Calificar:

8,8

20 votos

Sinopsis de EL AMANTE DEL VOLCAN

La obra que consagró a Susan Sontag como gran novelista. Una reflexión sobre la sociedad del siglo xviii a partir del triángulo amoroso entre William Hamilton —embajador británico en Nápoles, apasionado por el arte y dueño de una deslumbrante colección—, su joven esposa y el almirante Nelson, quien derrotó a Napoleón. Concebida como una narración fiel al estilo inglés de finales del siglo XVII , la novela es una detallada meditación sobre la situación de la mujer, la revolución, los cambios de valores en la sociedad y el arte en sus distintas manifestaciones.

2 reseñas sobre el libro EL AMANTE DEL VOLCAN

EL AMANTE DEL VOLCÁN - Susan Sontag Confieso que esta lectura llevaba pendiente más de 20 años en mi pensamiento. Fue un libro que me dijo "léeme" desde las estanterías de la biblioteca pública de mi barrio y que devolví sin haber avanzado más de 50 páginas. Este año nos reencontramos en la feria del libro antiguo de mi ciudad y comprendí que nuestra cita llevaba demasiado tiempo pendiente. Lo cierto es que toda lectura tiene su momento y era ahora cuando llegaba el suyo. Si uno hace una búsqueda del libro en Internet, comprobará que se publicó en 1995 y que no hace mucho que se ha reeditado, una buena ocasión para hacerse con un ejemplar. También descubriremos que es una novela histórica que transcurre en Nápoles durante la Revolución Francesa y que nos habla de la relación amorosa de Emma y William Hamilton y de Horacio Nelson, así como del afán coleccionista de William Hamilton. A priori, se presenta como una novela histórica más, escenario de los amores y pasiones de los tres personajes. Sin embargo esta novela, es una novela de aprendizaje en la que Sontag toma las riendas con su narrador omnisciente, que no duda en atravesar los personajes y enfrentarlos a su pensamiento. Durante las primeras 200 páginas no sabremos a dónde nos llevará, no sabremos si nuestro destino será fenecer ante el Vesubio como Plinio el viejo, si la presencia de Goethe en la casa del Cavalier despertará al monstruo dormido o si la primera mujer de William Hamilton reclamará su voz propia. Sontag se recrea en el pensamiento puro y en analizar el comportamiento humano, y lo hace mediante la metáfora del coleccionista. La llegada de Emma a Napoles transforma la vida del Cavalier en pasión y ella su Pigmalión no deja de ser otro bien preciado de su colección, a fin de cuentas le fue cedida por su sobrino como un objeto de disfrute. Emma crece a su lado, pero a la vez nos descubre a una mujer que se mimetiza con el hombre que tiene a su lado. Cuando el héroe, el Almirante Nelson, aparece en sus vidas ella sufre una nueva transformación, un nuevo acoplarse a los gustos del hombre que pasa a formar parte de su vida, mientras la Revolución Francesa y su etapa más sanguinaria los envuelve sin despertar en todos ellos un ápice de humanidad. La muerte del Cavalier, el embajador inglés, el coleccionista, el marido de Emma, en definitiva, el amante del volcán se convierte en el cierre, pero Sontag, le permite a Hamilton cerrar la narración, le cede la voz, le da la oportunidad del alegato y la despedida. La lectura se vuelve intimista y la autora va cediendo su voz de narrador a cada uno de sus personajes femeninos, son ellas las que tienen la oportunidad del alegato final, y son ellas frente a su pensamiento quienes se muestran como son. Al Almirante Nelson, Sontag sólo le regala el silencio del olvido como contrapunto a su deseo desmedido de fama y gloria. Entre las muchas frases deliciosas del libro me quedo con las palabras de la madre de Emma: "Debes saber cuando soltar la antigua vida, y seguir y no mirar atrás y lamentarlo, es lo que siempre digo. De no ser así, siempre estarás triste, porque siempre pierdes algo. La vida es esto, si dejas que los infortunios te golpeen demasiado fuerte no verás venir la nueva oportunidad. Si no lo hubiera sabido yo no habría tenido una BUENA VIDA ".


uno de mis libros preferidos


MÁS LIBROS DEL AUTOR SUSAN SONTAG


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN