Calificar
8,0 8 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Claudio es cubano, vive en Nueva York y trabaja en una editorial. Cecilia es mexicana, vive en París y es estudiante. En el pasado de él hay recuerdos de La Habana y el dolor por la pérdida de su primera novia, y en su presente, la complicada relación con Ruth. En el pasado de ella hay una adolescencia difícil, y en su presente, la relación con Tom, un chico de salud delicada con quien comparte su afición por los cementerios. Será durante un viaje de Claudio a París cuando sus destinos se entrecrucen. Mientras Claudio y Cecilia describen con minuciosidad su día a día en París y Nueva York, ambos dejan traslucir sus neurosis, sus pasiones, sus fobias y las reminiscencias del pasado que dictan sus miedos, dando cuenta de cómo se conocieron y de las circunstancias que los llevaron a gustarse, a quererse y a detestarse de manera intermitente. Después del invierno muestra con un estilo incisivo, a veces humorístico y a veces conmovedor, los mecanismos de las relaciones amorosas, así como sus diversos ingredientes. Con una banda sonora de fondo en la que suenan Nick Drake, Kind of Blue de Miles Davis, Keith Jarrett o Las horas de Philip Glass, la historia de amor entre Claudio y Cecilia forma parte de un relato mayor que abarca un periodo importante de sus existencias. Cada uno sigue su periplo trazando un mapa hecho de encuentros y ausencias, de búsquedas e incertidumbres, de anhelos y pesares; cada uno, obligado por sus circunstancias, desciende al abismo de sus derrotas anímicas en busca de las claves para relacionarse tanto con los otros como consigo mismo, y para construir, si es posible, su propio oasis de felicidad. Guadalupe Nettel ha escrito una novela rotunda, de una ambición e intensidad poco usuales, que ahonda con maestría en su reconocible universo, el de los seres que habitan los márgenes, el extrañamiento, la anomalía. Con ella se consagra definitivamente como una de las voces imprescindibles de la actual narrativa latinoamericana.

Año de publicación:2014

3 reseñas sobre el libro DESPUES DEL INVIERNO

Guadalupe Nettel ha escrito una novela rotunda, de una ambición e intensidad poco usuales, que ahonda con maestría en su reconocible universo, el de los seres que habitan los márgenes, el extrañamiento, la anomalía. Con ella se consagra definitivamente como una de las voces imprescindibles de la actual narrativa latinoamericana.


Me pareció una novela muy original por su estructura y narrativa, los dos personajes principales van contando su historia de manera independiente en capítulos intercalados (desconozco si exista algún otro libro escrito de esta forma). La trama muy interesante y atrapante sin embargo no pude evitar relacionarlo con el Tokio Blues de Murakami, escenas de sexo demasiado explícitas, suicidio, escenas con fondo musical en la que el escritor nos dice el nombre de la pieza, desengaño amoroso, depresión, etc. etc. etc. se me hacen demasiadas coincidencias y me atrevo a pensar que estamos ante una clara influencia de aquel escritor. No digo que sea algo malo, a la mayoría de los escritores les sucede (si no es que a todos), pero si considero cuando lees un libro que casi es una "copia fotostatica" de otro, se pierde un poco el interés (opinión personal).


Guadalupe Nettel nació en Ciudad de México en 1973, obtuvo el Premio Herralde por esta novela en el año 2014 y fue para ese mismo premio finalista en 2005 por El Huésped. Ha recibido además otros reconocimientos, entre ellos, Premio Internacional de Narrativa Breve de la Ribera del Duero, el Premio Nacional de Narrativa Gilberto Owen en 2007, el premio franco-mexicano Antonio Artaud en 2008 y el premio alemán Ana Seghers en 2009. Ha sido traducida a más de diez lenguas, siendo las suyas el castellano y el francés, y ha escrito entre otros, Pétalos y otras historias incómodas, El cuerpo en que nací, y un ensayo corto Para entender a Julio Cortázar. Estudió en México y en París y reside en Coyoacán. Después del invierno es protagonizada por dos personajes centrales: Claudio, un cubano radicado en New York que trabaja como editor, y Cecilia, una estudiante mexicana radicada en París para realizar un posgrado. Acompañan además otros personajes, que si bien no son centrales, tienen un efecto gravitante y profundo, Ruth, mujer de mediana edad y acomodada económicamente que se desempeña en el mundo de la moda, depresiva y amante de Claudio, y Susana, su ex novia. Por su parte, Cecilia presenta muy escasos vínculos o referencias familiares: su padre y una madre abandónica y Tom su vecino en París, transitando una enfermedad terminal. Estas son las piezas que componen el armado estructural y afectivo de ambos protagonistas, y cuya incidencia en el desarrollo de la obra es relevante, por como cada uno acomoda sus momentos con cada uno de ellos. Podemos acercarnos a esta novela desde dos miradas, la primera como una ficción vinculada a los procesos actuales migratorios con la carga cultural de los lugares de nacimiento de los protagonistas: La Habana y Oaxaca, y de los espacios en los que cada uno recala para su proyecto de búsqueda: New York y París. Han abandonado sus lugares con la idea de desprenderse de su cultura y de su historia. Prueba esto Cecilia cuando dice que “la algarabía mexicana me resultaba opresiva”. A ambos les pesa recordar y no muestran añoranzas. La otra mirada apunta a sus personalidades y constitución, son jóvenes huérfanos de infancia. Esa construcción carente de afecto los pone a ambos en ciudades por demás ajenas e indiferentes, con climas fríos muy duros y viviendas tipo nicho, oscuras, sin ventanas o ruidos y sin relaciones ni con vecinos. Después del invierno es una novela que arrastra esa grisura del espacio hacia los encuentros y los desencuentros cargados de muerte, enfermedad y soledad, y donde el amor se muestra esquivo. Quizás el hecho relevante de la novela es la muerte: Cecilia es adicta a los cementerios, a recorrerlos, ver tumbas y monumentos, mientras que Tom, su afecto circunstancial en París, se dedica a hallar en los cementerios tumbas de escritores famosos. Claudio, por su lado, tiene un estilo de vida similar a estar en un nicho aislado y sin contactos con el afuera, y con un estilo obsesivo compulsivo, el único toque de color podría verse en su pasión por la música, además es calculador y tiene una buena vida por su vínculo con Ruth. Con este marco, ambos se encuentran circunstancialmente y creen que ha nacido el amor, o lo que ellos suponen que es el amor o aquello que creen necesitar del otro para que no cambie su cotidianeidad. La novela si bien nos sumerge en un posible ambiente gris, frío por el clima de los lugares donde se desarrolla, tiene falta de situaciones de color, pasión o de alegría, circula como sobre una vía de resignación y pesimismo. Es por ello que claramente Nettle ha declarado en una entrevista que le gusta "señalar las cosas que la gente quisiera no mirar; en esos lugares pongo el reflector y encuentro materia prima para mi literatura”. Con este corolario es recomendable acercarse y apropiarse de la novela, ya que, Después del invierno, siempre e inevitablemente viene la primavera.


Más del autor GUADALUPE NETTEL


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA