Calificar
7,8 42 votos

Sinopsis

Una recopilación de cuatro cuentos que recuerdan ideas importantes que perdimos en la adultez.Escritos en clave de fábula, estos cuentos nos ayudan a identificar nuestros temores, nuestras inquietudes y nuestras dudas.

Año de publicación:1999

7 reseñas sobre el libro EL BUHO QUE NO PODIA ULULAR

Una de las mejores historias en fabula, que nos permite apreciar el sentido de la vida desde diferentes perspectivas proyectadas en animalitos tan curiosos, recordándonos que sobre todo somos personas con emociones y sentimientos; regalándonos unos granitos de mostaza para entender la felicidad. ¿Podemos pasar buscándolo, o podemos empezar a vivirlo? Eso lo decidimos cada uno. Un libro para todas las edades.


"Vivir no es hacer. Es ser" Una gran enseñanza en nuy pocas palabras


Libro pequeñito el cual a través de bonitas fábulas nos deja grandes enseñanzas a identificar nuestros miedos e inquietudes los cuales a veces por nuestros ritmo de vida tan apresurado dejamos en el olvido


Un libro bella que nos cuenta diversos cuentos sobre aquel niño que llevamos dentro. La niñez es una etapa muy tranquila sin problema alguno con el paso del tiempo conocemos amigos, conocemos a nuestro amor de niñez y conocemos ciertamente lo que es ser feliz. Cuando crecemos todo cambia tenemos problemas entre otras cosas. Crecemos siendo amargados, infelices y con el humor más pesado del mundo ¿porqué? . La verdadera razón es que nuestro niño interior se ha perdió y tenemos que reencontrarlo para poder ser feliz de nuevo, crecer no implica no divertise, crecer implica ser uno mismo y divertirte hasta del chiste más malo. Y este libro hace que cada uno de nosotros recordamos nuestra niñez.


Este libro contiene tres cuentos reflexivos, con lecciones muy escuchadas y comúnmente conocidas por la mayoría de personas, pero frecuentemente olvidadas.


.


No importa la edad o el momento en que se lean estos cuentos, siempre se podrá encontrar, mediante un lenguaje bastante simple: unas cuantas lecciones de vida. Personalmente, tocó fibras bastantes sensibles, hermoso libro.