Sinopsis de EBANO

Adentrar al lector en la compleja realidad de África, con las guerras, miseria e injusticia que atraviesan su historia y lastran su presente. Posiblemente la obra cumbre del autor. Quien muchos consideran el mejor reportero del siglo se sumerge en el continente africano, rehuyendo lugares comunes y estereotipos. Vive en las casas repletas de cucarachas de los más pobres, enferma de malaria cerebral, corre peligro de muerte a manos de un guerrillero...

14 reseñas sobre el libro EBANO

Si quieren saber sobre África tienen que leer este libro. A través de una serie de crónicas periodísticas, Kapušciński nos explica cómo es la vida de los diversos pueblos africanos (países, clanes, tribus, etnias, etcétera) y cuál es el origen de sus conflictos económicos, políticos y también su vínculo con la prepotencia de la naturaleza que los rodea. “Es extraño, aunque rigurosamente cierto a un tiempo, que la vida del hombre dependa de algo tan volátil y quebradizo como la sombra”. Una mirada lúcida, incómoda, profunda, propia de uno de los mejores reporteros de la historia.


No es lo que esperaba, es más. Como cuando vas de viaje a un lugar nuevo y un local te lleva de paseo por esos rincones que no tienen encima los carteles del turismo. En este libro encontré una africa más humana y sin tanto maquillaje. Esa donde se ven claras las heridas pero tambien los colores son mas nítidos y brillantes. Una Africa desconocida y con mas esperanza de la que uno espera.


Para los que amamos los libros este deviene una ventana que se abre a la mañana para renovar los aires viciados de una noche larga y oscura, es como sacudir la alfombra de nuestra conciencia para desempolvarla. Una vez terminada su lectura cualquier atisbo de racismo que tratara de arraigar en la mente se desvanece. Ante nuestros ojos ese gran continente se hace más cercano, comprensible, entendible. Somos capaces de verlo con mirada diferente y entendemos que lo distinto entre quienes allí viven y el resto del mundo no sólo estriba en el color de la piel, sino en el modo de ver las cosas, de como gozar, sufrir, sentir la vida. Sin duda un gran libro.


El alma de nuestros hermanos africanos retratada con enriquecedora singularidad. Entretenidamente descriptivo. Un “fresco” casi íntegro del continente, de cada etnia, de cada persona. Kapuscinski ( periodista polaco, 1932-2007) no sobrevuela Africa, la atraviesa entre las personas y escribe con tanta fluidez, conciencia y profundidad que el lector puede acercarse y sentir lo que el autor experimenta. La “camina”, literal; por eso tiene ganada autoridad. Leerlo es tan empático como su reflexionada experiencia: uno siente pensando y piensa sintiendo. Kapuscinski recorre Africa y la describe luego de la descolonización derivada de la posguerra y en plena efervescencia independentista en los años siguientes a 1960 ( año éste en que 16 países logran su independencia). A lo largo de la lectura de estas fantásticas 340 págs. el asombro es una emoción constante frente a las formas de vivir retratadas, del peso de los antepasados, del poderoso sol, de la persistente sed, de la salvadora sombra, de la subyugante oscuridad de la noche, del azote de la malaria y del asolador hambre. Duelen las matanzas, los niños soldados, la lucha entre etnias por el poder y la caja, el apartheid entre los mismos africanos, duelen las sequías, las hambrunas y las migraciones que mezclan huida y búsqueda. Contribuye a la comprensión las puntuales y precisas menciones de diferentes hechos y personajes históricos como el “reparto” de Africa en la Conferencia de Berlín en 1885 o la historia de Idi Amin y otros dictadores; o la increíble historia de Liberia. Historias de las cicatrices y de las heridas – las nuevas y las aún abiertas. A su tan esmerado mosaico histórico considero que le faltó relacionarlo – breve - con 2 personas que llevan el sello de Africa: Albert Schweitzer y Charles de Foucauld. Son omisiones significativas, en especial del segundo, más aún cuando le dedica varias páginas a los Tuaregs. Sin embargo, no hacen mella en lo valioso del libro. Los significados que un ciego obtiene al pasar sus dedos por el braille, los obtiene Kapuscinski al palpar ´transpirando´ la geografía humana de Africa y los obtiene el lector a cada vuelta de página.


Un libro sobre el africa desconocida, no la de las vejaciones, la desesperanza, la carencia absoluta, ,, Kapuscinzki, es capaz de hacerte dejar de lado todo ello que te ha sido imbuido, para llevartede la mano por el Africa consuetudinaria, esa donde hay vida, donde aun hay esperanza, donde se entiende que la humanidad esta donde la buscas no donde la colocas, el Africa ateoral, que no se rige por normas occidentales, que no vive al ritmo que marca el hombre, sino que es capaz de. Marcarle el ritmo al tiempo, de no apresurarlo, aunque tambien aquella donde hay clases, hay dominios, cacicazgos, donde se debe sobrevivir, donde se sabe soportar como una necesidad y no como un castigo, sirva para ilustrar esto la escena de el transporte urbano, que sale cuando se llena, sin mas, y sin desespero de quienes lo usan y lo saben, mas que una novela o una descripcion sociopolitica un cuaderno de viaje de quien sabe dar porque quiere y recibir cuando se puede, Aunque Africa no dejara de ser Africa los ojos del autor invitan a descubrir la belleza de la misma sin la sordidez de la desesperanza,


Una mezcla cautivante entre la crónica, el periodismo y, por qué no, la antropología. Un libro que nos lleva sin dirección por África, desde sus personas, sus gobiernos y sus conflictos. Relato crudo pero sin golpes bajos; sinceras palabras y ávidas descripciones. Un relato de viaje que supera la vulgaridad del estar ahí. Definitivamente, lo mejor del género.


Un libro sobre África, la desconocida, la de los pobres. Impresiona este trabajo de Kapuscinski.


Aviso, pequeño spoiler. Ryszard Kapuscinski (1932 - 2007), periodista polaco y creador literario de quien me declaro admirador después de leer Ébano, uno de sus libros. "Estando en África, el europeo no ve más que una parte de ella: por lo general ve tan sólo su capa exterior, que a menudo no es la más interesante. Su mirada se desliza por la superficie, sin penetrar en el interior, como si no creyese que detrás de cada cosa pudiera esconderse un misterio. La cultura europea no nos ha preparado para semejantes viajes hacia el interior, hacia las fuentes de otros mundos y otras culturas". Este fragmento de Ébano describe muy bien cómo me he sentido a lo largo de este viaje por la África de la descolonización, en cada una de estas fascinantes y desgarradoras historias. Para mí es un libro imprescindible para conocer la realidad de África, no sólo en el período de la descolonización, sino qué la desató y sus etapas anteriores. He llenado de post-its este gran trabajo que sin duda releeré.


MÁS LIBROS DEL AUTOR RYSZARD KAPUSCINSKI


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES


FRASES DEL LIBRO EBANO

Ellos, los negros, jamás habían conquistado ni esclavizado a nadie. Podían mirarme con un sentimiento de superioridad.


Publicado porsjgarcia

Este continente es demasiado grande para describirlo. Es todo un océano, un planeta aparte, todo un cosmos heterogéneo y de una riqueza extraordinaria. Solo por una convención reduccionista, por comodidad, decimos «África». En la realidad, salvo por el nombre África no existe.


Publicado porGuilloHerrera