Calificar:

8,4

255 votos

Sinopsis de DE RATONES Y HOMBRES

Un conmovedor canto a la amistad y una novela intensa. Narra la historia de Lennie, un deficiente mental, y su compañero y ángel de la guarda George, dos braceros al borde de la indigencia. Contratados en una granja regentada por un ex boxeador, la insatisfecha esposa del patrón pone en serios aprietos a Lennie, que la mata accidentalmente y huye al bosque.

25 reseñas sobre el libro DE RATONES Y HOMBRES

Mi primer acercamiento al autor fue una maravilla🙌🎊 "De ratones y hombres" comienza con dos hombres que van a buscar empleo. Con el correr del diálogo descubrimos que uno de ellos, Lenny, tiene retraso mental y por este motivo George, quien lo acompaña, le pide que no hable ya que fuera de eso, tenía muchas habilidades y fuerza para el trabajo en el campo. Lenny se apoyaba mucho su compañero para sobrevivir. Tenía un gran corazón pero su problema mental le había ocasionado muchas incomodidades a George, porque era habitual que se quedara mirando obsesivamente a una mujer, solo porque le gustaba su vestido, o por querer acariciar animales muertos. Un bueno incomprendido por su condición, lo cual hace inevitable la comparación con Frankenstein. A partir de allí aparecen otros personajes lo cuales funcionan para desarrollar la trama de manera muy interesante. Puede que por la mitad lo sintiera algo pesado o reiterativo (lo cual sucede mucho con los personajes con retraso mental) pero por el final la intriga se desarrolla perfectamente culminando con un gran mensaje y sobre todo dejándote el corazón en la mano♥😊 súper recomendado


Octubre 2021 “De ratones y hombres” es la historia de una amistad fraguada entre dos hombres a base de penurias compartidas y un sueño en común: el de alcanzar juntos una vida mejor. Un argumento sencillo para una obra con un gran componente humano y que constituye como es habitual en su autor una profunda crítica social retratando las miserias de la vida de los jornaleros del campo en la America de la Gran Depresión. George y Lennie, recorren juntos los caminos de California en busca de trabajo como braceros en los ranchos. Ambos sueñan con ahorrar para conseguir una finca en propiedad y montar en ella una granja de conejos. George es un hombre pequeño, inteligente y luchador, Lennie es un hombretón con una enorme fuerza bruta pero también con un déficit intelectual que le lleva a comportarse con la ingenuidad de un niño y que adora acariciar los objetos suaves. Mientras George tiene una gran habilidad para buscarse la vida, Lennie es incapaz de sobrevivir sin la ayuda de alguien y que continuamente comete errores que le acarrean multitud de problemas. Y George, aunque cansado de sufrir las consecuencias de los actos de Lennie y sabiendo que se trata de un ser indefenso y sin maldad, una y otra vez se compadece de él y le perdona sus equivocaciones. Una novela corta, narrada en un lenguaje sencillo y directo, sobre la que sobrevuela un continuo halo de lo que parece será una tragedia insalvable. Un relato que habla de gentes desarrapadas y sin fortuna, que luchan y se unen para intentar escapar de su inevitable destino pero que también enarbola valores tan necesarios en la adversidad como son la amistad, la compasión y la lealtad. Una obra maravillosa y aunque cruda, conmovedora y muy humana.


