmigo para siempre.


Ver más reseñas

También se buscó en LITERATURA JUVENIL


Frases del libro EL CHICO QUE DIBUJABA CONSTELACIONES

Hay amores que no se pueden comprar, de esos en los que no importa la sangre ni lo que las normas sociales te dicten.

Publicado por:

Irandy2002

Algunos corazones están tan dañados que ya no saben cómo latir a otro ritmo que el que un día les impusieron.

Publicado por:

Irandy2002

Estamos tan centrados en el día a día que somos incapaces de respirar e intentar descubrir qué está ocurriendo.

Publicado por:

Irandy2002

Los recuerdos malos también somos nosotros.

Publicado por:

Vjóse

Cuando encajamos por primera vez, sencillamente entendí que éramos dos estrellas perdidas en un firmamento inmenso que se habían encontrado por casualidad.

Publicado por:

Vjóse

Pero no siempre hemos recorrido todos los caminos cogidos de la mano. A veces uno de los dos necesitaba soltarse. A veces uno de los dos se quedaba atrás por mucho que hubiese intentado correr para alcanzar al otro.

Publicado por:

ye gomez