1. ALIBRATE
  2. NOVELA ROMÁNTICA
  3. EL AMANTE DE LADY CHATTERLEY

NOVELA ROMÁNTICA

EL AMANTE DE LADY CHATTERLEY

D.H. LAWRENCE

Calificar:

7,2

205 votos

Sinopsis de EL AMANTE DE LADY CHATTERLEY

La apasionada relación amorosa entre una mujer casada de alcurnia y su jardinero en la moralista Inglaterra de los años veinte. Constance, una dama de la alta sociedad inglesa, se casa con el aristócrata Clifford Chatterley, quien ha quedado paralítico después de luchar en la Primera Guerra Mundial. Pese a ser un hombre atractivo y varonil, ha quedado impotente y en silla de ruedas luego de recibir una herida en batalla. Cuando detecta en Constance los síntomas de languidez e indiferencia por la vida, le recomienda de inmediato que se busque un amante para satisfacer sus deseos sexuales e, incluso, para asegurarse la descendencia. Lady Chatterley al principio se siente ofendida, pero a medida que pasa el tiempo y se acentúa su insatisfacción, inicia un escarceo amoroso con Michaelis, un artista que está de visita en lo de los Chatterley. Luego su esposo le presenta a Oliver Mellors, el guardabosque de las tierras de su propiedad. Constance se siente subyugada por él, por la virilidad que emana, pero a su vez rechaza su forma de vida, su forma de hablar, su clase social. El progresivo acercamiento entre ambos acaba por fin en el suelo de una cabaña, sin interludio amoroso previo. Comienza así un intrincado e intenso triángulo amoroso. Aclamado como uno de los grandes libros de literatura erótica, El amante de lady Chatterley estuvo marcado por la incomprensión y el escándalo. No sólo fue prohibido, sino que incluso los lectores y buena parte de la crítica lo calificaron como un elogio del libertinaje y de la pornografía. La doble militancia de D. H. Lawrence, escritor y profeta a la vez, se impuso con los años como una de las mejores estrategias estéticas en las que el erotismo y la comunidad juegan con el cosmos un rol fundamental.

27 reseñas sobre el libro EL AMANTE DE LADY CHATTERLEY

EL AMANTE DE LADY CHATTERLEY Pensé hallar - al iniciar la lectura de este libro - muchas escenas sexuales. Claro, sugestionado por el hecho de ser este un libro prohibido, condenado por la moral y las buenas costumbres de la época en fue escrito. Del mismo modo, con su lectura di con dos premisas: 1. El sexo es de vital importancia para el bien funcionamiento y entendimiento de una pareja y la felicidad de la misma o los implicados; 2. Ojos que no ven corazón que no siente. Y si, hay escenas eroticas, explícitas y con lenguaje obsceno, y más que obsceno, diría claro, para hacer justicia al libro. Sin embargo, algo más brilla en la lectura, no es el amante de Lady Chatterley, ella tampoco, menos el esposo de la lady. No es porque sean malos personajes, faltos de personalidad o definición. Para nada, de hecho están muy bien deliniados y entendidos, dibujados bajo rasgos claros, acentuados. Lo que brilla, diría que es por lo que en verdad se condenó el libro como blasfemo va más allá de una señora de alta sociedad enredada con con otro hombre que no es su esposo (y no porque tuviera un amante, al parecer es lo de menos, pues bien, al final de la lectura se puede dilucidar que no es trascendente la infidelidad, si no, con quien). No. Para nada. Quizás, es la queja que, aunque tal vez esta no es palabra que busco, tampoco idealismo, no suena bien. Desahogo, puede ser más adecuada, o denuncia. Que denuncia? Bueno son diversos los temas así como las situaciones. No obstante, el autor por momentos se pierde en detalles y paisajes, desconcentrando al lector con demasiadas flores y bosques, paisajes que pueden llegar a abrumar. Aunque, los contrasta con diálogos que vale la pena leer, bien llevados y refinados. Y al parecer las premisas no dejan de ser verdad, pues bien, muchas parejas han visto su fin al no encontrar la armonía o la felicidad en el acto íntimo del amor. Y del mismo modo muchos siguen sin ver y sin sentir.