La fatalidad, ese es el trasfondo que envuelve a esta historia, las incansables ruedas del destino que aplastan y de la cual, ciertas veces, es simplemente imposible escapar. Existen personas a quienes los hados por alguna razón los tienen marcados y este relato es el perfecto ejemplo de esto. Es la historia de dos amigos que son totalmente opuestos entre si, tanto física como mentalmente, pero que tienen algo que los une y los lleva a luchar contra los irrefrenables "Idus de marzo", que es su inmensa amistad. Lennie es un gigante que tiene la mente y la inocencia de un niño y George es un hombre pequeño, inteligente y ciertamente muy noble que toma bajo sus alas a su amigo. A través de todo el relato vemos un trasfondo oscuro que intenta ser desesperadamente optimista y vencer a la fatalidad, es una búsqueda perpetua hacia la felicidad que en el entorno depresivo de la época en la cuál viven es solo un sueño que es interrumpido precisamente por la ya mencionada fatalidad que persigue incansablemente a Lennie, que a pesar de ser inocente como un infante camina bajo la sombra constante de la muerte. George lucha contra esa fatalidad pero finalmente se convierte en un instrumento de esta. Y no se puede decir más sin arruinar la sorpresa este ea un pequeño libro que sin entender porque no lo sueltas, te atrapa en un relato que va acelerando magníficamente su ritmo y tensión que acaba explotando en un final que te deja con la boca abierta. Es una muy buena obra que demuestra la sublime habilidad de uno de los mejores escritores estadounidenses de la historia, y después de leer este libro entiendes perfectamente el merecido premio Nobel que honra su increíble genio.


De vueltas al valle de Salinas (California) de la mano de Steinbeck, esta vez acompaño a dos amigos Lennie Small y George Milton que, al igual que tantos otros hombres de la época (década de los 30, tras la Gran Depresión) vagan de un lugar a otro buscando cualquier trabajo mal pagado que ni siquiera les asegurará un futuro cuando envejezcan y sus huesos no aguanten. George sueña con tener un pedazo de tierra propio y Lennie con una camada de conejitos a los que poder acariciar y es que Lennie, pese a tener el cuerpo de un gigante, tiene la mente de un niño pequeño y su comprensión es muy limitada. La vida en los ranchos es muy dura y los hombres no tienen piedad de los más débiles. Lennie sirve de burla, es un foco de problemas por eso no permanecen mucho tiempo en un mismo sitio. Esta vez,en esta nueva granja, George avisa a su amigo será mejor que no se meta en problemas; el hijo del dueño tiene un carácter endiablado y su esposa les pone ojitos a todos. Cuando parece que por fin van a tener suerte y gracias a su nueva amistad con Crooks y Candy casi tocan con sus dedos un pedazo de tierra a la que llamar hogar, Lennie se encuentra con ella (ni siquiera tiene nombre, la mujer eterna Eva a la sombra del varón) y algo sale muy mal… De Ratones y Hombres es una novela corta de Steinbeck que impacta. Es hermosa y tierna pero, a la vez, cruel y muy dura. Te hiere e indigna su lectura, más aún sabiendo que era la realidad de aquellos tiempos. Fue una novela prohibida, no hace mucho, en algunos lugares incluida la propia Norteamérica.


Una novela corta pero súper entretenida donde priman las relaciones de amistad, solidaridad y sueños por una mejor vida. En la realidad de las granjas de Estados Unidos en los años 30 se desarrolla la historia de Lenin y George, tan diferentes en sus aspectos físicos como en su forma de ser. Sus diálogos están llenos de imaginación, inocencia, ternura, pero sobre todo de amistad y compañerismo. Alrededor de ellos hay unos personajes muy peculiares que me robaron más de una risa por sus ocurrencias. El final aunque duro, me encantó. Recomendadisimo dejarse atrapar por unos instantes en una historia de vida y amistad en compañía de este autor. No digo más, para que mejor lo lean.!!


