Calificar
8,0 19 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de DIARIO DEL AÑO DE LA PESTE

Esta obra, escrita en 1722, recorre la vida de una de las principales ciudades de Europa, Londres, en uno de los momentos más terroríficos de su historia: la peste bubónica que cayó sobre la ciudad en 1666 y que causó la muerte a unas cien mil personas. En el libro, escrito por Daniel Defoe basándose en documentos históricos y en sus propias vivencias de niño, asistimos a un escenario aterrador: una tierra desolada, baldía, abatida por el hambre y el temor al contagio. El autor aporta numerosísimos datos, recuentos y estadísticas oficiales que dan una dimensión de la tragedia que sacudió a la capital del Reino Unido, lo que sitúa esta obra a mitad de camino entre la novela y la crónica periodística.

Año de publicación:2017

4 reseñas sobre el libro DIARIO DEL AÑO DE LA PESTE

Cruda, exhaustiva, interesante no sólo desde el punto de vista literario, sino también histórico, por sus prolijas y detalladas desripciones; uno se da cuenta de que tras epidemias e incendios poco queda del Londres antiguo anterior al s. XVIII. Recomendable.


He leido este libro un poco por lo del COVID 19 y he notado que la gente nos seguimos comportando más bien igual. Somos capaces de las actuaciones podriamos llamar más heroicas, pero también de los comportamientos más mezquinos. Esto me lleva a la conclusión de que hemos avanzado mucho desde el punto de vista de la Técnica, pero desde el punto de vista de comportamiento social no hemos avanzado mucho. Excelente narración de la epidemia de peste que asoló Londres en la segunda mitad del siglo XVII. Para mi uno de los mejores libros de la literatura inglesa.


Resulta ser un buen relato que para la situación que vivimos actualmente nos llama la atención Personalmente llegué a este libro a raíz de la crisis sanitaria a nivel global que estamos viviendo, en muchas de las partes del texto se puede visualizar la misma actitud por parte de las personas en la actualidad; desinterés, desconocimiento, supersticiones, individualismo y el no acatamiento de las normas para evitar más contagios. Obviamente que el autor parece que al final nos quiere dejar un mensaje religioso pero eso parte de su forma de ver las cosas, del contexto en el que vivió. Una lectura en un principio que te atrae pero después se va tornando un poco aburrida a mi forma de ver.


Es una obra ficcional que narra un suceso histórico y devastador acaecido en la Inglaterra del siglo XVII: la epidemia de la peste bubónica. Más que vivencias personales, el narrador relata distintas situaciones y experiencias de la gente que vivía por allí. Así pues, vemos las diferentes reacciones de las personas cuando son sometidas a una situación tan extrema: abandono de familiares enfermos, suicidios, sobornos a los guardias, agresiones físicas, robos. Sin embargo, a pesar de ser un relato bastante cautivador por toda esa atmósfera de degradación que, de alguna manera, nos interpela, por momentos la narración se hace repetitiva, exponiendo situaciones ya contadas. Tranquilamente podría ser una obra escrita en muchas menos hojas, lo que beneficiaría por mucho su lectura volviéndola más ágil.


Más libros del autor DANIEL DEFOE


MOLL FLANDERS

DANIEL DEFOE

Calificación General:7,8

También se buscó en CLÁSICOS UNIVERSALES


Frases del libro DIARIO DEL AÑO DE LA PESTE

se habían celebrado varias reuniones para estudiar los medios de evitar la reaparición de la enfermedad; pero todo se mantuvo muy secreto. Fue así que el rumor se desvaneció y la gente empezó a olvidarlo, como se olvida una cosa que nos incumbe muy poco y cuya falsedad esperamos

Publicado por:

Edd62

Fue así que el rumor se desvaneció y la gente empezó a olvidarlo, como se olvida una cosa que nos incumbe muy poco, y cuya falsedad esperamos.

Publicado por:

Nines65

Mi amigo el doctor Heath decía -y la experiencia lo probaba- que la enfermedad seguía siendo tan contagiosa como antes y que el número de casos era el mismo; lo único que afirmaba es que causaba menos muertos.

Publicado por:

Nines65

Y añadió que empezaba a tener esperanzas, e incluso más que esperanzas: la crisis de la infección había pasado y ésta, señaló, se iba. Y las cosas ocurrieron así. El registro de la semana siguiente, la última de septiembre, indicó una disminución de dos mil, por lo menos.

Publicado por:

Nines65