En la primera mitad me sentí casi estafada. No porque no fuera interesante el libro en si, es que se suponía que era una novela romántica. Sus primeros capitulos son una descripción de los prejuicios y los pensamientos, en cuanto a relaciones y más específicamente el sexo de la sociedad. Charlas cuasi filosóficas sobre la libertad de elección, la presión y las normas sociales de la época. Hace mucho hincapié en la diferencia de las clases sociales y el género. Aproximadamente en la segunda parte del libro empieza a tener lugar el romance de Conie y Mellors. Tengo que decir que lo encontré algo retorcido. Clifford, el esposo de Lady Chatterley me cayó tremendamente mal, pedante y obtuso. En cuanto a lo erótico, más bien lo encontré explícito, que no es lo mismo y si bien para el momento de si publicación es transgresor, no es obsceno para nada.


Novela que en su momento fue rompedora por su temática, pero que en la actualidad, o ya pasado la ola de su morbo o popularidad, no deja de ser una novela en la que exponen las relaciones de unas personas de distintos mundos o clases sociales y con diferentes necesidades tanto física como psíquicas.


Si bien fue escrito en 1928, no fue hasta finales de la década del ’50 que pudo publicarse con normalidad. El motivo de la prohibición son las escenas sexuales demasiado descriptivas. Aunque después de tantos años, no nos sorprenda leer las palabras “pene”o “vagina” en una novela, para le época resultó un escándalo. Hay autores contemporáneos al lado de los que David Herbert Lawrence quedaría como un inocente cachorrito. La novela narra la historia de Constanza, una mujer frustrada en todos los sentidos. Vive con su esposo, paralítico por la guerra en una casa sombría y alejada de su familia. Ante la desidia de lo que es su matrimonio, cae en brazos de Mellors, un guardabosques recio y solitario que habita una cabaña dentro de la propiedad de la familia Chaterley. Dicho esto, podría considerarse que es una gran historia de amor y valentía, pero no lo sentí asi. Creo que la protagonista se aventuró en una relación secreta porque era la única opción que tenía. Eso llena la historia de soliloquios largos y tediosos. Ni hablar de los diálogos en los que la protagonista, literalmente, suplica un poco de amor. Si fuera amiga mía, le diría: “Un poco más de dignidad, mujer”.


Un clasico de literatura erotica, en su epoca prohibido en Inglaterra por mas de 3 decadas, narra la historia de Constance Chaterley casada con Clifford, que regresa de la guerra con una lesion que lo deja paralitico, por lo cual se recluyen en una finca familiar, donde se dedican a escribir, y en un paseo conoce al guardabosques, desarrollandose el nudo central de la trama, a partir de este hecho,si es cierto contiene escenas sexuales explicitas, con una carga intensa de erotismo, no de pornografia, pero tambin es cierto que es parte de el proceso que Lawrence utiliza para poner de relieve las diferencias sociales, de clase, de genero, en un mundo que en la posguerra tendia a evolucionar , pero gran parte de la Inglaterra se aferraba al puritanismo, y se negab a a dar el siguiente paso hacia la emancipacion femenina, por cierto , a pesar de ello ha sido duramente criticada, la novela por los movimientos feministas, y acusado , el autor de misoginoa


Para la época en que fue escrito este libro, principios del siglo XX fue bastante fuerte por la mentalidad tan conservadora y llenas de tabus con respecto a la sexualidad y el erotismo que había en esos tiempos. También trata algo sobre la diferencia y el poder que empiezan a ejercer las industrias en las clases obreras. Me gustó un par de reflexiones que hizo el esposo de Lady Chatterley con respecto a la manera de pensar y actuar de las masas, y aspectos de la educación de los niños tanto en las clases dominantes como en las masas. Al final, personalmente me parece un libro muy grande con una historia tan floja.


Un clásico , escrito en 1928 por un escritor británico donde se describe a plenitud el intenso romance extramarital entre Lady Chatterley y uno de sus criados, mientras Sir Clifford (su esposo) yace en una silla de ruedas. Una eminente bofetada a la mentalidad conservadora de ese tiempo! Una novela que fue prohibida en países británicos y estudiada en Oxford. Vale la pena leerla aunque no sea una joya literaria como tal pesa el trasfondo y el contexto en el que se desenvuelve.


La prosa de D.H. Lawrence me sedujo, al igual que mi maestro Henry Miller. La escandalosa historia del hombre tullido y la mujer joven en plena efervescencia. Un dúo fascinante en el que la relación entre ambos se va deteriorando por la falta de relación marital a causa de las secuelas de la guerra; la Primera Gran Guerra. Y luego, el guardabosques; un hombre rudo, viudo, padre y varonil. Es lógico que a Lady Chatterley se le cayeran las bragas. En definitiva, tengo que volver a leerla porque el impacto sufrido en mí con la primera lectura lo tengo que volver a disfrutar, como ese orgasmo que se repite una y otra vez.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELA ROMÁNTICA