Hace poco releí esta maravilla de libro (corto y muy sustancioso) y me pareció aun mejor que la primera vez. Una constante en la literatura de Steinbeck es la denuncia social, por lo cual sus libros fueron vetados y fue etiquetado como socialista e incluso como comunista. No hay que perder de vista que fue un obrero, un trabajador de esos que tienen que subsistir con un ingreso irrisorio, por lo que en muchas de sus obras plasma esa desesperanza que se cierne sobre el hombre común ante la imposibilidad de materializar sus sueños. Este libro, recomendadísimo y sin desperdicio en sus pocas páginas, es al mismo tiempo una oda a la amistad y una queja por las condiciones de los trabajadores del campo que en la década de los treintas, tras la fuerte crisis, debieron buscar su sustento trasegando por trabajos muy duros con pagas miserables, que apenas les permitían ganarse el pan y de vez en cuando emborracharse hasta perder el sentido. Los dos protagonistas son personajes diametralmente opuestos: Lennie es un gigante, ingenuo y mentalmente discapacitado; mientras que George, pequeño y sagaz, su amigo inseparable, se ha echado a cuestas la responsabilidad de cargar con Lennie y cuidarlo. Creo que el libro estaba planteado inicialmente como una obra de teatro, en parte por los diálogos, y también porque son apenas cuatro escenarios y cinco actos completamente definidos. El bosque junto al estanque es un lugar lleno de simbolismo, donde el libro empieza y termina, pero hay muchos otros aspectos para analizar. Uno es la búsqueda del paraíso o, si se quiere, del sueño americano de hoy, que está representado en un terruño hipotético que anhelan comprar: durante todo el relato albergamos la esperanza de que lo consigan y puedan sobreponerse a la fatalidad que se intuye desde el primer acto. George está convencido que Lennie es un buen tipo, pero sabe -siempre lo ha sabido- que en algún momento va a cometer un error y él tendrá que estar ahí para socorrerlo. Otra alegoría es la del castigo: en el momento en que George abandona su deber de cuidar a Lennie y se va de juerga por única vez, va a recibir por ello un castigo insospechado y, si se quiere, desproporcionado. En varios libros de Steinbeck se refiere a los marginados, a quienes no tienen voz en la sociedad. En este relato son el negro Cooks, el viejo y discapacitado Candy, y la mujer de Curley, que ni siquiera tiene un nombre propio, y no tiene otra identidad ni otra función más que la que le otorga ser la esposa de alguien y vivir para complacerlo. Son tres seres frustrados, espiritualmente mutilados, con anhelos de comunicarse con los demás, pero cuyos sueños y aspiraciones a nadie interesan y para quienes la existencia misma es un tragedia que no pueden cambiar. Dejo una pregunta final, para quien se anime a leerlo o lo haya leído ya: ¿Por qué el libro se llama "De ratones y hombres" y no "De conejos y hombres"? Totalmente recomendado.


Este libro me lo hicieron leer en inglés en el instituto y no me enteré de nada. Le cogí manía y nunca se me hubiera ocurrido leerlo si no fuera porque el año pasado descubrí a Steinbeck con Las uvas de la ira y me fascinó. Me enamoré de su escritura y ahora ya quiero leerlo todo. Y cuánto me alegro de haberlo hecho. De nuevo nos encontramos ante una crítica social sobre la situación deplorable que vivieron los campesinos californianos durante la Gran Depresión. El autor parte de su propia experiencia para denunciar el abuso de los terratenientes y la explotación de sus trabajadores. Y, aunque gire alrededor de la misma temática que Las uvas de la ira y la grandeza de esta podría eclipsarla, en su brevedad encontramos la riqueza. En pocas páginas y a través de una trama aparentemente muy sencilla, consigue un relato de gran complejidad, que lleva al lector a reflexionar en profundidad. George y Lennie forman una pareja inseparable en busca de un lugar donde poder trabajar para ganar dinero y así poder hacer realidad sus sueños. Dos personajes antagónicos. George, pequeño y astuto. Lennie, grande y fuerte pero indefenso. La crudeza, la violencia y la desigualdad que les rodean contrastan con la ternura y sensibilidad que transmiten los dos. Dos hombres que se tienen el uno al otro y todo y así transmiten soledad. El machismo y la discriminación por racismo, pobreza o discapacidad mental y la búsqueda del sueño americano con la consecuente pérdida de las ilusiones, sustentarán el relato, pero no se quedará aquí sino que supondrá además una oda a la amistad y la lealtad en un mundo dominado por los hombres en el que ni la camaradería existe. A través de maravillosos diálogos como si de una obra teatral se tratara, con un estilo directo y conciso, y unas descripciones breves pero muy visuales, consigue trasladar al lector a esa ambientación sureña excelentemente lograda, para transmitir una sensación continuada de inquietud hacia un temido desenlace que no deja de sorprender y hace de esta pequeña joya una obra redonda. Una obra con gran carga emocional y un trasfondo moral que nos muestra las debilidades y las fortalezas de los seres humanos y las pone en tela de juicio. Una novela en la que el autor nos vuelve a mostrar gran maestría.


