Calificar
9,0 3 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Silvina Ocampo ​​ fue una escritora, cuentista y poeta argentina. Esta es una recopilación de todos sus cuentos. Escribía sobre niñas muertas o sentenciadas a muerte; sus personajes son un jorobado al que unos borrachos le planchan la joroba en una tintorería, una adivina que confecciona fajas y corpiños, resucitados, suicidas, una chica que queda paralítica después de un accidente y muere extenuada de tanto festejar, una maestra que amenaza a sus alumnos atrasados con las estatuas de los próceres que roban niños y que para persuadirlos alimenta con maíz a un caballo de bronce. Su narrador es un trapo o una muñeca y los protagonistas, niños asesinos, pirómanos, dos chicas que se cambian de ropa y de pies pero olvidan intercambiar sus ángeles guardianes. Una mujer que embalsama a su perro, en un cuento que Borges detestaba. Una niña que envenena a su vecina a punto de casarse, metiéndole una araña adentro del rodete. El niño anciano con dos muelas postizas, la cara cubierta de arrugas y dos o tres canas; la moribunda a la que las amigas le quieren robar la mucama. Miss Edwards, la institutriz que se volvió loca, por las noches le hacía los bigudíes a su discípula, enroscando las puntas del pelo alrededor del cuerito relleno, sostenido por dos cintitas. Un día la niña gritó «me duele, me duele» y ella le dio una bofetada.

Año de publicación:1993

1 reseña sobre el libro CUENTOS COMPLETOS

Cada cuento atrapa la atención de quien lee. No hay desperdicios, no se puede saltear las hojas ni siquiera un párrafo cuando el libro, como en este caso, narra desde una voz tan rara que enamora. Así como cada personaje (Coral Fernández. Kief, Cornelia) se enrieda en nosotros como lo oculto en sus tramas y en los pensamientos (La gallina de membrillo, La soga, Amada en el amado), en las voces y en las acciones, y nos volvemos parte de ellos hasta desearlos: los mundos creados por Silvina Ocampo se vuelven terriblemente familiares. Crueles pero que dan de ganas de querer quedarse, perversos hasta tal punto que es imposible desviar la mirada, e infinitamente amados como si allí pudiera palparse lo que sentimos. Quien navegue entre sus cuentos descubrirá un cauce lleno de disfrute, contemplando al mismo tiempo un universo maravilloso e inquietante como ella sola pudo escribir.


Más del autor SILVINA OCAMPO


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA