NOVELA ROMÁNTICA

EL AMANTE DE LADY CHATTERLEY

D.H. LAWRENCE

Calificar
7,1 142 votos

Sinopsis

La apasionada relación amorosa entre una mujer casada de alcurnia y su jardinero en la moralista Inglaterra de los años veinte. Constance, una dama de la alta sociedad inglesa, se casa con el aristócrata Clifford Chatterley, quien ha quedado paralítico después de luchar en la Primera Guerra Mundial. Pese a ser un hombre atractivo y varonil, ha quedado impotente y en silla de ruedas luego de recibir una herida en batalla. Cuando detecta en Constance los síntomas de languidez e indiferencia por la vida, le recomienda de inmediato que se busque un amante para satisfacer sus deseos sexuales e, incluso, para asegurarse la descendencia. Lady Chatterley al principio se siente ofendida, pero a medida que pasa el tiempo y se acentúa su insatisfacción, inicia un escarceo amoroso con Michaelis, un artista que está de visita en lo de los Chatterley. Luego su esposo le presenta a Oliver Mellors, el guardabosque de las tierras de su propiedad. Constance se siente subyugada por él, por la virilidad que emana, pero a su vez rechaza su forma de vida, su forma de hablar, su clase social. El progresivo acercamiento entre ambos acaba por fin en el suelo de una cabaña, sin interludio amoroso previo. Comienza así un intrincado e intenso triángulo amoroso. Aclamado como uno de los grandes libros de literatura erótica, El amante de lady Chatterley estuvo marcado por la incomprensión y el escándalo. No sólo fue prohibido, sino que incluso los lectores y buena parte de la crítica lo calificaron como un elogio del libertinaje y de la pornografía. La doble militancia de D. H. Lawrence, escritor y profeta a la vez, se impuso con los años como una de las mejores estrategias estéticas en las que el erotismo y la comunidad juegan con el cosmos un rol fundamental.

Año de publicación:2013

19 reseñas sobre el libro EL AMANTE DE LADY CHATTERLEY

Novela que en su momento fue rompedora por su temática, pero que en la actualidad, o ya pasado la ola de su morbo o popularidad, no deja de ser una novela en la que exponen las relaciones de unas personas de distintos mundos o clases sociales y con diferentes necesidades tanto física como psíquicas.


Para la época en que fue escrito este libro, principios del siglo XX fue bastante fuerte por la mentalidad tan conservadora y llenas de tabus con respecto a la sexualidad y el erotismo que había en esos tiempos. También trata algo sobre la diferencia y el poder que empiezan a ejercer las industrias en las clases obreras. Me gustó un par de reflexiones que hizo el esposo de Lady Chatterley con respecto a la manera de pensar y actuar de las masas, y aspectos de la educación de los niños tanto en las clases dominantes como en las masas. Al final, personalmente me parece un libro muy grande con una historia tan floja.


Un clasico de literatura erotica, en su epoca prohibido en Inglaterra por mas de 3 decadas, narra la historia de Constance Chaterley casada con Clifford, que regresa de la guerra con una lesion que lo deja paralitico, por lo cual se recluyen en una finca familiar, donde se dedican a escribir, y en un paseo conoce al guardabosques, desarrollandose el nudo central de la trama, a partir de este hecho,si es cierto contiene escenas sexuales explicitas, con una carga intensa de erotismo, no de pornografia, pero tambin es cierto que es parte de el proceso que Lawrence utiliza para poner de relieve las diferencias sociales, de clase, de genero, en un mundo que en la posguerra tendia a evolucionar , pero gran parte de la Inglaterra se aferraba al puritanismo, y se negab a a dar el siguiente paso hacia la emancipacion femenina, por cierto , a pesar de ello ha sido duramente criticada, la novela por los movimientos feministas, y acusado , el autor de misoginoa


Un clásico , escrito en 1928 por un escritor británico donde se describe a plenitud el intenso romance extramarital entre Lady Chatterley y uno de sus criados, mientras Sir Clifford (su esposo) yace en una silla de ruedas. Una eminente bofetada a la mentalidad conservadora de ese tiempo! Una novela que fue prohibida en países británicos y estudiada en Oxford. Vale la pena leerla aunque no sea una joya literaria como tal pesa el trasfondo y el contexto en el que se desenvuelve.


Me causó un poco de dificultad la lectura, de pronto por la traducción. Para comprenderlo mejor es sugerible devolvernos a principios del siglo XX, por que así entendemos por que fue prohibido, ya que hoy en día con gran variedad de literatura erótica no causa tanto impacto. Nos habla de las diferencias entre las clases sociales y los prejuicios ( amor, sexo) de la época de una sociedad tan conservadora como lo es la inglesa.


una lectura algo lenta los primeros capítulos, a medio libro agarra velocidad, pero vuelve a ser lenta los últimos dos capítulos para terminar. En general me gusto el libro, la historia, pero en mi opinión no es un libro que volvería a leer. la trama se desarrolla en los finales de la segunda guerra mundial y hace mucho la mención del comiendo de la industrialización en Inglaterra. el autor hace muchas referencia filosóficas y retrata a los hombres de este tiempo como muy "pensantes" y ocupados solo en lo intelectual, esto se da en la sociedad alta y aristócrata, la clase baja la retrata como personas que solo se dedican a trabajar grandes jornadas, siendo así "esclavos de la clase alta" por que sus pensamientos están solo puestos en las ganancias económicas. tan así estaba ocupado el pensamiento masculino, que veían el contacto físico entre parejas algo obligatorio, vació y hasta pecaminoso, y los pensamientos femeninos estaban tomando camino hacia el feminismo y de igual manera las mujeres veían el contacto físico y matrimonio en general como algo obligatorio y perdida de tiempo. pero lady Chatterley cambio de pensamiento al conocer al guardabosques, sintió en el algo que le despertó la pasión. no es un libro erótico como los que se conocen actualmente, pero tiene una parte sensual muy interesante, el como describe la sensaciones que tiene lady Chatterley al estar con su guardabosques y lo que se me hace aun mas interesante es que son descritas por un escritor varón


