POESÍA Y TEATRO

EL ABANICO DE LADY WINDERMERE; LA SANTA CORTESANA; UNA TRAGEDIA F LORENTINA

OSCAR WILDE

Calificar
8,3 37 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de EL ABANICO DE LADY WINDERMERE; LA SANTA CORTESANA; UNA TRAGEDIA F LORENTINA

El 20 de febrero de 1892 se estrenó El abanico de lady Windermere en el Teatro St. James de Londres. Al caer el telón el público ovacionó y a gritos pidió por el autor. Oscar Wilde apareció con un cigarrillo en su mano enguantada y dijo: "Damas y caballeros, he disfrutado inmensamente de esta velada. Los actores nos han entregado una fascinante representación de una pieza encantadora y, con su aprecio, ustedes demuestran su inteligencia. Los felicito por el gran éxito de su actuación, que me convence de que consideran a la obra tan buena como la considero yo". Si Wilde, personaje de sí mismo, se divertía con una actitud provocativa, el escritor, por su parte, es capaz de hacerle decir a lady Windermere: Las acciones son la primera tragedia de la vida, las palabras la segunda. Las palabras son quizá la peor. Las palabras son despiadadas...

Año de publicación:2004

3 reseñas sobre el libro EL ABANICO DE LADY WINDERMERE; LA SANTA CORTESANA; UNA TRAGEDIA F LORENTINA

Superficialidad,magníficamente escrita y descrita, Wilde siempre un genio, esa, es su mayor condición a tomar en cuenta, el resto es pura interpretación, parafraseando a Shakespeare...” como gusteís” Si las palabras son la peor tragedia de la vida, en sus manos se convierten en un trágico placer. Y si.... son despiadadas,


Simplemente Óscar Wild, su ironía es la de siempre, gracioso y entretenido.


El mundo sigue siendo tan superficial como él lo conoció. Lo único que cambia ahora son las formas de comunicarse que se han multiplicado y hacen más evidentes las hipocresías y falsedades. Por lo que se refiere a la obra, es un escrito divido en cuatro actos, de lectura breve y ágil. En ella, Wilde, nos presenta un grupo de personajes pertenecientes a la creme de la sociedad inglesa, tienen dinero, su casa en el campo, y su mayor problema es encontrar un buen consorte para sus descendientes