Calificar
8,6 164 votos

Sinopsis

Es la historia de una horrible venganza, escrita poco tiempo antes del inicio del declive del autor. En plenos carnavales de alguna ciudad italiana del siglo XIX, Montresor busca a Fortunato con ánimo de vengarse de una pasada humillación. Al hallarlo ebrio, le resulta fácil convencerlo de que lo acompañe a su palazzo con el pretexto de darle a probar un nuevo vino. Lo conduce a las catacumbas de la casa, y allí consuma su venganza.

Año de publicación:1970

10 reseñas sobre el libro EL BARRIL DE AMONTILLADO

"Nadie me ofenderá impunemente". Poe es brillante, y lo evidencia este relato. El narrador lleva a cabo una venganza lentamente, con cautela, con deleite, paso a paso y lo hace así para disfrutarlo. Así que el personaje con sed de venganza toma el gusto predilecto de la víctima que antes fue victimario, y aprovechándose de su interés, lo hace bajar, por "voluntad" incluso prefiriendo su muerte sin saberlo. Poe nos revela que para la venganza se debe "descender bastante", y aquí lo toma literal. Donde el sonido es imperfecto, y se pierde, donde los sentidos se entumecen. Al final, uno comparte la misma tumba del ser que nos dañó.


"Una injuria queda sin reparar cuando su justo castigo perjudica al vengador. Igualmente queda sin reparación cuando esta deja de dar a entender a quien le ha agraviado que es él quien se venga". Asi empieza este relato de Poe, el cuál me gusto mucho y me atrapó. Es cierto que no tiene la tensión de otros pero, justamente esto, es lo que me gusta. Ya que como lector vas viendo lo que se le viene a la víctima, pero la forma de contarlo, muy relajada casi comica, te hace pensar otra cosa. La venganza, el rencor. Sentimientos que prevalecen en este cuento.


En mi opinión, no es para tanto. Tiene una trama original, como tantos otros relatos de poe, y su obsesión por emparedar a todo hijo de vecino. La venganza, y la manera de ejecutarla, saboreandola, disfrutandola e incluso jactandose de ella. Con un pequeño y ácido toque de humor, en los momentos que preceden a su plan de venganza, se permite distendida charla, unas botellas de vino y hasta la falsa preocupacion por la salud de su enemigo. En este descenso al infierno de un alma, rencorosa, vengativa y falsa. El relato, no cuenta con la intensidad de otros, mas parece la crónica de una broma de carnaval, que la ejecución de una elaborada venganza. Como incluye algo de humor negro, el argumento pierde tensión, o al menos a mi no me la trasmite. Este relato me ha dejado algo tibio, y es que, nunca llueve a gusto de todos!


Se vive el suspenso, se siente la desesperacion, y como la resignacion golpea la puerta y avanza lenta, implacable y sin esforzarse a tomar de rehen el juicio de aquel que ya esta perdido. Pero estoy como si me habría quedado con ganas de mas adjetivos y largas descripciones. Que torpeza la mia... parece que tendría habitos arraigados, y prejuicios literarios. Dicen que no se podía ser mas moderno en 1846 y pues Poe sigue siendo leido en 2019 En mayor o menor medida se nota la deuda que le tienen lovecraft, Borges, Cortazar y otros muchos. Admirable, muy bueno.


Magnifico, terror dolor venganza, como bien se dice se disfruta mas fria....


Excelente... a través de la manipulación lleva a cabo una venganza con la anuencia de sujeto objeto de la misma... Victima y victimario... "La venganza es un plato que se come frío"


Interesante relato sobre la venganza. Mantiene al lector en tensión cuando ambos protagonistas están descendiendo por las catacumbas. Es mejor la narración que el final, pero aún así vale la pena leerlo. ¡In pace requiescat!


Excelente!


Ver más reseñas