COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL BOSQUE ANIMADO

Sinopsis Éste -nos dice Wenceslao Fernández Flórez (1885-1964)- es el libro de la fragua de Cecebre. San Salvador de Cecebre es una parroquia de Galicia, rugosa, frondosa y amena. Cuando un hombre consigue llevar a la fraga un alma atenta se entera de muchas historias... Entonces se comprende que existe otra alma allí, infinitas almas: que está animando el bosque entero. Afinando su mirada poética, Fernández Flórez ha logrado captar todas esas historias y comunicarlas en esta novela deliciosa y profunda. El lector que se acerque a ella descubrirá bajo la seductora y mágica narración los latidos ocultos del alma humana en consonancia con la naturaleza. José-Carlos Mainer, catedrático de Literatura de la Universidad de Zaragoza, nos ofrece una guía muy rica en sugerencias de lectura y explica la significación del autor en la narrativa de su tiempo.

Año de publicación:2999

3 reseñas sobre el libro EL BOSQUE ANIMADO

Maravilloso libro. Es increíble cómo el ser humano acaba con todo lo que encuentra a su paso, ya desde aquella época.


Hermoso libro, hermosísima obra de fantasía lírica, lleno de metáforas, rebosante de fábulas e increíbles descripciones, repleto de fantásticas historias, de magia mítica y mística. Una realidad onírica que te hace gozar de una lectura bella e ilusoria, de su lenguaje poético, colmada de animales parlantes, árboles llenos de vida, espectrales figuras que pululan por el bosque, la santa compaña en su calmosa y serena procesión... Digno de una lectura para disfrutar. Por ponerle una pega: el coqueteo del autor con la dictadura franquista, pero ciñámonos a lo estrictamente literario.


Un libro que todo el mundo debería leer. Se ve con otros ojos el bosque y todos los seres que lo habitan. Con una prosa muy lírica, ironía y toques de humor.


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro EL BOSQUE ANIMADO

De lejos parecía una estrella y estaba en compañía de las estrellas azuladas del cielo. De cerca era un candil y alumbraba a un hombre solitario.

Publicado por:

Luis Peña

El gato no admite dueños, sino anfitriones, y por eso no sirve, sino que se deja servir.

Publicado por:

BlancaMB