RELIGIÓN Y FILOSOFÍA

EL ARTE DE TRATAR CON LAS MUJERES

ARTHUR SCHOPENHAUER

Calificar
6,8 5 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

En El arte de tratar con las mujeres, Franco Volpi ha recopilado y ordenado una antología de textos y sentencias en las que el feroz misógino que fue Arthur Schopenhauer (1788-1860) expone sus ideas acerca del papel de la mujer en la existencia humana. Volumen proyectado con un espíritu lúdico que respira ya la misma introducción, su contenido resulta hoy, afortunadamente, un risible catálogo de consejos destinados a prevenir al varón frente a la ardua relación con el bello sexo o un repertorio de resentidas invectivas más motivo de curiosidad que otra cosa. Dependiendo del lector, sus líneas políticamente incorrectas moverán sin duda a sonrisa o a indignación. Sea una u otra, conviene, sin embargo, no perder de vista que el fondo que subyace tras muchas de estas sentencias es el que ha nutrido hasta hace muchos menos años de los que podríamos suponer buena parte de los pensamientos masculinos, y que posiblemente en muchos casos aún lo sigue haciendo.

Año de publicación:2011

2 reseñas sobre el libro EL ARTE DE TRATAR CON LAS MUJERES

Si se es mujer y/ o simpatizante del movimiento de equidad de género es importante no olvidar que es un libro redactado hace 200 años. En mi opinión me pareció interesante el poder ampliar mi perspectiva del pensamiento masculino de entonces y el lugar de la mujer. Noto que, como filósofo, le faltó ahondar más en este fenómeno de la inteligencia femenina, ya que, por mi parte, pudo contemplar que no se tenía la oportunidad de educarse como la tenía el varón. Así como también cuestionar la influencia que tiene la sociedad en el desarrollo de los individuos durante la infancia. También la falta de objetividad al referirse a la "inutilidad" femenina, ¿falta de utilidad sobre qué y según quién?, ¿qué es la utilidad para él? En fin, esta obra no fue de mis consentidas como las han sido otras varias, ya que, como comenté antes, considero que no se profundizó ni se contemplaron las variables, quedando, por lo menos para mí, como una oda al resentimiento. Igualmente me sigue pareciendo un muy buen pensador.


Es harto conocido el autor por ser en extremo misoginia. En este tratado supera todos sus límites. Hoy en día sería despertado por las hordas feministas, (con toda su razón, por supuesto).