EL ALMA SE EXTINGUE

LAJOS ZILAHY

Calificar:

8,0

1 votos

Sinopsis de EL ALMA SE EXTINGUE

Escrita en 1932, esta novela trata del tema eterno de la emigración, en este caso la de los húngaros que marcharon a la tierra de promisión que fue Estados Unidos durante el periodo de entreguerras. Aquí, el protagonista nos narra -en una suerte de autobiografía- su andadura por el Nuevo Mundo, desde su inadaptación inicial y su posterior éxito profesional, hasta sus amores, pasando por el descubrimiento de la modernidad; pero sobre todo da cuenta de cómo va perdiendo poco a poco su alma húngara, hasta el extremo de plantearse si ha valido la pena o no el sacrificio. Y es que no en vano el adagio «Extra Hungariam nulla sallus» deja claro que para un húngaro no hay salvación posible fuera de la patria magyar, que, por cierto, es más que una mera geografía: es una civilización. Debe reseñarse que el propio autor emigraría en 1947 a Estados Unidos, y que allí permaneció muchos años. Con ésta, Lajos Zilahy firmó otra de sus obras de tema universal. La novela fue publicada en España durante los años 40 y reeditada varias veces en las décadas posteriores, siempre con gran éxito. Con El alma se extingue editorial Funambulista prosigue su Biblioteca-Lajos Zilahy, que recupera la obra del escritor húngaro más traducido y famoso del siglo XX.

1 reseñas sobre el libro EL ALMA SE EXTINGUE

Es una historia dramática, pero no triste, que nos cuenta la realidad del emigrante con bastante propiedad.El libro empieza un poco lento y la parte de la historia que se desarrolla en Hungría no resulta demasiado interesante, no engancha y se hace algo pesada. A medida que vas avanzando, la trama se vuelve más atractiva y, la parte americana, el verdadero nudo de la historia, tiene un ritmo más veloz, por lo que la lectura resulta bastante más amena.Bien narrado, está escrito con lenguaje llano, sencillo y directo, mostrándonos muy claramente, de manera casi visual, el contraste entre la mentalidad del protagonista y sus amigos del país de acogida, sus diferentes costumbres, las dificultades de no saber, la angustia de no entender el idioma que todos hablan a su alrededor, la desesperación, la tristeza y el abatimiento, y, por supuesto, la fuerza de la juventud que le hace seguir adelante.