Los años 20 del siglo pasado, como lo reseña la filósofa y cronista colombiana Diana Uribe, fueron bastante convulsos, época donde el cambio de paradigma se comenzó a gestar gracias a la cultura literaria y a la incipiente voz de la mujer y donde habrían de ocurrir giros sumamente trascendentales para el devenir del nuevo siglo. El sufragio femenino, el jazz y la literatura, le habrían de dar un viraje al pensamiento arcaico de décadas pasadas, horadando los cimientos de una visión del mundo, que después de la guerra, urgía y clamaba a gritos por cambiar. En este contexto aparece “El amante de Lady Chatterley” de H.D Lawrence, una novela que por su contenido sexual explícito habría de escandalizar a la Europa del momento y que luego de su aparición, dormiría el sueño de los justo por más de 40 años, pues su prohibición fue instantánea, la obra y su mismo autor tuvieron que pasar por un arduo juicio para que en los 60, se permitiera su total difusión, y digo total pues algunos curiosos antes de dicho tiempo pudieron acercarse a una edición reducida que el puritanismo habría esquilmado en aras de que fuera más accesible para la masa creyente y mojigata del momento, hecho que mantuvo la curiosidad por la misma y no la dejó morir en el olvido. “El amante de lady Chatterley”, cuenta la historia de una mujer (Constance) con un espíritu libertario y adelantado para su época, que se casa con un hombre de la aristocracia inglesa (Sir Clifford) que al regresar de la guerra, debido a una herida de bala queda parapléjico. Connie, la protagonista, como es llamada de cariño en gran parte del libro, a causa del insuceso de su marido, comienza a tener pequeños acercamientos, escarceos que van in crescendo con el guardabosque de la hacienda donde viven, desencadenando así infinidad de pasiones y conflictos que hacen que la obra se torne intrigante, erótica y contestataria. Las razones para que el libro fuera prohibido y censurado, resultan de por sí, demasiado obvias, la libertad sexual femenina, las escenas sexuales demasiado explícitas, el uso de un lenguaje grotesco y vulgar para los lectores más ortodoxos, la relación clandestina con un hombre que no estaba a la altura de su nivel socioeconómico y como si no fuera poco, el adulterio. Todo esto habría puesto a la novela en el ojo del huracán y sería perseguida y censurada por muchas décadas. Sin embargo supo sobrevivir a los férreos dogmas que habría en el momento, quizá para mostrarnos que las mujeres de entonces necesitaban expresarse y necesitaban darle rienda suelta a su imaginación y sus deseos, lo paradójico y quizá por ello aún más virtuoso, es que la escribe un hombre, poniendo hincapié en la libertad y soltura de un personaje atípicamente femenino para la época. }Creo que un escritor cuando decide acercase al papel en blanco, no dimensiona del todo, hasta dónde puede llegar su obra, qué alcances puede tener el sublime, pero no por ello peligroso oficio de plasmar en una hoja las historias que le atiborran su cabeza. Esos libros, que son hijos pródigos desde el momento en el que se publican, deambulan de mano en mano, cuestionando, sugiriendo, revelando visiones e ideas que mucha gente, quizá habría pensado, pero que no se atrevían a pronunciar. Es por eso, quizás, que la literatura sea tan perseguida, porque en medio del gozo, y del placer que nos produce acercarnos a ella, se esconde detrás lo que Vargas Llosa llamó, la verdad de las mentiras, pues aunque todo lo que leemos es ficción, lo que les pasa a esos personajes, lo que viven y sueñan en ese micromundo artificial, es lo que viven, sufren y piensan en el día a día las personas. El amante de Lady Chatterley, es una pequeña muestra de ese poder que contienen los libros que se escriben con la intención de llevar a cabo esas fantasías que la realidad no permite y que poco a poco se van convirtiendo en la voz de muchos que atragantados e impedidos por su época y su contexto, los van adoptando como voz propias, ahí se dan cuenta que ellos se convierten en sus voceros y sus sustitutos, una revolución que se fragua lentamente a través de las letras y de repente irrumpe con todo su ímpetu, para rebelarse en contra de los establecido y revelar que la vida puede ser más libertaria y que la imaginación y las ficciones, son historias entretejidas que se hilvanan en la mente, pero se viven en la realidad.


Un libro que fue polémico en su tiempo por los tintes eróticos y por la protagonista, una mujer que trata de vivir una sexualidad más libre, sin embargo en mi opinión el autor no logra transmitir en su relato lo femenino, su descripción en los deseos, formas de sentir o vivir la sexualidad es muy masculino, aún cuando cuenta la experiencia desde el punto de vista de una mujer. Más que novela romántica o erótica, me ha parecido una novela que refleja el conflicto social de la naciente clase obrera, la desigualdad, la avaricia y sentido de superioridad de la aristocracia y la destrucción de los paisajes rurales por las fábricas, minas y centros de producción. La lectura fue más bien decepcionante, la historia en sí es un poco floja y predecible, pero creo que es de esos libros que hay que leer por lo que significó en su época.


Ver más reseñas