"Te tengo a ti y nos tenemos el uno al otro”. Es considerada una obra maestra de la literatura estadounidense. Es una de las obras más aclamadas y queridas del autor. Es una historia conmovedora, profunda, poderosa e impactante, que sirve como recordatorio de la importancia de la conexión humana y sigue siendo relevante hoy en día debido a sus temas universales y humanos. El autor crea personajes con quienes los lectores pueden identificarse y se preocupa por sus luchas y esperanzas. Explora temas importantes como la soledad, la amistad, la discriminación racial, la falta de oportunidades laborales y la lucha por la supervivencia en un mundo difícil. También destaca las dificultades que enfrentaban los trabajadores migrantes durante la Gran Depresión. El libro explora las vidas de dos amigos, que forman una pareja atípica. Son dos trabajadores emigrantes, George Milton y Lennie Small, que viajan juntos durante la Gran Depresión en busca de trabajo en ranchos de California. Cuyos esperanzados integrantes ostentan el sueño de trabajar duro para poder ahorrar el dinero suficiente con el cual poder adquirir una granja que les otorgue la libertad e independencia de la que actualmente se ven privados. La relación entre George y Lennie es especialmente poderosa, ya que muestra la importancia de la amistad en un mundo solitario y difícil. George es un hombre pequeño y astuto, mientras que Lennie es grande y fuerte, pero tiene una discapacidad mental que lo hace dependiente de George para su supervivencia. Lennie no podía conservar un empleo y le hacía perder todos los empleos a George. Se veían obligados a recorrer todo el país porque Lennie se metía en líos y hacia cosas malas. Sin embargo sus sueños de comprar su propia granja y vivir de la tierra, se ven frustrados cuando Lennie accidentalmente mata accidentalmente la esposa del dueño de la granja donde están trabajando, lo que les trajo consecuencias trágicas. Este brusco giro del destino, obligará a George a tomar una trágica decisión en aras de salvar a su amigo de un salvaje linchamiento, pero también adoptando de este modo una resolución en su propio provecho, al desprenderse de una pesada carga que ya no necesitaba para cumplir sus sueños.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR JOHN STEINBECK


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

PLÁSTICO CRUEL

JOSÉ SBARRA

Calificación General: 8,8Por leer

FRASES DEL LIBRO DE RATONES Y HOMBRES

Como a veces ocurre, en un momento dado el tiempo se detuvo y ese momento duró más que cualquier otro. Y el sonido se detuvo, y el momento se detuvo durante mucho tiempo, mucho más tiempo que un momento.


Publicado porSoniagh

No se necesitan sesos para ser bueno. A veces me parece que es más bien al contrario. Casi nunca un tipo muy listo es un hombre bueno.


Publicado porCeci Damiani ✨

Yo desearía que alguien me pegara un tiro cuando llegase a ser viejo y tullido.


Publicado porolyopiza

Esta noche voy a quedarme tendido aquí mirando al cielo. Esto es lo que me gusta.


Publicado porolyopiza

¿Sabes lo que podría hacer? Crooks se hizo más pequeño y se apretó contra la pared. Si, señora. Mantente en tu sitio entonces, Negro. Podría colgarte de un árbol tan fácilmente que no resultaría ni divertido. "


Publicado porMonteAquino

-George:"Los hombres como nosotros,que trabajan en los ranchos,son los tipos más solitarios del mundo.No tienen familia.No son de ningún lugar. Llegan a un rancho y trabajan hasta que ganan un poco de dinero para luego malgastarlo en la ciudad...¡Deshederados!".


Publicado porJoan-Manel10