Calificar
7,9 18 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL CANDELABRO ENTERRADO

El candelabro enterrado es una novela del escritor austriaco Stefan Zweig publicada en 1937.El protagonista es un hombre que desde su niñez busca su descanso y el de su pueblo. Ya viejo, convertido en rabino, ve cómo los años pasan sin proporcionarle el regreso a su tierra prometida.Elegido para cumplir una misión divina y venerado por todos, vive esperando el día en que se cumpla su destino. Todos esperan de él un milagro, materializado en la recuperación de un amuleto sagrado para los judíos, EL CANDELABRO de los siete brazos. La Menorah, es robado por los vándalos durante la caída de Roma. Esta pasa de mano en mano a través de periódicas invasiones y múltiples desafíos.Escrita con la exactitud por Zweig, en esa búsqueda se encuentran el sufrimiento y la perseverancia, en una historia en la que, al impulso de la leyenda, el amor acaba siendo protagonista

Año de publicación:2017

4 reseñas sobre el libro EL CANDELABRO ENTERRADO

Libro corto que nos traslada a Roma que es saqueada por los Vándalos, donde es robada la Menorá, símbolo del pueblo judío. Con su habitual maestría, Zweig nos cuenta el peregrinaje de un niño durante muchos años en compañía del objetivo sagrado. La clase de historia es magistral, detalles, acontecimientos y numerosos aspectos de la religión Judía son descubiertas en esta obra. Soy fan de Zweig, pero el libro no me ha llegado a encandilar , no por la narración, sino por el tema que trata.


La menorá es un candelabro de siete brazos (ojo a la portada del libro) que los judios consideran objeto sagrado y pilar importante de sus creencias. Perdido desde la invasión de Roma, Zweig, de origen judio, imagina en este relato corto lo que pudo sucederle. Roma. Año 455. El imperio se desmorona. Los vándalos, guerreros del norte, se acercan. Cunde el pánico. El emperador Máximo abandona el barco como una rata. El pueblo, harto de su sufrimiento, no lo permite y lo destroza con sus propias manos. Genserico, el líder vándalo, accede a entrevistarse con el Papa, jefe de la Iglesia cristiana. No habrá matanzas, violaciones, ni incendios. A cambio, el saqueo absoluto de la ciudad. Los judios, un gueto pobre, ignorado por todos, contiene el aliento. Su reliquia más sagrada, la menorá, el candelabro de oro de siete brazos, debe quedar a salvo. Desgraciadamente nada escapa al minucioso expolio vandálico. Once ancianos judíos y un niño siguen al candelabro hasta el barco donde lo cargarán y partirá hasta su destino allende los mares. Y hasta aquí toda la acción. Zweig escribe,describe y relata con hermosas palabras la inacción del pueblo judío que se sienta a esperar durante casi ochenta años que el candelabro cambie de manos para intentar recuperarlo. Fueron unas primaras hermosas veinte páginas iniciales y otras sesenta bellas pero aburridas páginas las que llegaron a continuación. No conozco bien la religión judía pero quizás Zweig quiso con este relato-cuento mostrar como Dios pone a prueba constantemente a su pueblo que sufre paciente, que deambula de un lado a otro como el candelabro, que no reposa, arrebatado por manos herejes. O simplemente contar una teoría sobre como pudo acabar este símbolo judío que, como el arca de la alianza, a día de hoy aún anda desaparecido. Parece que no he elegido bien mi primera obra de este escritor. Huyendo de relatos lacrimógenos caí en el sopor. Volveré a intentarlo más adelante.


La menora, un candelabro de siete brazos de oro macizo, es uno de los símbolos más importantes del judaísmo que por supuesto desconocía. Zweig situa el inicio del relato en roma, saqueada por los visigodos y en periplo que el candelabro seguira desde entonces. Benjamín, protagonista de la historia, será desde su niñez hasta sus últimos dias, testigo único de esta reliquia y tratara de recuperarlo para el judaísmo de las distintas civilizaciones que se van apoderando de el. No es la historia que mas me ha gustado del escritor austriaco, mas espeso de lo necesario. Con todo, la prosa de este autor es deliciosa, y leerle siempre es un placer, por muy pesado que se haya puesto en este viaje, y que seguramente los seguidores de esta religión sepan apreciar mejor que yo. Los grandes genios como stefan pintan con palabras olas que salpican y estallan en tu cabeza y aveces, se atascan en un sin fin de bellas frases, que en su abuso, producen una ligera modorra no por densa que para eso ya tenemos a eco, más bien por alargar demasiado lo que ya estaba claramente explicado. Demasiado espiritual.


La historia explicada desde el conocimiento de qué significa ser judío, narra el periplo de uno de los objetos sagrados, la menorá, que va de un palacio a otro como botín de guerra, desde que Constantino la sacó de Jerusalén hasta su desparición, esperando que el pueblo judío la encuentre y la regrese a su tierra. Esta historia, escrita en 1937, se utiliza para explicar la antigüedad de aquel pueblo, mientras se dictaban las leyes de limpieza étnica


Más libros del autor STEFAN ZWEIG


También se buscó en NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


Frases del libro EL CANDELABRO ENTERRADO

Cuando seas mayor comprenderás q en este mundo prevalece la ley del más fuerte y no la de los justos.La fuerza impone siempre su voluntad en la tierra y los dóciles no tienen poder terrenal.De Dios hemos aprendido a soportar la injusticia, a no imponer nuestr ley con los puños.

Publicado por:

Monte.

Peor es para los hombres no saber qué preguntar. Solo aquel que ha preguntado mucho puede comprender mucho. Y solo aquel que mucho comprende hace justicia

Publicado por:

Jesskeyring

Todo lo pesado se vuelve ligero cuando se lleva entre muchos, y todo lo bueno se vuelve mejor si se hace en compañía.

Publicado por:

Pilar_6