Calificar
6,5 8 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de DIARIO DE UN INCESTO

Diario de un incesto es la historia real contada en primera persona por una mujer que estuvo sometida a abusos sexuales y maltratos por parte de su padre cuando aún era una niña. Es la anatomía de una mente rota, la radiografía de un alma herida y, sobre todo, una visión privilegiada de cómo alguien intenta sobrevivir y cómo se relaciona con el mundo. El libro reúne los ingredientes que habitualmente asociamos con el diario –prosa directa, sinceridad, ausencia de sofisticación, confidencia...− con un componente de denuncia: es la historia de una mujer que desde niña se ve obligada a liberarse de cualquier estructura moral para poder sobrevivir. El lector se enfrenta, sin subterfugios de ningún tipo, a la existencia de una mujer condenada al horror de la violación y a la humillación sin que nadie la ayude o se preocupe por su suerte. La autora cuenta su historia sin adjetivos ni metáforas de ningún tipo. El horror, primero tiene la cara de su padre y después la de todos aquellos que acaban utilizándola. Pasado el shock del incesto inicial, el lector descubrirá que la condena al infierno no eran las agresiones de su padre, sino todo lo que llegará después.

Año de publicación:2017

2 reseñas sobre el libro DIARIO DE UN INCESTO

Un diario escrito con tremenda sinceridad y mucha valentía sobre un tema considerado como tabú: el tabú del incesto. La autora, describe de manera totalmente cruda algunos pasajes de las violaciones y vejaciones sufridas por parte de su padre. Esta historia de terror se inicia cuando ella apenas tenía tres años de edad y se prolonga por 19 años. Algunos pasajes, me recuerdan descripciones del Marqués de Sade o de Bataille. Retomo las palabras de Malcolm Otero, porque expresan de manera bastante clara, las percepciones que tuve durante la lectura de este diario: “no es, como dicen los horteras, inspiracional. La autora no busca comprensión ni compasión. Ni siquiera tu empatía. Lo cuenta tal y como fue, en un ejercicio crudo de sinceridad, sin literatura, sin embellecimientos. Hechos, sentimientos y más hechos. No hay nada melifluo, solamente prosa seca, despojada. Es un retrato al natural de un ser humano roto por dentro. Una vida en la que la autora, la protagonista, toma las decisiones que seguramente nunca tomaríamos nosotros”.


La editorial Malpaso finalmente público "Diario de un incesto"de autoría anónima. Uno de los libros más sorprendentes como polémicos de habla inglesa. El libro versa sobre el infierno que pasó una mujer durante 18 años, cuando su padre la sometía a distintas prácticas sexuales. En uno de los pasajes la autora cree pertenecer al mundo de los animales y no al de las personas. Para ello cita al antropólogo Claude Lévi-Strauss: “Escribió que la principal diferencia entre animales y seres humanos radica en la prohibición del incesto. Luego se pregunta ¿En qué me convierte esta afirmación?". Esa es la primera constatación: la admisión de un incesto que duró 18 años, a caballo entre la violación, el consentimiento e incluso el placer. Según se sabe su autora es poeta y periodista en actividad, relata en 120 páginas el infierno seriado de agresiones sexuales, heridas psicológicas y psíquicas. Ademas del extraño goce que sintió muchas veces de estar en manos de su padre. Lo hace de modo directo que para algunos sería casi pornográfico pero con pasajes de buen fuste literario. Un extracto del libro el más apto para publicar y que lo dice todo: "Tengo, y siempre he tenido, la impresión de que en realidad mi padre quería matarme, y que yo le seduje para impedir que lo hiciera. Recurrí a la sensualidad para seguir con vida. Salvé mi vida dándole placer sexual. Y él se hizo adicto a nuestras relaciones sexuales, y a mí me ocurrió lo mismo". Diría que es un libro duro pero que relata de manera cruel la lamentable realidad de muchas personas.


Más libros del autor ANONIMO


También se buscó en BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


Frases del libro DIARIO DE UN INCESTO

El incesto en mi familia es un legado que viene de lejos. Mi padre me contó que su abuelo Paul abusó de él y de su hermana pequeña.

Publicado por:

Luis Peña

Mi madre me culpaba de todo lo que no iba bien en casa, Me llamaba <<furcia>>, <<zorra>>, <<zorra de mucho cuidado>> y <<pedazo de mierda>>. Lo que peor llevaba era que me llamara <<pedazo de mierda>>.

Publicado por:

Luis Peña

Mi padre me miraba con ansia. A mi madre la miraba con desprecio. Pensaba que yo había nacido para él.

Publicado por:

Luis Peña